VALOR VS. APALANCAMIENTO

El 'Millionaire master plan': la fórmula para ganar muchísimo dinero

Roger James Hamilton está considerado uno de los emprededores más exitosos de los últimos tiempos. Hoy se dedica a aconsejar a nuevos empresarios

Foto: ¿Es la fórmula de la riqueza fácil de aplicar? (iStock)
¿Es la fórmula de la riqueza fácil de aplicar? (iStock)

Con sólo 21 años Roger James Hamilton (Hong Kong, 1968) fundó su primera empresa. Tras pasar por compañías de la talla de Dell, decidió que había llegado el momento de explicar todo lo que sabía sobre el mundo de los negocios. En 2002 publicó Wink and Grow Rich (Achievers International), un libro que se convirtió en best seller internacional. Desde entonces, Hamilton se dedica a asesorar a emprendedores sociales en su camino hacia el éxito. Algo que, en su opinión, es alcanzable para todos si se tienen en cuenta los fundamentos esenciales de cualquier empresa.

En su último libro, The Millionaire Master Plan: Your Personalized Path to Financial Success (Business Plus), Hamilton se atreve a trazar una formula de la riqueza que, asegura, es necesario seguir para acumular beneficios. Y es muy sencilla:

Riqueza = Valor x Apalancamiento

Roger James Hamilton. (Jhatka4u)
Roger James Hamilton. (Jhatka4u)

¿Y esto que quiere decir? Para explicar su teoría Hamilton utiliza una metáfora. En su opinión, crear riqueza no es lo mismo que hacer dinero. Como sabe cualquier hombre de negocios, lo importante es que el dinero fluya, y que este flujo pase por tu cartera. Y esto es lo mismo que ocurre en un río.

“El flujo de dinero sigue los mismos principios que el agua en su rio”, asegura Hamilton. “Las dos variables que determinarán el flujo de agua en cualquier parte del río son la profundidad y el ancho (o, más específicamente, su caudal, es decir, la anchura por la profundidad). De forma similar, las dos variables que generan riqueza y que determinarán el flujo de dinero son el valor y el apalancamiento”.

¿Qué es el valor?

Como explica Hamilton, el agua siempre fluye desde un punto elevado hasta el mar, y siempre en esa dirección. “La diferencia de altura determinará la velocidad del flujo de agua”, asegura el emprendedor. “Si doblas la profundidad del río, doblarás la velocidad a la que circula ésta”.  

“De forma similar”, continúa, “el dinero siempre circulará hacía el lugar en el que haya una diferencia de valor, y siempre de menor a mayor”. Esto es fácil de entender. Si yo vendo un reloj a 1.000 euros es porque pienso que no vale más que eso (pues siempre voy a querer obtener un beneficio). Si alguien lo compra es que le está dando más valor que el que tú le das. Entonces, el dinero fluye de sus manos a las tuyas. Si un objeto vale más, hará que circule más dinero. “Dobla el valor, y doblarás el flujo de dinero”.

¿Qué es el apalancamiento?

El apalancamiento financiero consiste, en resumidas cuentas, en usar una deuda para financiar una operación. Es decir, en vez de invertir nuestro dinero, invertir el de otras personas. O, siguiendo la metáfora de Hamilton, ensanchar la cuenca del río para agrandar el caudal de éste.

Hay personas que son capaces de crear productos de muchísimo valor, pero incapaces de que estos circulen

Para explicar esto el emprendedor tira de un ejemplo real, que conoce bien de sus años en Dell. En los años 80, cuenta, Bill Gates no tenía el software con más valor, pero fue el mejor practicando el apalancamiento. En esa época Steve Jobs no dejó de innovar, creando el mejor software del mercado, pero sólo podía usarse en sus ordenadores (su río tenía mucha pendiente, pero era estrecho). Gates, mientras, se dedicó a convencer a todos los fabricantes de ordenadores para que distribuyeran su software: la anchura de su río se multiplicó. A partir de entonces sólo tuvo que dedicarse a mejorar sus programas. Apple, por el contrario, tenía que dedicarse a mejorar el software, el hardware y el canal de distribución a la vez.

Jobs había creado una catarata del Niágara y fue despedido por su propio consejo de Administración en 1985. Sólo un año después, Gates sacó Microsoft a la venta y ganó instantáneamente 236 millones de euros. Había creado un Misisipi. Más tarde Jobs reinventaría el negocio y se haría también inmensamente rico, pero eso es otra historia.

El 'Millionaire master plan': la fórmula para ganar muchísimo dinero

El secreto del éxito

Hamilton deja bien claro que si pretendemos ganar dinero ignorando una de las dos variables de la ecuación de la riqueza nuestro negocio será un absoluto fracaso. Y es algo que pasa a menudo. Hay personas que son capaces de crear productos de muchísimo valor, pero incapaces de que estos circulen. Y hay personas que sólo se dedican a circular el dinero sin crear valor, lo que al final acaba llevándoles a la ruina.

Si has contratado un equipo y has fallado a la hora de dar valor a su tiempo, terminarás en una situación pero de la que has empezado

“El apalancamiento”, puntualiza Hamilton, “tiene el poder de acelerar masivamente el dinero que haces, pero también el que pierdes. Si has contratado un equipo y has fallado a la hora de dar valor a su tiempo, terminarás en una situación peor de la que has empezado. Si has recaudado dinero a través de financiación externa y no consigues extraer el valor de ese dinero acabarás teniendo un problema”.

En definitiva, sólo hay una cosa que puedes “apalancar” para crear riqueza: el valor. Y en esta fórmula el orden de los factores sí altera el producto: asegúrate de crear valor antes de apalancar. Si no haces esto no sólo estarás timando a aquellas personas que han confiado en ti, además acabarás endeudado. 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC