La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

PROSTITUTAS, DROGAS y mucho DINERO

La obscena historia del Lobo de Wall Street, vista por los banqueros británicos

Cinco banqueros británicos vieron la película sobre el salvaje corredor de bolsa Jordan Belfort, y estas fueron sus impresiones sobre el lascivo retrato
Foto: Leonardo Dicaprio interpreta al 'Lobo de Wall Street'.
Leonardo Dicaprio interpreta al 'Lobo de Wall Street'.

Las memorias del corredor de bolsa Jordan Belfort, El Lobo de Wall Street (Deusto), llevadas ahora a la gran pantalla bajo la dirección de Martin Scorsese, han hecho que sea difícil volver a mirar con los mismos ojos al mundo financiero. Para acercarnos a su particular retrato en primera persona del mundo financiero, nadie mejor que sus colegas de profesión. ¿Todos los brokers son megalómanos, lascivos, trepas y prepotentes sin escrúpulos? ¿Tienen un estilo de vida común? ¿Las drogas, el sexo y el desenfreno son su verdadera seña de identidad?

Coincidiendo con el preestreno del filme, el diario británico The Guardian ha reunido a un grupo de inversores y asesores financieros para contrastar su experiencia personal con la narrada por Belfort. “Los escandalosos comportamientos de unos pocos son los que nos han desprestigiado a todo el resto de profesionales”, lamenta uno de los participantes, que trabajó en la década de los 90 para un gran banco de inversión de Wall Street. Luego añade: “Espero que la gente sepa contextualizar esta historia, que hoy en día no podría suceder”.

Belfort vivió de lleno el éxtasis financiero de los 90, cuando era el rey del corral. Se hizo famoso por montar fiestas descomunales en la misma oficina de la compañía, que solían acabar en orgías. Además de haber sido un confeso adicto a las prostitutas y la cocaína, se hizo famoso por comprar uno de los yates más lujosos del mundo, construido originalmente para Coco Chanel, y naufragar con él en la costa de Cerdeña, tras desoír los consejos de su capitán.

¿Una visión alejada de la realidad?

Otros de los financieros que surfearon las bolsas en los trepidantes años 90 son menos amables con la historia guionizada por Terence Winter, creador de la serie Boardwalk Empire: “Ahora mismo estaría muy decepcionado si tuviese que haber pagado para ver algo absolutamente irreal”. Unas críticas que otros suavizan un poco más describiendo la opulencia que rodea a este mundo, como “reuniones en los hoteles más lujosos o cenas que derivan en fiestas a rebosar de alcohol y drogas”. Por supuesto, añade este último, “los que tienen un estilo de vida tan desenfrenado son un círculo de personas bastante reducido, al igual que quienes recurren a prácticas fraudulentas”.

Las personas que trabajan en el mundo de las finanzas hoy en día lo hacen en un entorno sumamente regulado, por lo que es imposible que puedan volver a darse este tipo de casosSólo un año después de empezar a trabajar como bróker, Belfort se hizo con el control de Stratton Oakmont, una de las agencias de corredores con más éxito de la época, conocida por operar como una boiler room (“cuarto de calderas”): un call center en el que se vendían bonos basura utilizando todo tipo de técnicas injustas, deshonestas y, en su mayoría, fraudulentas.

Escándalos recientes como el de la manipulación del Líbor y el Euríbor, así como el de las hipotecas basura, o las preferentes en el caso español, hacen ser más cauto al participante con más edad, que lleva en el sector desde 1981: “Sólo han pasado cinco años desde el inicio de la crisis. Yo no diría que este tipo de prácticas son cosa de un pasado lejano”. Lo que sí forma parte de la historia son “las comidas interminables en los mejores restaurantes”, asegura con sorna. La ironía tampoco escapa a las palabras de otro de los participantes en el debate, que se pregunta “cómo puede levantarse todos los días a trabajar una persona que cada noche, durante varios años, se emborracha y se droga”.

¿Una descripción interesada que aprovecha el malestar ciudadano?

En lo que todos los participantes coinciden es en el poder de esta película para moldear la opinión de la ciudadanía sobre los banqueros y el sistema financiero en general. A uno de ellos le preocupa especialmente que se generalice y cunda la desconfianza entre la población. “La imagen de los banqueros no pasa por sus mejores momentos, pero esta película podría perjudicarla aún más, por mucho que nosotros tengamos claro que es una ficción”, apunta un bonista.

Quienes más dinero ganan son los gestores de los hedge funds, pero no son ellos quienes venden productos tóxicos a una pobre ancianaEn el caso del Lobo de Wall Street, que llegó a ganar 12 millones en tan sólo tres minutos, la Justicia acabó poniendo las cosas en su sitio. En 1998 fue imputado por estafa y blanqueo de dinero. Belfort reconoció los cargos y se mostró dispuesto a colaborar con el FBI, ofreciendo información de otros estafadores. Sólo pasó 22 meses en prisión, pero fue condenado a devolver 100 millones de dólares a los accionistas a los que había estafado. Aún a día de hoy, sigue pagando parte de la deuda.

“La gente que ahora tiene una mala opinión de los banqueros e inversores o se sienta estafada por la banca va a ver en la película sólo lo que quieren ver. Sin embargo, está llena de prejuicios”, critica un bróker de 56 años y con casi 30 de experiencia en el sector. “Cualquiera que esté mínimamente familiarizado con el sector financiero sabrá que esta película es una mera parodia”, añade uno de sus compañeros de visionado.

La única mujer que participa en el debate, exabogada de la City londinense, subraya que las actitudes machistas y la promiscuidad siguen siendo predominantes en este mundo, aunque reconoce también que se trata de una parodia malintencionada.

¿La historia vuelve a repetirse con los hedge funds?

El guionista Terence Winter defendió durante la presentación del filme que se trata de una prueba de cómo la historia vuelve a repetirse. “Es un reflejo de lo que todavía está sucediendo en los mercados y se nota que no hemos aprendido de nuestros errores”, sentenció. Una afirmación que trata de desmontar el participante que abrió el debate: “Las personas que trabajan en el mundo de las finanzas hoy en día lo hacen en un entorno sumamente regulado, por lo que es imposible que puedan volver a repetirse este tipo de casos”.

En la recta final del debate uno de los participantes alude al personaje de Gordon Gekko, interpretado por Michael Douglas en las películas Wall Street y Wall Street 2: El dinero nunca duerme (ambas dirigidas por Oliver Stone). Este personaje, basado en el broker Ivan Boesky, fue interpretado más como un modelo a seguir que como un villano. “La gente decía, 'yo quiero hacer eso, la codicia es buena'. Ahora bien, las nuevas generaciones tienen otra visión de las cosas y están más sensibilizadas con lo que es moralmente inaceptable”, apunta uno de los presentes.

“Las personas que más dinero ganan ahora son los gestores de los hedge funds, que ciertamente juegan en los límites de la regulación”, replica otro de los participantes. Sin embargo, reconoce, “no son ellos los que venden productos tóxicos a una pobre anciana ni mucho menos los que más fiestas hacen. Por lo general se limitan a trabajar duro”.

El redactor recomienda

#4

"¿Una pardodia malintencionada?", a ver si un director de cine de la talla de Scorsese no va a poder rodar las historias que le den la gana. A ver si no va a poder reflejar en una ficción ese aspecto de la realidad en el mundo financiero, para que todos podamos conocerla con todo lujo de detalles, aunque esa realidad suponga la excepción y no la norma. Que ahora su estreno coincida con la mala imagen del sector, pues mala suerte, que le vamos a hacer. Quizás los aludidos o supuestos ofendidos hubieran aplaudido una versión más complaciente, aunque se viera comprometida la libertad creativa del cineasta. Pues bien, no ha sido así, y de nada sirve lamentarse. Personalmente, me interesa la visión que tiene este director, y solo que la peli sea la mitad buena que me pareció Casino, ya merece la pena verla.

Ampliar comentario
#3

En la carcel solo esta Madoff....y porque le robo a los super-ricos....los que han robado a millones de personas siguen con sus negocios tan tranquilos.

Demagogo Primero de Washington prometio meterle mano a las corrupciones de Wall Street pero lo que hizo fue darles carta blanca y nunca han ganado mas dinero que con el Obama en el poder.

Ni un acusado ni un condenado ni nada devuelto, ni reforma ni pllas en vinagre....

 

Ampliar comentario
#2

Realmente alguien cree que lo que se describe en esta película es algo del pasado?

Con distinto decorado o productos, es lo que hemos vivido hasta 2008, y de alguna forma seguimos viviendo. En banca de inversión, mercado de capitales, materias primas o divisas; sector inmobiliario, etc.

Mientras el dinero pueda comprar voluntades políticas y de otro tipo, y el delito contra la sociedad (veanse los casos de corrupción en cajas y bancos o en inmobiliarias) tengan penas menores que el hurto o robo por necesidad, seguiremos así.

Ampliar comentario
#1

Eso si que es corrupcion a la anglosajona, no como la que hacen los pelagatos de aqui.

Ampliar comentario