JODI ELLEN, AUTORA DE LA TRILOGÍA 'MI HOMBRE'

Los hombres que de verdad gustan a las mujeres, según la escritora de moda

Jodi Ellen Malpas está triunfando en las listas de venta internacionales con su trilogía Mi hombre, la última expresión exitosa del género literario de moda

Foto: Jodi Ellen, autora de la trilogía Mi Hombre. (Adrian Sherratt)
Jodi Ellen, autora de la trilogía Mi Hombre. (Adrian Sherratt)

Jodi Ellen Malpas está triunfando en las listas de venta internacionales con su trilogía Mi hombre (Ed. Planeta), la última expresión exitosa del género literario de moda, ese que inauguró para el siglo XXI 50 sombras de Grey. La fusión de romanticismo y erotismo ha conseguido que un estilo teóricamente agotado resurja con enorme fuerza comercial. Jodi Ellen, zapatillas Converse, look posh de mediana edad y gestualidad de niña bien, es una buena representante de esta nueva oleada, tanto por su estilo narrativo como por representar adecuadamente al público al que está destinada.

Jodi Ellen abandonó los estudios a los 17 años para trabajar en una compañía de máquinas de entretenimiento, empleándose después en la empresa de pavimentación de su padre. Sin formación universitaria ni preparación literaria, decidió un día dar rienda suelta a su evidente (“y vívida”) imaginación, y terminó una novela que envió a un agente londinense sin otro resultado que la consabida negativa cortés.

Pero una amiga la convenció de que autopublicara el libro, y su aceptación en el estrato digital llevó a una editorial a confiar en el producto. Con mucha vista, porque Mi hombre, de la que se publica ahora la tercera parte, Obsesión (Ed. Planeta), se ha convertido en una de las obras más vendidas de los últimos años.

El secreto de su éxito, asegura Malpas, reside en escribir obras que van al grano (“los lectores conectan con mi estilo porque no les aburro con capas y capas de elementos irrelevantes”) y porque “son más románticas que eróticas”.

Malpas está en Madrid para presentar Obsesión, pero también para acudir al IV Encuentro de Romántica Adulta, que se inaugura esta tarde en Madrid. Conversamos con ella acerca de su obra y de algunas constantes del género, como el tipo de hombre que las lectoras prefieren. Los varones más atractivos:

1. Tienen un punto perverso

P. El género literario que practicas suele estar protagonizado por hombres a los que les gustan las perversiones…

R. Sí, pero Jesse (el protagonista de Mi Hombre) no es malo, es un macho alfa. Hay diferentes niveles de macho alfa y Jesse está en el superior. Es el tipo de hombre que la mujer quiere, porque la mujer desea ser el deseo del hombre.

2. Son apasionados. Se encienden fácil

Toda mujer, por independiente que sea y por mucho éxito que tenga en su trayectoria profesional, lo que quiere es ser deseadaP. Suelen ser hombres muy intensos.

R. Toda mujer, por independiente que sea y por mucho éxito que tenga en su trayectoria profesional, reconocerá si es honesta que lo que quiere es… ser deseada. Y Jesse es muy intenso y apasionado, y quiere a Ava (la heroína de la trilogía) y se lo demuestra.

3. Atraen, pero asustan

P. ¿No se asustarían si se encontraran con un personaje así en la realidad?

R. Muchas lectoras se acercan a preguntarme dónde pueden encontrar un Jesse… Pero no sé si realmente les gustaría si lo consiguieran. Hablamos de una novela, esto es, de una ficción, y creo que el pensamiento real de las mujeres oscila entre “sí, lo quiero” y, “si lo tuviera, no sé qué pasaría”. Pero mis lectoras se ponen en los zapatos de Ava para ver cómo lidia con este personaje -yo también lo he hecho- y pueden experimentar su enorme pasión.

4.  Son hombres con los que primero se acuestan y luego los conocen. Y se encuentran con que…

P. En la vida suele ocurrir que la gente tiene sexo primero, y luego ya se va conociendo. En tu novela también…

R. Ava se enamora de él y se da cuenta de que tiene mucho por descubrir, de que hay mucho secreto tras su forma de actuar y eso la intriga.

5. Están marcados por el trauma

P. Muchos protagonistas de estas novelas ocultan historias difíciles de su pasado. También Jesse.

R. Sí, si no es así, la historia se hace aburrida, ¿no? Las lectoras primero no entienden a Jesse, después van comprendiéndolo y al final empatizan con él y sienten algo de compasión.

Además de estos estereotipos sobre los hombres que ocupan el imaginario femenino, hay algunos más circulando por el género: no tienen inconveniente en utilizar de vez en cuando un léxico vulgar, sus protagonistas hacen mucho el amor, habitualmente en sitios insospechados, porque el sexo es el nuevo romanticismo y, claro está, el amor triunfa al final. Eso sí, hay un par de detalles más que convendría apuntar como elementos del éxito de estas novelas: sus protagonistas tienen dinero y son guapos.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios