SOBREVIVIÓ EN UN ATOLÓN DE MICRONESIA

Una foto resuelve el misterio de Amelia Earhart, la célebre aviadora

El análisis de una fotografía podría resolver uno de los mayores misterios de la aviación hasta la desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines

Foto: La aviadora norteamericana Amelia Earhart, en 1937. (Corbis)
La aviadora norteamericana Amelia Earhart, en 1937. (Corbis)

El análisis de una fotografía podría resolver el mayor misterio de la aviación hasta la desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines, el caso Amelia Earhart. La célebre aviadora norteamericana que desapareció en 1937 mientras trataba de realizar el primer viaje aéreo de una mujer alrededor del mundo. Las últimas comunicaciones que mantuvo por radio situaban su avión, apodado Electra, en el suroeste del Océano Pacífico, concretamente a 232 kilómetros de las islas Nukumanu (Papúa Nueva Guinea).

Cuando se determinó que podía haberse estrellado en el mar, el presidente de Estados Unidos por aquel entonces, Roosevelt, ordenó una costosa operación de búsqueda, con nueve barcos y 66 aviones. Los restos del fuselaje nunca aparecieron. Según la historia oficial, Earhart no habría sobrevivido al accidente, pero las nuevas pruebas parecen evidenciar que aterrizó en una isla del archipiélago de Kiribati. Al menos, esto parece desprenderse del primer análisis forense de unos restos de fuselaje allí encontrados, y que han sido comparados con una fotografía que la intrépida aviadora se realizó junto al Electra antes de partir.

La causa de su muerte no se debió al impacto de su aeronave en el mar, sino que probablemente fue el hambre, la sed o alguna enfermedad lo que pudo acabar con su vida

La pieza clave que ha cuadrado el puzle de los investigadores es un brillante parche rectangular en la parte trasera del avión que destacaba claramente del resto del fuselaje, como puede observarse en la foto. Un “apaño” de urgencia que tuvo que realizarse al Electra tras haber tenido problemas en su primer despegue, deslizándose fuera de la pista. Ahora, los forenses, ayudados por computadoras de alta resolución para analizar la imagen, han asegurado que este distintivo es la “prueba concluyente” de que Earhart sobrevivió.

Restos óseos

La causa de su muerte no se debió pues al impacto de su aeronave en el mar, sino que probablemente fue el hambre, la sed o alguna enfermedad lo que pudo acabar con su vida. El atolón de Micronesia en el que han sido recuperados los restos del fuselaje estaba deshabitado en aquel momento.

La veracidad de este descubrimiento estaría refutada por una pista previa que situó en los años 60 a la isla Gardner en el foco de atención. Por aquel entonces, un exmarine reveló que durante un viaje a dicha isla con las tropas norteamericanas, un miembro de la tribu que le dijo que cuando se trasladaron a la isla habían encontrado un esqueleto humano y un zapato de mujer. Un tipo de calzado que los nativos no utilizan.

Ruta prevista de Earhart. La línea continua representa la ruta realizada. (Wikimedia Commons)
Ruta prevista de Earhart. La línea continua representa la ruta realizada. (Wikimedia Commons)

Los restos óseos fueron entregados a los responsables de la administración colonial del Reino Unido, tal y como consta en los registros militares británicos, aunque dichas pruebas desaparecieron posteriormente. El resto del fuselaje que ahora trata de cotejarse con la imagen realizada por un fotógrafo de The Miami Herald, el 1 de junio de 1937, no fue hallado hasta 1991.

Los investigadores tratarán de realizar una segunda verificación comparando los remaches de la pieza encontrada en la isla con los del avión de Earhart. Unas conclusiones que podrían poner fin a la multitud de teorías que se han lanzado sobre la muerte de la aviadora. 

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios