SEGÚN EL REPUTADO CIRUJANO S. CANAVERO

“El trasplante de cabeza ya es posible y será una realidad en menos de dos años”

Colocar la cabeza de una persona en el cuerpo de otra parece el sueño de cualquier científico loco de película de terror pero, según el doctor

Foto: “El trasplante de cabeza ya es posible y será una realidad en menos de dos años”
“El trasplante de cabeza ya es posible y será una realidad en menos de dos años”
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    Colocar la cabeza de una persona en el cuerpo de otra parece el sueño de cualquier científico loco de película de terror pero, según el doctor Sergio Canavero, se trata de un procedimiento que, a día de hoy, es técnicamente posible. El cirujano, director del Grupo de Neuromodulación Avanzada de Turín, ha asegurado en una entrevista con el seminario Oggi que está listo para realizar el primer trasplante de cabeza en humanos, cuyo procedimiento ha descrito en un artículo publicado en la revista Surgical Neurology International. Canavero asegura que ha llegado el momento de enfrentarse a uno de los retos más controvertidos de la medicina desde hace más de 40 años. 

    En 1970, un grupo de científicos estadounidenses liderados por el neurocirujano Robert J. White logró trasplantar la cabeza de un mono al cuerpo de otro. La operación fue muy polémica, pero los cirujanos consiguieron que el animal hiciera uso de sus cinco sentidos. El primate, de hecho, llego a intentar morder a alguno de los médicos, pero murió pocas horas después de que se completara la operación. Tres años después, White logró que un mono con la cabeza trasplantada viviera varios días, pero nunca jamás consiguió empalmar la espina dorsal. Todos los animales permanecieron paralíticos de cuello hacia abajo. 

    Un grupo de científicos japoneses lograron recientemente realizar un trasplante de cabeza en ratasPese al relativo éxito de la operación del doctor White (si excluimos, claro está, lo criticable del asunto en términos de protección animal), el procedimiento nunca se ha tratado de realizar en personas, no sólo porque sea muy complejo, sino por el dilema ético que plantea. Un grupo de científicos japoneses logró recientemente realizar un trasplante de cabeza en ratas, pero sólo colocando la cabeza de una en el cuerpo de otra que seguía conservando la suya. El resultado: una rata de dos cabezas. Pese a esto, Canavero está convencido de que los últimos avances en cirugía hacen posible un trasplante de este tipo. Y está dispuesto a intentarlo.

    La espina dorsal, el principal impedimento

    El principal escollo para realizar un trasplante de cabeza es conectar correctamente la espina dorsal de la cabeza del trasplantado con el cuerpo del donante, que hasta la fecha ha quedado siempre paralizado tras la operación. Canavero  no obstante, cree que se ha avanzado lo suficiente en la reconexión de la espina dorsal como para intentar un trasplante completo.  

    La operación, que no es muy distinta a la que realizó White en los 70, es extremadamente compleja. Ambos pacientes deben estar en la misma sala de operaciones. La cabeza que va a ser trasplantada tiene que enfriarse hasta los 12 grados. Entonces, se debe retirar la cabeza del donante y conectar la otra sin que se haya parado el sistema circulatorio del cuerpo. Todo esto debe hacerse antes de una hora. Durante la reconexión el cuerpo del donante tiene que estar también frío y debe ser inducido un paro cardíaco total.

    Una vez que se logra trasplantar la cabeza, se tiene que reactivar el corazón del donante, y los cirujanos deben reconectar de nuevo el resto de sistemas vitales, incluida la médula espinal. 

    Un ejercicio de especulación

    Aunque el artículo de Canavero va muy en serio, y su autor es conocido por haber logrado con éxito trasplantes muy difíciles, hay muchos especialistas que aseguran que no deja de ser un ejercicio de especulación, o de cirugía ficción. Por mucho que el médico italiano asegure que un trasplante de cabeza en humanos es posible, ni siquiera se ha logrado conectar correctamente una medula espinal en animales. Sólo se ha conseguido de forma parcial y muy recientemente. Pese a esto, Canavero ha asegurado en Oggi que “en un par de años vamos a ser capaces de hacer un trasplante de cabeza”.

    Los donantes tendrían que ser víctimas de accidentes o derrames cerebrales letales, pero que no dañen el cuerpoEl cirujano cree que las médulas espinales podrían unirse mecánicamente gracias al polietilenglicol (PEG), un plástico de tipo poliéster que está empezando a usarse en cirugía para ensamblar y se ha utilizado ya para reparar la médula de varios perros. Canavero asegura que este procedimiento podría ser la última esperanza para las personas parapléjicas, que podrían usar con normalidad el cuerpo de un donante.

    El procedimiento, claro está, es increíblemente costoso –el cirujano británico lo cifra en 10 millones de euros, como poco– y plantea un importante problema ético: ¿de dónde se sacarán los donantes? Se trataría de personas que sufrieran accidentes mortales que sólo afectaran a la cabeza, o víctimas de derrames cerebrales fulminantes, y que fueran preparados en cuestión de horas para recibir una nueva cabeza. ¿Realidad o ficción? Si los planes de Canavero salen adelante, lo sabremos en dos años. 

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    9 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios