COSAS QUE TU JEFE NO DEBE CONOCER

Los secretos que tu currículum revela y no te interesa que se sepan

Tu currículo dice a tus futuros empleadores muchas más cosas de las que puedes creer, y algunas de ellas no te interesan que se sepan. Revísalo bien

Foto: Los empleadores buscan cualquier detalle en un CV que les invite a descartar la candidatura. (Corbis)
Los empleadores buscan cualquier detalle en un CV que les invite a descartar la candidatura. (Corbis)

Tu currículo dice a tus futuros empleadores muchas más cosas de las que puedes creer, y algunas de ellas no te interesan que se sepan. La forma en que escribes tu CV puede aportar cierta información a los responsables de recursos humanos que no podrían preguntarte directamente en una entrevista, pero que sí les interesa saber.

La ley española es clara al respecto: “Se consideran infracciones muy graves solicitar datos de carácter personal en los procesos de selección o establecer condiciones, mediante la publicidad, difusión o por cualquier otro medio, que constituyan discriminaciones favorables o adversas para el acceso al empleo por motivos de sexo, origen, incluido el racial o étnico, edad, estado civil, discapacidad, religión o convicciones, opinión política, orientación sexual, afiliación sindical, condición social y lengua dentro del Estado”.

No sólo debes tratar de ocultar aquellas cosas que el empleador no va a poder preguntarte en la entrevista, sino también otros detalles que los empleadores consideran relevantes (para mal)Por suerte, cada vez hay menos empleadores que preguntan a las mujeres si tienen hijos o planean quedarse embarazadas –una práctica ilegal–, pero nada les impide hacerse una idea de la situación familiar del candidato a raíz de la información que compartimos en nuestro currículo.

Teniendo en cuenta la cantidad de CV que pasan por las manos de un directivo, y el poco tiempo que emplean en leerlos, es decisivo que ocultes cierta información sensible que puede apartarte de la lucha por el puesto. No sólo debes tratar de ocultar aquellas cosas que el empleador no va a poder preguntarte en la entrevista, sino también otros detalles que los empleadores consideran relevantes (para mal) en un CV y que puedes pasar fácilmente por alto.

Estas son siete cosas que tienes que evitar mostrar en tu currículum:

Edad

Aunque en España es muy habitual incluir la fecha de nacimiento en la sección de datos personales del currículum no es una información que tengamos que aportar obligatoriamente.

La edad no aporta nada relevante al currículo pero puede servir a la persona que lo lee para descartar el CV sin reparar siquiera en la experiencia y formación del candidatoPero, aunque ocultemos nuestra fecha de nacimiento, es un dato que se puede obtener de forma bastante precisa sin necesidad siquiera de andar buscando en los perfiles de las redes sociales del candidato. Si en el CV incluyes el año en que te graduaste, o en el que estuviste trabajando en uno u otro sitio, el empleador podrá hacerse una idea aproximada de tu edad, sin tener que preguntarte nada que no debe.

Hay dos perfiles a los que les interesa ocultar la edad en la medida de lo posible: los mayores de 40 y los jóvenes que estén optando a puestos de gran cualificación. Estos dos tipos de candidatos harían bien en dar la menor información posible sobre su edad, pues no aporta nada relevante al currículo y, sin embargo, le puede servir a la persona que lo lee para descartar la candidatura por una cuestión que nada tiene que ver con la formación, la experiencia y los méritos. Dicho esto, hay muchos empleadores que desechan los currículos en los que no aparece la fecha de nacimiento, y contra esto nada puede hacerse. 

Situación familiar

A los empleadores no les interesa contratar a gente que tenga hijos, pues es más probable que tengan más (con la consiguiente baja) y tengan cargas familiares que les obliguen a abandonar el trabajo antes de tiempo o llegar tarde. Por supuesto, este es un detalle que nadie pone voluntariamente en el currículo, pero hay detalles que pueden indicar al empleador que el candidato es padre.

Evita cualquier detalle que pueda hacer creer al empleador que tienes cargas familiaresDebes ocultar cualquier tipo de voluntariado en asociaciones de padres, ligas juveniles o cualquier cosa que indique que tienes retoños. Por supuesto, si llegas a una entrevista, no debes dar bajo ningún concepto esta información. Los responsables de RRHH usan todo tipo de tretas para saber si tienes hijos sin preguntarlo directamente, diciendo cosas como “¿si viajar fuera parte importante del trabajo, tendría alguna restricción para hacerlo?” o “en caso de ocurrir alguna emergencia, ¿a quién debemos notificar?”. Si te preguntan esto busca cualquier otra respuesta que no sea: “tengo cargas familiares”. Probablemente es la respuesta que estaban buscando para descartarte.

Afiliación política y religiosa

De nuevo, se trata de cuestiones por las que un empleador no puede preguntar, pero puede entrever en tu curriculum. Sería precioso que las empresas no discriminaran a sus trabajadores por cuestiones políticas y religiosas, pero muchos jefes prefieren emplear a gente ideológicamente afín y si descubren de qué pie cojeas, y no es el mismo que el suyo, tu currículum irá a la basura.

Ni que decir tiene que es recomendable eliminar del currículo la militancia en partidos políticos y los voluntariados en centros religiosos (a menos que sepas que se trata de una información que se valorará positivamente en el trabajo al que optas).

Bajo una falsa camaradería, algunos responsables de RRHH tratan de sonsacar información personal a los candidatos. (Corbis)
Bajo una falsa camaradería, algunos responsables de RRHH tratan de sonsacar información personal a los candidatos. (Corbis)

Poca atención al detalle

Parece una obviedad, pero es muy importante que a la hora de repartir tu CV estés muy seguro de que no contienen ninguna errata o falta de ortografía. El currículum tiene que tener una redacción perfecta, pues si un empleador encuentra alguna falta pensará inmediatamente que el candidato es vago o, al menos, poco atento. Una simple errata te coloca en una posición desfavorable frente a currículos parecidos de otros candidatos que estén redactados de forma impecable. Antes de enviar un currículo revísalo varias veces y pide a algún amigo, a ser posible experto en escritura, que lo lea en busca de errores.

Escasa progresión laboral

Los empleadores buscan candidatos con una carrera interesante. Si tu CV muestra que durante décadas has estado en el mismo puesto, los responsables de RRHH pueden pensar, con razón, que no eres un trabajador destacable, ya que no has progresado en tus anteriores trabajos.

Si entre medias de dos trabajos relevantes has desempeñado una labor prescindible elimínala del currículoEn ocasiones esta percepción no es real, pero al final es la que cuenta. Es por ello que debes tratar de mostrar en tu currículo los avances que has logrado en tus anteriores trabajos. Tal como está la situación laboral, es probable que tu categoría oficial no se corresponda con tu desempeño real en la empresa, pero es esto último lo que debes reflejar en el CV, pues al fin y al cabo es el puesto que has cubierto realmente.

Si entre medias de dos trabajos relevantes has desempeñado una labor prescindible, que no ha aportado nada a tu trayectoria profesional, no te cortes al eliminarla del currículo.

Poco compromiso

Las empresas invierten siempre un dinero en reclutar, entrevistar, contratar y entrenar a nuevos trabajadores. Después de haber fichado a un nuevo empleado lo que menos les interesa es que se marche pasado unos meses. Es por esto que los responsables de recursos humanos desconfían enormemente de los currículos que muestran demasiados empleos en un pequeño periodo de tiempo, pues pueden indicar una falta de compromiso.

Todo el mundo puede tener una mala racha y encadenar despidos repetidos, pero es algo que es preferible maquillar en el CVHaber tenido cinco o más empleos en un periodo de diez años es suficiente para que los empleadores tengan la mosca detrás de la oreja. Que hayas pasado por muchos trabajos no significa que tengas falta de compromiso, pero de nuevo la apariencia es lo que cuenta. Todo el mundo puede tener una mala racha y encadenar despidos repetidos, en empresas pequeñas que no han calculado bien sus posibilidades, pero eso no lo puedes poner en el currículo. Como en el caso anterior, es preferible que elimines del CV los trabajos en los que has estado muy poco tiempo: sólo aportarán confusión a tu candidatura.

Imposibilidad de incorporación inmediata

Por lo general, cuando una empresa está buscando a un trabajador es porque necesita que alguien cubra un puesto vacante de inmediato. Cualquier detalle del CV que invite a pensar que el candidato no va a poder empezar a trabajar enseguida puede hacer que se descarte a la persona en cuestión. El detalle más evidente que muestra esta posible falta de inmediatez es la dirección que aporta el candidato: si reside en una ciudad distinta al lugar en que se requiere al trabajador es posible que el responsable de RRHH descarte la candidatura, máxime si tiene otros CV igual de válidos.

Si estás presentándote a un proceso de selección en una ciudad distinta a la tuya deja claro en el propio currículum que no tienes problema en mudarteEsto no quiere decir que tengamos que enviar currículos con distintas direcciones en función de la empresa a la que optemos, pero si estás presentándote a un proceso de selección en una ciudad distinta a la tuya deja claro en el propio currículum que no tienes problema en mudarte y tu disponibilidad es inmediata. Así evitarás malentendidos innecesarios.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios