TERICA URIOL, LA NUTRICIONISTA DE MODA

La dieta del bocadillo: “La clave para adelgazar está en comer pan sin grasa”

La nutricionista Terica Uriol diseñó hace una década su dieta del bocadillo, que ahora arrasa en toda España. ¿Es posible adelgazar comiendo de todo?

Foto: Terica Uriol asegura que se puede adelgazar comiendo bocadillos. (Corbis)
Terica Uriol asegura que se puede adelgazar comiendo bocadillos. (Corbis)

Basta echar un vistazo a las revistas femeninas para darnos cuenta de que la nutricionista Terica Uriol, que ha atendido a gente como Boris Izaguirre o la chef Samantha Vallejo-Nágera es la nutricionista de moda en España. Tras catorce años impartiendo consulta en Alcobendas (Madrid), y cautivar a los selectos residentes de La Moraleja, ha llegado al centro de Madrid, en concreto a la Clinique Française, del Barrio de Salamanca. Y su dieta del bocadillo, por la que se ha dado a conocer, arrasa.

Aunque su peculiar régimen se empezó a popularizar desde la publicación de La dieta anti Dukan (Ediciones B), que escribió mano a mano con su colega Ana María Pascual, a Uriol le avala más de una década de trabajo. “El 95% de los pacientes que veo, adelgazan”, ha asegurado a El Confidencial. Y su fórmula, asegura, no tiene nada de mágico: “Más que poner a la gente a dieta lo que hacemos es enseñarla a comer. Lo más importante es conocer la pirámide nutricional de la salud, que es igual para todo el mundo y nos dice qué hay que comer en mayor y menor cantidad”.

Es la mezcla del carbohidrato y la grasa lo que conduce a la obesidadAnte la demonización de los carbohidratos, a los que muchos nutricionistas culpan de la epidemia de obesidad, Uriol insiste en que éstos son la parte más importante de la dieta. “El cerebro y el corazón, que son órganos vitales, sin los que estaríamos muertos, se alimentan al 100% de hidratos de carbono”, explica la nutricionista. “Y si le falta nutriente al corazón y al cerebro, estamos muertos”.

El problema, asegura Uriol, es que los españoles no comemos los carbohidratos como deberíamos: “Es la mezcla del carbohidrato y la grasa lo que conduce a la obesidad. Es una bomba explosiva. Los chinos comen arroz, y los italianos pasta, pero comen los hidratos de carbono sin grasa, no como nosotros, que lo comemos con grasa. Yo enseño a comer ese hidrato de carbono, pero con frutas y verduras, para adelgazar”.

Una dieta a base bocadillos

Uriol está convencida de que las dietas que verdaderamente funcionan son las que se adaptan a los gustos de cada cual. Y en España nada nos gusta más que el pan. El secreto de su dieta reside en que la cantidad necesaria de hidrato de carbono que hay que tomar para estar sano se come en forma de pan. “Pongo una cantidad diaria y la gente se hace bocadillos, por las prisas que llevamos, pero hay gente que lo toma en la comida y en la cena para empujar”, puntualiza Uriol. “Lo importante es combinar el pan con alimentos adecuados, que no tengan grasa”. Y eso no es tan sencillo como parece.

Terica Uriol. (tericauriol.com)
Terica Uriol. (tericauriol.com)
“El español come pan mal mezclado, con grasa”, explica la nutricionista. “La gente come el pan para untar las salsas, el aceite, el choricito, el salchichón, el queso… Eso es grasa con hidrato, y es una mezcla explosiva. Yo enseño a comer ese pan sin grasa. ¿Cómo se hace esto? Comiéndolo con proteína, pero en poca cantidad, y sin grasa. Mi bocata estrella es el del jamón serrano, pero quitándole la grasa”. Otras opciones, cuenta, son bocadillos con fibra y vitaminas, en forma de tomate, lechuga y otras verduras. Por ejemplo: un bocata de anchoas, con lechuga, tomate y cebolla.

Otra de las fortalezas de la dieta de Uriol es la posibilidad que tienen las personas que la siguen de calmar su ansiedad comiendo libremente una serie de alimentos, en su mayoría frutas. “La gente picotea muchas porquerías, cosas rápidas, con grasas…”, explica la nutricionista. “Esos hábitos intento cambiarlos por fruta. Por lo general, las dietas no dejan tomar fruta porque tienen mucho hidrato de carbono, y la fructosa de la fruta. Yo al revés. La fruta aporta muchas vitaminas y fibras y por mucho hidrato que tengan la pongo casi de libre disposición. Se trata de cambiar malos hábitos por hábitos buenos, y que la gente aprenda a estar flaca comiendo, no sin comer”.

Cambiando nuestra mentalidad

A diferencia de otros nutricionistas, Uriol cree que los alimentos más peligrosos para nuestra salud, y los que más nos hacen engordar, son las grasas saturadas, presentes en todo tipo de bollería industrial, snacks de bolsa, todos los lácteos que no estén desgrasados, la mantequilla… “Su consumo está aumentando”, asegura. “Las madres, por ejemplo, antes de hacerle al niño un bocata de jamón le dan un donuts: grasa saturada mala. Estamos convirtiendo a los niños en futuros obesos”.

A nivel salud el deporte es muy bueno, pero a nivel adelgazar que estés todo el día machacándote no sirve para nadaEn general, explica Uriol, si queremos mantener una dieta saludable debemos evitar la mayoría de alimentos procesados: “Hay que tener mucho cuidado con lo que compramos en los supermercados. Muchísimo. Yo suelo ir al supermercado todos los meses para analizar todos los productos nuevos y poder aconsejar. Muchos productos light no son nada light. Le quitan el azúcar, ponen light, pero aumentan la grasa. Para mí eso engorda más que cualquier otro tomate frito. Hay mucho fraude, no te puedes hacer a la idea”.

Uriol insiste en que la única dieta que sirve es aquella que nos enseña a comer de forma saludable el resto de nuestra vida: “La dieta de la proteína que, doy fe, es con la que más se adelgaza, es la peor para la salud. Ha tenido mucha fama, por ejemplo, la dieta Dukan, y el 90% de esta gente viene ahora rebotada con problemas de colesterol, hígado, riñón… Lo importante no es la dieta, es que aprendas a comer. Como no te cuides una vez que yo te dé el mantenimiento, vas a volver a engordar. Gracias a Dios, la gente se está concienciando de que vida sólo hay una y que nos tenemos que cuidar”.

Comparado con comer bien, explica Uriol, ni siquiera el ejercicio tiene importancia: “Mientras me hagan la dieta bien, igual me da el ejercicio. La gente lleva una vida en la que no hace nada de deporte y ni tiene tiempo, ni tiene ganas. Obligar es odiar. Lo tengo claro, cuanto más te pidan, menos haces. A nivel salud el deporte es muy bueno, pero a nivel adelgazar que estés todo el día machacándote no sirve para nada. Si haces deporte no pienses que vas a adelgazar, hazlo porque te gusta”.

ASÍ ES LA DIETA DEL BOCADILLO

Terica Uriol ha facilitado a El Confidencial un ejemplo de una de sus dietas semanales adaptada a una mujer de 40 años, sin ninguna intolerancia.

Alimentos a repartir entre desayuno, postres y entre horas:

  • 1 vaso de café con leche desnatada y sacarina.
  • 2 yogures desnatados.
  • 2 rebanadas de pan de molde integral y mermelada light.
  • Mandarinas, naranjas, melón, granadas, piña, kiwi, ciruelas y peras.

Alimentos de libre consumo, de cantidad y a cualquier hora:

Lechugas, tomates, cebollas, zanahorias, pepinos, cebolletas, pepinillos, espárragos, apio, palmitos, setas, alcaparras, ajetes, pimientos, puerros, endibias, champiñones, limones, kiwis, sal, vinagres, especias, condimentos, ajos, perejil, avecrén, vino para cocinar, bebidas light (no zumos), caramelos y chicles sin azúcar, infusiones, café, edulcorantes.

Alimentos no libres:

Aceites y todo lo que no está en la lista.

Comidas y cenas:

Se puede cambiar una comida por una cena cuando se quiera. En cada comida y cena se deben tomar 4 vasos de agua.

Comidas

  • Día 1: Sopa o puré de verduras con emperador o pescado a la plancha.
  • Día 2: Brócoli con salchichas de pavo.
  • Día 3: Dos patatas, ensalada, y hamburguesas de pollo.
  • Día 4: Habas o judías blancas y verduras.
  • Día 5: Arroz tres delicias congelado o casero.
  • Día 6: Pasta, ensalada y salmón.
  • Día 7: Lo que quieras, pero evita la grasa.

Cenas

  • Día 1: Lo que quieras.
  • Día 2: 16 cm de pan de barra con jamón serrano sin grasa.
  • Día 3: Tres rebanadas de pan de molde integral con salmón.
  • Día 4: ídem con hamburguesa o quesitos light.
  • Día 5: ídem con un huevo y jamón de york.
  • Día 6: ídem con pavo y dos lonchas de queso light.
  • Día 7: ídem con jamón serrano o quesitos light.
Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios