PRESENTACIÓN DEL INFORME 'PANORAMA'

El paro de los españoles con estudios superiores triplica la media de la OCDE

La tasa de paro de los españoles con estudios terciarios es del 14%, casi el triple que la media de la OCDE, según el informe 'Panorama de la Educación 2014'

Foto: España está por encima de la media de la OCDE en número de jóvenes que ni estudian ni trabajan. (Corbis)
España está por encima de la media de la OCDE en número de jóvenes que ni estudian ni trabajan. (Corbis)

¿Generación nini? El informe Panorama de la Educación publicado hoy mismo por la OCDE pone de manifiesto que España es uno de los países desarrollados con un mayor número de jóvenes que ni estudian ni trabaja. Durante la presentación del informe, que contó con la participación de la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades Montserrat Gomendio, casi uno de cada cuatro jóvenes de entre 15 y 29 años estaba completamente inactivo durante el período analizado por el informe, el curso educativo 2011-2012. Ello se traduce en un 7% de la población entre 15 y 19 años, más del doble del promedio de la OCDE, un 23% en las edades comprendidas entre los 20 y los 29 años. Un dato preocupante en cuanto que, como explica el informe, “es un indicador de las dificultades a las que se tienen que enfrentar los jóvenes a la hora de encontrar empleo”.

La tasa de paro de los adultos españoles con estudios terciarios (Formación Profesional de grado superior y Universidad) es del 14 por ciento, casi el triple que la media de la OCDE, que es del 5 por ciento, según el informe, en el que han participado 44 países. No obstante, el informe asegura que "un alto nivel de educación está correlacionado con un alto nivel de empleo", puesto que mientras la tasa de empleo en la población con Educación Terciaria se encuentra en un 77%, el porcentaje desciende hasta el 49% entre las personas con un nivel educativo inferior a segunda etapa de Educación Secundaria. 

Muchos jóvenes en España tratan de tener más estudios para protegerse del desempleo pero estos no les garantizan esta protección

Aunque el documento indica que las tasas de paro en España son más altas, también advierte de que un título en educación terciaria no reduce el riesgo de desempleo tanto como en otros países de la OCDE (55% en España frente al 63% de media de la OCDE). Esta situación se da también en Estonia, Hungría, Irlanda, República Checa y República Eslovaca.

"Muchos jóvenes en España tratan de tener más estudios para protegerse del desempleo pero estos no les garantizan esta protección", ha advertido el director de Innovación e Indicadores de Progreso de la OCDE, Dirk Van Damme, que ha presentado los resultados de España en este informe. En España, la diferencia salarial entre los adultos que no habían alcanzado la Secundaria de segunda etapa y los que sí la habían alcanzado se mantuvo estable entre 2005 y 2011, mientras que la diferencia entre los adultos con Educación Secundaria de segunda etapa y los que tenían Educación universitaria o superior aumentó considerablemente, de un 37% en 2005 a un 41% en 2011. La brecha se abre aún más. 

El informe indica que a pesar del avance que se ha producido en España en evolución del nivel de formación en la población adulta desde el año 2000 a 2012, existe una diferencia en la formación alcanzada por los adultos de más de un 20% en relación a otros países de la OCDE tanto en Primaria y ESO (45% frente al 24%) como en secundaria postobligatoria (22% frente al 44%).

España, peor que la OCDE, pero mejor que hace unos años

Durante el año 2012, el 45% de la población española adulta tenía un nivel de estudios por debajo de la Secundaria de segunda etapa, es decir, habían alcanzado como máximo la Educación Secundaria Obligatoria, mientras que el promedio de la OCDE se encontraba en un 24%. Además, España es, junto a países como Italia, Portugal y Turquía y otros latinoamericanos como México o Chile, uno de los países donde menos de un 60% de la población de entre 25 y 64 años tienen niveles de estudios de Educación Secundaria de segunda etapa o Terciaria, mientras que la media en los 44 países de la OCDE es del 77%. Los datos muestran, sin embargo, la evolución positiva de España en cuanto al nivel de estudios de sus ciudadanos: si tan sólo el 35% de la población entre 55 y 64 años ha alcanzado la segunda etapa de la Secundaria, entre los jóvenes de 25 a 34 años, dicho porcentaje aumenta hasta el 64%.

En España, más de uno de cada dos adultos (entre 25 y 64 años) tienen el mismo nivel de educación que sus padres (55%), mientras que alrededor del 40% tiene un nivel educativo superior al de sus padres, y el 6% tiene un nivel educativo más bajo que al menos uno de sus padres. Indicadores positivos respecto a la historia de nuestro país. En España, el nivel de estudios de los padres influye menos que en otros países a la hora de realizar estudios universitarios, ya que un tercio de estudiantes entre 20 y 34 años que cursan Educación Terciaria tienen padres con un nivel educativo inferior a la Secundaria de segunda etapa, alrededor de un tercio tienen al menos un padre con un nivel de estudios de Educación Secundaria de segunda etapa, y también uno de cada tres tienen al menos un padre con Educación Terciaria.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios