La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

CÓMO CONVERTIR A LOS NIÑOS EN UNOS CAFRES

¿La educación nórdica es la mejor del mundo o se trata más bien de un gran error?

Decía Platón que hay dos excesos perniciosos que deben evitarse a la hora de educar a la juventud: la excesiva severidad y la excesiva dulzura
Foto: ¿Es necesaria más disciplina en la escuela y los colegios? (John Madere/Corbis)
¿Es necesaria más disciplina en la escuela y los colegios? (John Madere/Corbis)
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    Argüía Platón que hay dos excesos igualmente perniciosos que deben evitarse a la hora de educar a la juventud: la excesiva severidad y la excesiva dulzura. No obstante, ese anhelado término medio de firmeza y ternura a partes iguales, sin enfatizar ninguna de las dos por encima de la otra, parece cada vez más difícil de alcanzar.

    En el mundo clásico uno era el dueño de su propia formación o, en todo caso, sus padres: que la educación –sus contenidos y sus formas– dependiera del Estado suponía un disparate absoluto. Hoy en día, sin embargo, parece que en la formación de un niño influyen innumerables factores, y que la educación ha de depender del Estado no sólo se considera una necesidad, sino un derecho: ahí están, para demostrarlo, las innumerables manifestaciones de la llamada 'marea verde' en contra de los recortes aplicados a la educación pública.

    Por un lado está el colegio, público o no, cuyos contenidos están fijados por un agente externo, sea éste el Estado o los directivos de la entidad privada. Se establecen en el colegio una serie de valores y de contenidos a seguir que, por muy pocos censurados que puedan parecernos, son siempre una opción dirigida. Señalaba Borges, el escritor argentino, que ordenar bibliotecas es ejercer de un modo silencioso el arte de la crítica. Lo mismo sucede con los contenidos escolares: hacer más hincapié en una asignatura u otra o en un método de enseñanza concreto no es sino jerarquizar una serie de valores que, más o menos velados, se inculcan a los alumnos.

    Se habla mucho de que, cuando se tiene un hijo, los padres no deben volcarse en ellos por su propio bien, porque deben cuidar su parcela de vida personalPor otro lado, evidentemente, están los padres, que darán a sus hijos la educación que consideren pertinente según sus creencias y principios. Sin embargo, quizás porque los padres se han despreocupado de la educación directa de los hijos, quizás porque vivimos en un mundo analizado con demasiada frecuencia (también con no poca superficialidad), hay muchos más agentes que han pasado a formar parte activa de la educación de la juventud.

    No son pocos los niños que actualmente, además de por el colegio y los progenitores, se ven influidos y rodeados por profesores particulares, clases de apoyo, psicólogos, logopedas, monitores, profesores de las clases extraescolares, canguros, cuidadores, asistentas...

    ¿Estamos criando unos niños demasiado mimados? ¿Les estamos robando la capacidad para ser autónomos? Se habla mucho de que, cuando se tiene un hijo, los padres no deben volcarse en ellos por su propio bien, porque deben cuidar su parcela de vida personal, ya que los hijos un día se irán de casa. Además de ello, ¿es bueno, acaso, para el niño, tener a los padres pendientes de él todo el día?

    Son cuestiones muy pertinentes para la España actual que, en el caso de Suecia, parecen haber desembocado en unas respuestas alarmantes.

    Una generación de niños mimados

    El enfoque moderno de educación liberal, reacción a las severas normas paternas del pasado, parece haber generado en Suecia una generación de niños maleducados. Al menos así lo advierte el psiquiatra David Eberhard, psiquiatra y ahora, además, escritor. En su nuevo libro, instiga a los padres a tomar el control de las familias que, a su juicio, han caído en un libertinaje muy pernicioso.

    En su nuevo libro, llamado Cómo los niños tomaron el poder, analiza la evolución de la educación y concluye que la falta de normas no es buena.

    No hay evidencia científica alguna de que una educación autoritaria sea perjudicial para los niños"Vivimos en una cultura en la que los llamados expertos dicen que los niños son 'competentes', y la conclusión es que los niños deciden qué comer, qué ponerse y cuándo irse a la cama", dice Eberhard.

    "Si tienes una cena, nunca están sentados y callados. Interrumpen. Son siempre el centro de atención, y el problema es que cuando se convierten en jóvenes adultos, tienen la expectativa de que todo gire en torno a ellos, lo que les conduce a una profunda decepción".

    Para apoyar su argumentación indica las crecientes tasas de absentismo en Suecia, el aumento en los trastornos de ansiedad y la disminución del rendimiento en su país, tal y como indican las últimas clasificaciones internacionales de educación. La cura al problema es evidente para el psiquiatra, que aboga por el retorno a una educación más autoritaria.

    "No hay evidencia científica alguna de que una educación autoritaria sea perjudicial para los niños", alega Eberhard. "Hay que tomar el mando. La familia no es una democracia".

    El libro de Eberhard se contrapone claramente a las ideas de Jesper Juul, cuyo libro de 1995, Tu hijo competente, denunciaba la familia jerárquica tradicional, considerando la obediencia y la conformidad "valores destructivos".

    Las consecuencias de la educación permisiva

    Según Eberhard, esta dinámica ha traído unas consecuencias nefastas. Los padres organizan las vacaciones en función de lo que los jóvenes desean, y estos se han vuelto realmente maleducados. "No dan las gracias. No abren puertas. En el metro, no ceden el asiento a las personas mayores o a las embarazadas".

    Erberhard se lamenta de que la defensa de una educación más estricta se suele asociar a la idiotez o el conservadurismo, pero cree fervientemente que las cosas irían mucho mejor así.

    Quizá, en lugar de tanto logopeda, psicólogo, apoyo en matemáticas y consideración de sus necesidades, los niños simplemente necesiten una hora a la que irse a la cama, un día en que no puedan ver su serie porque empieza demasiado tarde o una tarde jugando al fútbol en la que se olviden de sus problemas y necesidades. Porque cuando sean adultos, estos no van a ser siempre tomados en consideración.

    #39

    La educación en la aceptación de las normas se hace en la familia, y no es una educación autoritaria sino desentido común y de valores. Y el problema no es de los paises nórdicos sino de todos los paises avanzados. No me gusta que el artículo asocie el asunto a los paises nórdicos solo porque el libro habla de la educación en Suecia, parece  enviar el mensaje de quenla educación pública no eduuca en las normas. Saludos,

    Ampliar comentario
    #38

    Dicen que decía Napoleón que la educación de los hijos comienza veinte años antes de que nazcan. Quizá sea mentira. O no ¡vaya Vd. a saber! Así que eso lo dejamos "para casa".

     

    La "instrucción" se realiza (o debiera) en la escuela, instituto, universidad, etc. Esto en España, hoy por hoy, es incorregible: Rubalcaba sigue en el "candelabro" (y dando lecciones de moral y demás) después de la LOGSE. No olvidar a Marchesi y todos sus pedagogos. La cosa ya empezó a torcerse con Villar Palasí en el postrero franquismo. Luego, Maravall, etc. Y así estamos... y seguiremos: no lo duden. Como decía Borges de los peronistas: no es que sean malos o buenos, es que son incorregibles.

     

    Y, encima, parece que creen que tienen razón... aunque mandan a sus hijos a la privada, extranjera... (Rubalcaba no tiene hijos, que sepamos)

     

    Y así...

    Ampliar comentario
    #37

    La educación hoy es deprimente, tanto si lo vives como padre como alumno o como profesor. No es cuestión solo de recortes económicos.  En los centros educativos no se cumplen las normas básicas: uso de móviles, puntualidad, respeto, fumar, ni por alumnos ni por profesores...  La valoración del esfuerzo se ha perdido... La educación NO es cuestión de comparaciones con otros países ni de imponer métodos autoritarios, es necesario que los profesionales de la educación hagan bien su trabajo y se les valoré por ello. Que eviten el bulling, que potencien el talento y los valores en los alumnos, que motiven para el estudio y la adquisición de conocimientos, la crítica, el trabajo bien hecho, ... Igual pedimos demasiado sí luego no hacemos los padres lo mismo en casa.

    Ampliar comentario
    #36

    el quid esta en edos asuntos.....primero,el sol, el sol la luz solar y sus horas tienen consecuencias en el cerebro humano,cuanta mas luz, mas serorotonina, a menos luz.....la misma ha de ser artificial....çla segunda, que esta gente se pasó....menos que zapatero ,pero se paso....

    de esa manera, al final han tenido que legislar leyes para proteger al varon.......como queda el cuerpo?

     

    Ampliar comentario
    #35

    "que la educación ha de depender del Estado no sólo se considera una necesidad, sino un derecho"

     

    Disculpe que la corrija. No es un derecho, ES UNA OBLIGACIÓN. Pruebe si quiere a no llevar a los crios al colegio y educarlos y formarlos vd. en su casa. Cuando llegue la denuncia volvemos a hablar.

     

    Hay algunas familias que lo han intentado y  no lo han conseguido. ¿Como va a permitir el Estado que eduque vd. en su casa librepensadores?

    Ampliar comentario
    #34

    La educación permisiva ya la hemos tenido aquí con la LOGSE y ha resultado un fracaso total,no sólo en la relajación en los niveles de exigencia en los conocimientos,sino también en lo que se refiere a disciplina,aunque esto varía dependiendo de las directivas de los centros.Curiosamente ha sido la izquierda,tan defensora de la escuela pública,la que ha perjudicado más a las clases populares con esa política nefasta,ya que las clases adineradas siempre tendrán el recurso de llevar a sus hijos a la privada.Y es que han sido injustos con los que dicen defender.

    Ampliar comentario
    #33

    Leo el titular. Luego leo el artículo. Sin entrar al fondo del asunto, quiero hacer una puntualización: la educación que pasa por modélica no es la sueca sino la finlandesa, luego el titular induce a error.Y un comentario, las lacras del modelo que comentan no son exclusivas de Suecia, ni mucho menos. Por último en otro orden de cosas veo que ni aquí ni en ningún sitio se está a salvo de la pelea partidista. La educación es un tema serio y no algo que deba ser cambiado al albur de quienes ganen las elecciones.  

    Ampliar comentario
    #32
    En respuesta a mackie messer

     Entiendo que channon se refería a los hijos únicos "buscados".

     

    Yo conozco varios casos de matrimonios (y madres solteras) que, por razones ajenas a su voluntad, sólo han podido tener un hijo. Lo han educado con el mismo cariño y nivel de exigencia que si hubiesen tenido cinco, y ha salido tan bien educado como su señora madre de usted.

     

    Otra cosa son los que han tenido un único hijo (o "la parejita") para así poder tener el tiempo y el dinero necesarios para "darle de todo". Estos hijos únicos son los malcriados y los que dan mala fama.

     

    Por supuesto, puede haber una familia numerosa de millonarios que maleduquen a sus siete hijos dándoles todos los caprichos y acaben igual de mal educados que un hijo único de clase media . Lo que pasa es que hay muy poca gente que se lo puede permitir...

    Ampliar comentario
    #31

    Es conocimiento generalizado la conducta de niños y jóvenes en Estados Unidos y Europa.  Están acostumbrados a no saludar a los mayores, responderles con altanería, a determinar sus propios gustos sobre cualquier indicación de un padre o una madre o de un profesor, tener enamorados y amantes desde temprana edad, irse de la casa desde los 13 años, llevar drogas y mariguana en las carteras y bolsillos, probar todas las drogas, etc.  Especialmente la civilización norteamericana, es una ausente de valores morales. No importa que digan luchar por los Derechos Humanos, la realidad es que los desconocen. Esta a la vista la violencia infantil y juvenil, crecida y asentada en el Congreso y en el Gobierno Norteamericano. Ellos determinan a quien y como matar. Donde invadir y exterminar. Estados Unidos es un país lleno de gente violenta. Cada quien se ha tomado en serio la atribución ser libre para la drogadicción, para tener armas, misiles, metrallas, carros blindados y tanques de guerra en casa.  Todo es producto de la PERMISIVIDAD de la inmoralidad por décadas sembrada en el corazón de niños y jóvenes. .

    Ampliar comentario
    #30
    En respuesta a channon

     

     

    mi madre -nacida a principios de los 50- es hija única.

     

    como todo el mundo tiene sus cosas, pero es una persona generosa, inteligente, sociable, y con estudios superiores que le han llevado a un desempeño profesional impecable.

     

    así que de "rarita" nada...

     

     

    Ampliar comentario
    #29

    Uno de los problemas se detecta en el foro: todos piensan que sus hijos son perfectos, y el  resultado de su maravillosa educación hogareña.

    Nadie reconoce que tiene un hijo borde. El problema está en la casa de otro.

    Ampliar comentario
    #28

    Es que leo la noticia y los comentarios abajo, y no me puedo creer la suerte que he tenido con mis dos hijas.

    Vamos, que son buenas de puro vicio, oigan, no hubo que enseñarles. Igual si lo hubiera intentado, las habría estropeado. Seguiré sin tocar nada.

    Ampliar comentario
    #27
    En respuesta a mik

     

    le doy la razón  en lo de la estadística casera, jaja. En cualquier caso sobran estadísticas serias sobre el castigo físico como factor de riesgo de trastornos mentales de todo tipo, con efecto dosis -respuesta, es decir, a más palos más trastorno. Lo mismo que pasa con todos los tóxicos. Si doy a mis hijos una gota de whisky no les pasará nada, pero no por eso voy a decir que es bueno dar whisky a los niños.

    Lo del brazo y la anestesia, pues hombre, en situaciones límite no le digo que no, pero esas no son situaciones habituales. 

    Insisto en que no pienso que hay que discutir todos los asuntos con los hijos, hay cosas que se les imponen y no se les consultan a diario, y así debe ser. De hecho tratar a los hijos como adultos y ponerlos en plano de igualdad con ellos es una forma de tratarlos mal. Lo que digo es que no hace falta pegar, y que además esta mal.

    Curiosamente el motivo más frecuente por el que los padres reprimen duramente a sus hijos pequeños es por llorar, algo que no parece exactamente una mala conducta. El llanto de los niños nos desquicia, sobre todo, pienso, si nos pegaron de pequeños porque nos hemos tragado el dolor y la rabia y luego no podemos soportar verlo en nuestros hijos. Además se pega más a niños más pequeños y menos a adolescentes que las lían más gordas y más voluntariamente. Claro, el adolescente empieza a mirarnos a los ojos y amenazar con devolver el golpe, y ahora diremos que la culpa es suya, que vaya problema los adolescentes que pegan a sus padres.

    Este tema me preocupa, porque creo que el cuidado adecuado de la infancia es vital para la sociedad. Si resulta que cuando los adolescentes salen mal vamos a llegar a la conclusión de que les hemos pegado poco apaga y vámonos. 

    Ampliar comentario
    #26
    En respuesta a unamadre

     

     

    Tampoco está bien amputar un brazo sin anestesia, pero a veces puede ser necesario, y bueno.

     

    Ponerse de acuerdo con un adulto es posible y deseable, Hacerlo con un niño pequeño puede ser posible, dependiendo del carácter del niño, o no.

     

    Ni todos los niños tienen el mismo carácter (que es de nacimiento), ni a mi juicio es bueno que los niños muy pequeños interioricen que tienen derecho a que su opinión sea tenida en cuenta en algunos (incluso diría en muchos) asuntos. A veces deben obedecer porque sí, y con celeridad, por su propio bien. Y después ya se les explica el asunto.

     

    La pequeña estadística que nos cuenta sobre sus hijos no tiene ninguna validez, como sin duda sabe usted. Seguro que sus hijos son encantadores, pero le aseguro que los míos llaman la atención por modales y buen caracter, y sí que han recibido más de una indicación táctil.

    Ampliar comentario
    #25
    En respuesta a danig

     :                                                                                                                          !Pues si!    Quiero hijos dociles,obedientes,capaces,competentes y libres. No veo porque tienen que ser caracteristicas excluyentes....Y eso solo se consigue con disciplina y cariño .Y si en un momento puntual hay que dar algun cachete pues se da. Hoy solo veo chicos a los que se les ha consentido todo y odian a sus padres cuando no los insultan. En mi tiempo eso era impensable y no nos ha ido tan mal.

    Ampliar comentario