expertos y policía dan la alarma

La heroína vuelve con la crisis: desconocida y a mitad de precio que la cocaína

La muerte del actor Seymour Hoffman le ha puesto rostro a su resurgir en EEUU. En España, los psicólogos tratan cada vez a más heroinómanos

Foto: El consumo de heroína ha repuntado en países como EEUU o España. (Corbis)
El consumo de heroína ha repuntado en países como EEUU o España. (Corbis)

La heroína ha vuelto. La muerte del actor Seymour Hoffman le ha puesto rostro a su resurgir en EEUU. En España, la última estadística del Plan Nacional de Drogas, elaborada con datos del 2010, no indica ningún repunte sustancial. Sin embargo, los psicólogos clínicos tratan cada vez más con personas que han caído en esta vieja adicción. “Los datos estadísticos aún no lo recogen, pero cuando nos juntamos en los congresos todos coincidimos en que se está produciendo un repunte, no demasiado elevado, pero sí considerable”, advierte José Antonio Molina, psicólogo experto en adicciones.

Cuando los planes nacionales contra las drogas habían bajado la guardia ante esta sustancia en extinción, para enfocar sus campañas en otras adicciones más generalizadas como la cocaína o el alcohol, y cuando la memoria histórica sobre esta lacra de los 70 y 80 se disipaba entre las generaciones más jóvenes, la heroína ha vuelto a las calles. Su regreso ha sido sigiloso, aprovechando el contexto de crisis y la degradación de las condiciones de vida de las clases medias españolas.

El consumo de heroína en EEUU se incrementó un 79% entre 2007 y 2012. A nivel mundial, la adicción a los opiáceos (principalmente, a la heroína) es la que más ha aumentado de entre todos los tipos de estupefacientes: un 74%, según los datos recogidos en el mayor atlas de la droga, publicado en The Lancet.

Desde hace unos tres años se está detectando un mayor movimiento y consumo de heroínaEn este resurgir, la heroína ha dejado de ser una lacra principalmente urbana para extenderse a zonas del extrarradio y rurales. Los perfiles prototípicos de consumidores, como ya sucedió en los años de su apogeo, son heterogéneos y sin distinción de clase social. Molina, que también es el autor del libro SOS… tengo una adicción (Pirámide), llama la atención por el “aumento que estamos viendo los psicólogos clínicos en las consultas, incluyendo nuevos perfiles que antes no eran nada habituales”.

Los narcos reinventan su negocio

A primera vista, la cocaína y la heroína son drogas antagónicas, con unos efectos totalmente distintos. Una es estimulante del sistema nervioso central y la otra es depresora. Pese a ello, tienen una relación directa. “Existen perfiles de consumidores de cocaína que para bajar su efecto toman heroína. No es habitual, lo más normal es que lo hagan con alcohol, pero sí existen casos en que, lógicamente, acaban enganchados también a la heroína”, apunta Molina. Este podría haber sido el callejón por el que transitó Hoffman hasta que una sobredosis acabó con su vida. La policía encontró 50 papelinas con esta sustancia en su apartamento.

Su regreso ha sido sigiloso, aprovechando el contexto de crisis y la degradación de las condiciones de vida de las clases medias españolasEl abaratamiento del precio de la heroína ha ido parejo al aumento de su presencia en las calles. A día de hoy, un gramo de esta sustancia puede encontrarse casi a mitad de precio que el de la cocaína (alrededor de 35 y 60 euros, respectivamente). La heroína baja de precio, la cocaína se mantiene, un claro indicativo de que cada vez entra más caballo en el país, pues el mercado negro de la droga se mueve según la ley de la oferta y la demanda, como bien saben en la UDYCO (Unidad de Drogas y Crimen Organizado), que sigue el rastro de los precios de mercado.

Los cuerpos de seguridad del Estado ya han alertado a los responsables de los grupos antidroga por el repunte del caballo, tras incautar varios alijos importantes. Además, se investiga si los narcos han pasado del tráfico de cocaína al de heroína. “Desde hace unos tres años se está detectando un mayor movimiento y consumo de heroína”, explicaba tras una operación antidroga el máximo responsable del Grupo Operativo de Tráfico Medio de Estupefacientes de la Comisaría de Pontevedra.

El poblado de la Cañada Real es el mayor supermercado de heroína de España. (EFE)
El poblado de la Cañada Real es el mayor supermercado de heroína de España. (EFE)

Jóvenes, desempleados de la construcción y adictos a otras drogas

El bajo precio es una de las claves que puede explicar la vuelta de la heroína. Sobre todo, en un contexto en el que muchos adictos a la cocaína no pueden seguir permitiéndosela. Como apunta un trabajador de Proyecto Hombre en Madrid, que prefiere no dar su nombre por respeto a sus pacientes, “se está produciendo lo que nosotros llamamos el “fenómeno Don Simón”. Muchas personas que eran adictas a la cocaína ahora lo son al vino barato de cartón porque no tienen dinero para más. La mayoría trabajaban en la construcción y ahora están desempleados, por lo que no pueden consumir y cambian una adicción por otra más barata que se puedan permitir”.

España es la vía de paso hacia Europa de toda la droga, por lo que aquí la accesibilidad es mayorUna situación que también explica el auge de las drogas caseras low cost. Se trata de las denominadas 'krokodil', 'sisha', 'baths' o ‘matapobres’. Cada dosis cuesta entre tres y cinco veces menos que una convencional y en los últimos meses han sembrado los suburbios de las grandes ciudades, sobre todo de Grecia y Rusia. Para su confección se utilizan sustancias de todo tipo, una adulteración que, según las primeras hipótesis, podría haber provocado la muerte del actor norteamericano: se especula que la heroína que consumió podría estar adulterada con fentanilo, un fármaco derivado del opio que se usa para la anestesia general.

Entre las causas que están detrás de la vuelta de la heroína a las calles, además del bajo precio, Molina señala otras dos de carácter sociológico. En primer lugar, apunta, “la gente joven no ha vivido lo que pasó en los 80, esa imagen no está en su cabeza, por lo que es mucho menos consciente de sus destructivas consecuencias”. En segundo lugar, el experto en adicciones apunta a una causa que indirectamente influye en la anterior, y es que “las compañas contra las drogas ya no están enfocadas en la heroína, aunque quizá porque eran menos necesarias que la cocaína”. Unas condiciones que hacen que la heroína ya no sólo se asocie a estratos marginales de la sociedad.

Los fenómenos de drogadicción en EEUU se trasladan a España

Para Amparo Carreras, psicóloga clínica del Centro de Atención Integral a la Drogodependencia de San Fernando de Henares (Madrid), la cocaína sigue siendo la droga que más demanda de tratamiento genera. En el caso de su centro, que ofrece atención a una media de cien personas, no ha observado ningún repunte notable de adicciones a la heroína. En estos momentos dice tener serias dudas de que vuelva a generalizarse el caballo, y matiza que en EEUU hay mucha más adicción a los analgésicos opiáceos, prescritos con receta médica, que a la heroína en sí misma. Una tendencia que también se ha observado en España.

Estos medicamentos no están exentos de peligros, pues según un estudio publicado en el New England Journal of Medicine por Theodore Cicero, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington, algunos pacientes que dejan de tener acceso a las recetas se pasan a la heroína. Por este y otros motivos, EEUU encabeza la clasificación de países donde más ha aumentado el consumo de dicha sustancia.

Tradicionalmente, EEUU ha ejercido una influencia directa en otros países en lo que a drogas de moda se refiere, explica Molina, una situación que para Carreras se debe a que “España es la vía de paso hacia Europa de toda la droga, por lo que aquí la accesibilidad es mayor”. Las fuerzas de seguridad y los expertos en adicciones ya han dado la señal de alarma. Ahora, el reto es frenar la vuelta de esta peligrosa droga antes de que sea demasiado tarde.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios