Sábado, 13 de julio de 2013

EL SECRETO DEL ÉXITO DE LOS QUE TRIUNFAN

“Si te agota trabajar 70 horas a la semana es que eres un inútil y no sirves”

“Si te agota trabajar 70 horas a la semana es que eres un inútil y no sirves”
Jack Welch, CEO durante más de dos décadas de General Electric, durante la presentación de su último libro.
21
Enviar
85
67
 
0
26
Imprimir

La cruzada de los altos ejecutivos contra la “holgazanería” supuestamente generalizada entre los empleados que se dicen “quemados” o “explotados” por todo el tiempo y esfuerzo que dedican a su empresa, sigue su curso. El primero en dar un paso al frente fue el magnate norteamericano Jack Welch, CEO durante más de dos décadas de General Electric. En unas declaraciones al diario The Wall Street Journal, aseguró que no tenía nada en contra de los empleados que se negaban a trabajar más horas del tope legal marcado por la ley o que pretendía conciliar la vida profesional con la familiar. Sin embargo, lanzaba la advertencia de que “este tipo de gente nunca va a promocionar en su carrera ni ascender en la empresa”.

Después de que Welch abriese el melón de la conciliación laboral, una aspiración incuestionable e incluso aplaudida hasta aquel momento, una retahíla de CEO se adhirió a sus revisionistas teorías. Poco a poco fueron elevando el tono de sus críticas contra las aspiraciones familiares de los trabajadores, hasta llegar al punto de calificar de “inútiles” y “vagas” a las personas que se quejaban por sus horarios. “Si alguien dice estar agotado por trabajar 70 horas a la semana significa que no es lo suficientemente competente como para realizar las tareas que le han sido asignadas, por lo que se contrató a la persona equivocada”, criticaba recientemente el columnista y coach en negocios Marty Nemko.

Ivan Glasenberg, CEO de la multinacional de trading Glencore Xstrata, ha sido el último magnate en sumarse al debate con una amenaza sin demasiados precedentes: “Aquellos que comienzan a centrarse más en la familia y en sus aficiones que en el trabajo serán reemplazados por aquellos que no lo hacen”. El denominador común de estos discursos empresariales es que el éxito solo se puede conseguir mediante el esfuerzo y la dedicación prioritaria al trabajo, por encima de los demás aspectos vitales.

Las teorías laborales revisionistas, cada vez más presentes

“No conozco a nadie que haya triunfado en la vida, sin importar el sector profesional al que pertenezca, quejándose por las horas que dedica a su trabajo o sintiéndose a disgusto con éste. Por ejemplo, los mejores cardiólogos atienden a sus pacientes en horario de noche y los fines de semana, en lugar de jugar al Monopoly con sus hijos”, aseguraba Nemko en unas declaraciones al diario de información económica Business Insider. “El concepto de conciliación laboral está sobrevalorado y se ha viciado su significado”, remataba el experto en negocios.Aquellos que comiencen a centrarse más en la familia y en sus aficiones que en el trabajo serán reemplazados

La respuesta sindical ante lo que se considera un “ataque” contra los derechos laborales adquiridos por los trabajadores no se ha hecho esperar. Casi al unísono, las principales centrales de trabajadores estadounidenses calificaron estos discursos como reaccionarios, machistas, irracionales y promotores del neoesclavismo. Sin embargo, no han conseguido cerrar el debate, que cada vez se hace más visible entre la sociedad norteamericana. Más aún, en un contexto marcado por la incertidumbre laboral y la escasez de empleo, en el que la necesidad de supervivencia deja en un segundo plano los derechos laborales y buena parte de las aspiraciones vitales más básicas, como formar una familia.

Lo que antes eran derechos, ahora son “excusas”

Para los CEO que han liderado la apertura de este debate en EEUU, los sindicalistas no hacen más que defender la conciliación laboral para trabajar lo mínimo posible. “Los defensores de la conciliación no lo hacen porque trabajen en exceso, sino para generar una cortina de humo, políticamente correcta, que esconda su holgazanería”, criticaba Nemko en las páginas de Business Insider.

El debate sigue abierto y a medida que el acceso al mundo laboral se vuelve más complejo, sobre todo para los jóvenes y parados de larga duración, los riesgos de aumentar la precariedad se harán más evidentes. Lo que antes eran derechos ahora se empiezan a convertir en “excusas” y, según defienden estos CEO, “si uno se siente torturado en el trabajo, quizá es que se haya equivocado de empleo”.

21
85
67
 
0
26

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

21

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

21kippel 31/05/2013 | 13:25

Horario de un CEO de una empresa internacional en España [real]:

-- Llego a las 10 de la mañana y pido un desayuno:
-- Reunión a las 11 de un par de horas en la que me limito a decir obviedades.
-- A la una me voy a jugar al padel y lo enlazo con la comida volviendo a las 17 al curro
-- Otra reunión de 2 horas y un dispacher de correos de otro par,
-- Cervezas en el bar de enfrente de la oficina con los correlegionarios. Hora de salida 23.00-24.00 con la sensación de haber trabajado mucho por estar muchas horas cerca de la oficina.

Y todo esto azotando al currito que llega a las 8.00 y está ahí hasta las 18 o 19.00 con una hora para comer...

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

20RitaLaCant 31/05/2013 | 10:58

Si asi son las reglas del juego, alla ellos. Siempre ha habido gente así, pro lo importante es que se diga de cara y que se sepa, no gilipolleces de conciliacion y aqui trabajamos hasta que sale el sol.

A mi ha habido dos frases que me han marcado:

"De que sirve ser el mas rico del cementerio?" y "Cuantas personas en su lecho de muerte se quejan de no haber pasado mas tiempo trabajando?"

Y si, prefiero jugar al Monopoly con mis hijos a trabajar los fines de semana.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

19ricardosantiago 31/05/2013 | 08:51

La vida evoluciona, en los años 80, podrías trabajar 70 horas y tener una familia fantástica.
Tu trabajabas como un loco y tu señora te daba esa "familia fantástica"...

De todas maneras 70 son muchas horas, pero muchas.... en mis años en la hosteleria, por allà los 80, llegué a trabajar sobre las 100 semanales... por menos de 60.000 pesetas [360 euros para los chavales]....

es verdad que ahorraba mucho, no tenía familia y los máximos desahogos eran tomarse un cubata a las 3 de la mañana en saliendo de currar...

pero claro, el que ganaba dinero allí era mi jefe.
que curraba igual durante 3 de los 6 meses que lo hacía, pero cada año compraba un apartamento....

si seguimos hablando de horas y no hablamos de productividad seguiremos viviendo en esa época.

y la verdad... ya cansa.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

18luchs 17/05/2013 | 21:22

#4 ¿ En la oficina trabajar ? ¿ En España?.- De seguro que no, aquí nadie se muere por ello. Ya no digo si es funcionario de la SS o Hacienda.
¿ Que pasa que solo trabajan los de la corbata ?. Trabajar lo hacen los obreros, de trabajos manuales; esos si.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

17grand chelem 16/05/2013 | 20:54

#4 Tiene usted más razón que un santo.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

16gonzete 16/05/2013 | 19:54

#14 Luego cuando tu mujer no reciba las atenciones que necesita, y no cubras sus necesidades, en todos los sentidos, ni llores, ni te ofusques, ni la insultes. Simplemente procura no tropezar con las puertas.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

15Riskas 16/05/2013 | 19:21

#14 Ajaaaaaá, deje que resuma: El que uno rechace trabajar 70 horas semanales, le convierte en un vago, un subvencionado, etc, verdad??

Fantástica aseveración. Claramente nos demuestra que usted no sabe lo que es el equilibrio.

Cuanto daño han hecho las "business schools".....

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

14OSTOS 16/05/2013 | 18:44

Razonable su opinión. El que no trabaja duro, no puede ser responsable de nada. Sin esfuerzo, nada. Salvo si eres Carromero o cía.

Y también lógicos los comentarios de los foreros en un país mediocre donde la máxima aspiración es llegar a ser funcionario o vivir del subsidio, donde el trabajo es visto como un castigo y donde las tapas en los baretos es lo más de los más.






Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 1

13chavi 16/05/2013 | 17:23

Las familias de estos CEO's [vease mujer e hijos] deberían decirles: "si no te agota trabajar 70 horas semanales eres un inutil y no vales para tener familia". Su fracaso a nivel familiar lo esconden con un supuesto éxito profesional. Por no hablar de su salud. No creo que estén muy sanos.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

12escorpion 16/05/2013 | 16:33

A raiz de leer tanta gilipollez emanada de estos "CEOs", se me ocurre formular algunas preguntas simples y sencillas:

-Si todos trabajamos 70 horas a la semana ¿Cuantos millones más de parados tendríamos?.

-Si a un trabajador le contratan para hacer un trabajo determinado, se supone que lo puede hacer en el tiempo legal establecido [excepciones puntuales aparte]. Entonces, si esos trabajadores su trabajo no lo pueden hacer en las 40 horas respectivas, sino en 70 ¿No será que el que ha seleccionado a ese trabajador [en el puesto que sea], es todavía más INUTIL que el propio trabajador?.

-Si todos los trabajadores trabajásemos 70 horas semanales ¿Quién coño se iba a encargar de la reproducción humana?

-Si todos los trabajadores trabajásemos 70 horas semanales ¿Donde coño iban a meter a tanto fiambre que ha cascado prematuramente por hacer tanto el imbécil?.

-¿Quién coño iba a pagar a tanto cardiólogo, neurocirujano, psicólogo y psiquiatra como iba a necesitar la sociedad?

-¿A que edad se reduciria la esperanza media de vida en el mundo occidental?.

-¿Quién coño iba a sacar tiempo para comprar lo que se produjera con tanto trabajo extra?...

¡QUE GILIPOLLEZ!

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 1

CONÉCTATE A LA ACTUALIDAD

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN
BoletínUrgentes
Las más, patrocinado por Caja Mar
ANÚNCIATE BOLETÍN
Nov
2012
1ª Edición
2ª Edición
L
M
X
J
V
S
D

HEMEROTECA

Mostrar Calendarios