La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

SEIS EXPRESIONES QUE UTILIZAMOS MAL

Cuando nos pasamos de cultos: latinismos que no debemos usar

Ahora que todo el mundo puede escribir cosas ingeniosas en la red, las posibilidades de meter la pata públicamente son mucho mayores
Foto: Todos deberíamos saber escribir correctamente. (Corbis)
Todos deberíamos saber escribir correctamente. (Corbis)

Escribir correctamente es algo que todos deberíamos saber hacer. No se trata –¡faltaría más!– de escribir bien, exigencias de ese tipo no son presumibles en la totalidad de los mortales. Se trata solamente de escribir con corrección. Más aún en este mundo en que, cada vez más, hablamos poco y escribimos mucho: Facebook y Twitter, los Whatsapp y los mensajes o los correos electrónicos… Vamos dejando constancia de nuestras habilidades redactoras por doquier, pero a veces éstas dejan mucho que desear. Lejos de lo que se suele pensar, todas estas vías de comunicación no han empeorado nuestro discurso, ni tampoco nuestra ortografía. De hecho, –decepciónense aquellos escandalizados por los estragos de las nuevas tecnologías– cosas como escribir “q” en lugar de “que” ya se hacían en la Edad Media, como atestiguan numerosos textos conservados, y acaso con más motivo que ahora: con lo caro que era el papel y lo costoso que era transcribir a mano, no estaba el asunto como para andar regalando letras.

Lo que sí hacen esas nuevas vías de comunicación es obligarnos a escribir más a menudo y a desarrollar nuestra capacidad de síntesis. A ésta se suma, además, el ingenio: las redes sociales se han convertido en un medio de exhibición de lo graciosos, ingeniosos y divertidos que somos. Primero ocurrió con los mensajes de texto, que tenían limitación de espacio, y ahora sucede con Twitter, donde sólo se pueden escribir mensajes de 140 caracteres. Lo que parece una traba no es sino el caldo de cultivo de juegos de palabras y chistes breves que nos permiten publicar ante el mundo lo ocurrentes que somos.

A menudo intentando expresarnos con un complejo vocabulario, no hacemos sino demostrar aún más nuestro desconocimientoSin embargo, todo esto conlleva un riesgo. Ahora que todo el mundo tiene acceso a publicar sus genialidades en la red, las posibilidades de meter la pata públicamente son mucho mayores, y escribir correctamente importa. Mucho. Las faltas de ortografía o gramaticales de los famosos son fácilmente rastreables, pero acaso hay cosas aún más negativas, porque no hay nada peor que hacerse el culto sin serlo. Por esta razón el equivocado uso de latinismos y voces cultas está hoy a la orden del día. Uno piensa: suelto una expresión en latín y la cosa suena cultísima. Y se queda tan a gusto. Pero debemos tener cuidado, porque a menudo intentando expresarnos con un elevado y complejo vocabulario, no hacemos sino demostrar aún más nuestro desconocimiento. Aquí recogemos algunos latinismos que con frecuencia empleamos erróneamente, así como su correcto uso.

1. Grosso modo. Se trata de una locución latina que quiere decir literalmente ‘de manera burda’. En la actualidad, tal como informa el DRAE, significa “a bulto, aproximadamente, más o menos”. Este es uno de los giros latinos que más frecuentemente empleamos con incorrección, ya que la anteposición de la preposición a (*a grosso modo) es totalmente incorrecta.

2. Motu proprio. En latín significa ‘con movimiento propio’, aunque la usamos con el sentido de “voluntariamente; de propia, libre y espontánea voluntad”, según la definición del DRAE. No obstante, la locución debe utilizarse en su forma latina, y no es correcto sustituir el segundo elemento de ésta por el adjetivo español  propio. Además, como confirma el Diccionario Panhispánico de Dudas, es incorrecto su empleo con una preposición antepuesta, por lo que no debemos decir cosas como *de motu proprio o *por motu proprio.

3. Ex profeso. Significa “a propósito, deliberadamente”, y se ha adaptado al español simplificando la doble ese latina (ex professo). Actualmente, se acepta también el adverbio ‘ex profeso’, muy frecuente. No obstante, ni la locución ni el adverbio deben usarse pospuestos a una preposición. Son incorrectas voces como *de ex profeso o *de exprofeso. Tampoco está admitida la forma *exprofesamente, puesto que es innecesaria: _mente es un sufijo adverbial, pero ‘ex profeso’ ya es en sí mismo un adverbio, por lo que la adición del sufijo resulta redundante.

4. Statu quo. La locución latina significa literalmente ‘en el estado en que’,  y se emplea como locución nominal que se refiere al “estado de un asunto o cuestión en un momento determinado”. Dos cuestiones al respecto. En primer lugar, la frecuentísima *status quo es incorrecta. Probablemente se ha popularizado por analogía con la palabra ‘estatus’, pero ni si quiera en plural debemos añadir una ese al primer término de esta locución. Además, ayuda a la expansión del error el nombre de la famosa banda británica Status Quo, que terminó de implantar la fallida ese en las mentes españolas. En segundo lugar, tal y como indica el Panhispánico de Dudas, el segundo elemento es agudo. No debemos pronunciar *[estátu-kúo] sino [estátu-kuó].

5. Stricto sensu. En este caso el significado de la locución es transparente, “en sentido estricto”. Son erróneas las formas *strictu sensu y *stricto senso, fruto de una mal interpretada concordancia entre los dos términos. Lo que sí puede decirse es ‘sensu stricto’.

6. Tótum revolútum. La locución latina quiere decir literalmente ‘todo revuelto’, aunque en español se emplea como una locución nominal que significa “revoltijo”. La forma *tótum revoluto no es correcta.

#10
Compartir

Más errores comunes: "rintintín" por "retintín" o "versus" (hacia) por "adversus" (contra).

Ampliar comentario
#9
Compartir

Muy buen artículo. Pero... ¿no se escribe "siquiera" junto? Lo único que va separado de la expresión es el "ni".

Ampliar comentario
#8
Compartir

Pues yo inculto de mi, utilizo sus equivalente español.

Ampliar comentario
#7
Compartir

Lo de mea culpa no me gusta.

Un símil : orina culpa.

¿ A que suena mal?

Está bien que nos disculpémos, pero seámos un tanto educados.

Aunque en la corte  de...no digo...

Meában en un rincón delante de personas, con un recipiente adecuado eso sí.

 

Ampliar comentario
#6
Compartir

"...tal y como indica el Panhispánico de Dudas, el segundo elemento es agudo. No debemos pronunciar *[estátu-kúo] sino [estátu-kuó]."

 

Entonces también deberíamos pronunciar [sánitas] y no [sanitas] cuando hablamos de la empresa Sanitas competidora de Adeslas o Asisa.

 

Lo que es un escádalo es que palabras preparoxítonas las están haciendo paroxitonas en la "telly" los listos de la L.O.G.S.E. que cobran un huevo por ser bustos parlantes.

 

Los guiris que están aprendiendo español se mean de la risa...como yo. Saludos. "No hard feelings, honest!"

Ampliar comentario
#5
Compartir

"Escribir correctamente es algo que todos deberíamos saber hacer..."

 

...sin cometer anacolutos, sin solecismo. Sintaxis. Esa es la clave. Por cierto, término que no aparce en su escrito.

Ampliar comentario
#4
Compartir

Para mi te has olvidado ina de las mas importantes...Solemos decir " in fraganti " cuando lo correcto es decir " in flagranti "...En castellano es en flagrante, y no en fragante. Por supuesto salvo que hablemos de olores

 

 

saludos

Ampliar comentario
#3
Compartir

¡Parece increíble! ¡2.000 años después! ("lengua muerta")...

Pero, efectivamente, sin ser demasiado cultos (ni haber estudiado nunca latín) siguen siendo populares y usándose habitualmente bastantes giros latinos.

Es verdad que, incluso, sin ser demasiado conscientes o precisos de cada uno (e incurriendo en multitud de errores gráficos y prosódicos).

¿Os digo el "top" de todos ellos?

¡"CURRICULUM VITAE"! (efectivamente)

 

A mí, personalmente, me entusiasman... Aunque usarlos ante terceros es la mejor y más rápida vía para que te odien, por presuntuoso, y que te la "guarden" para la próxima (¡y con razón!)

Ampliar comentario
#2
Compartir

En mi trabajo manejo escritos de alegaciones de abogados y redacto resoluciones administrativas, así que tengo que vérmelas con los famosos "latinajos" del mundo jurídico.

 

Lo que observo es que los particulares siguen usando las expresiones latinas, pero ya no queda casi nadie que las comprenda, así que a menudo lo hacen mal y aquello da un efecto penoso. A título de ejemplo, he visto escrito s.i.c. , como si fuesen siglas.

 

En la Administración ocurre lo mismo en realidad, que ya solo los entienden cuatro viejos. En general se desaconseja emplear expresiones latinas en escritos dirigidos al público. Mis jefes me los tachan incluso acompañando la traducción en paréntesis (lo que hago es borradores que se pasan a su firma).

 

Entendedme: pienso que más nos importa estudiar inglés que latín, pero el caso es que no sabemos ni lo uno ni lo otro. No es que nos modernicemos, es que abandonamos la cultura de cualquier clase.

Ampliar comentario
#1
Compartir

Hombre, por fin ! Ahora solo falta que lo lean todos los plumillas de El Confidencial.

Ampliar comentario