La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

HAY QUE APLICAR “SOLUCIONES DE MERCADO”

Los planes de Bill Gates para lograr una educación pública eficiente

“Sabemos que la buena enseñanza importa más que cualquier otra cosa en la escuela. Más que el tamaño de las clases. Más que la financiación del
Foto: Los planes de Bill Gates para lograr una educación pública eficiente
Los planes de Bill Gates para lograr una educación pública eficiente
Autor
Tags
    Tiempo de lectura6 min

    Sabemos que la buena enseñanza importa más que cualquier otra cosa en la escuela. Más que el tamaño de las clases. Más que la financiación del colegio. Más que la tecnología. Muchos dicen que es fácil saber quiénes son buenos profesores cuando los ves. Pero, ¿cómo se identifica realmente la buena enseñanza?”. Se trata de uno de los grandes retos a los que se enfrentan los sistemas educativos y es la pregunta que ha tratado de responder la Fundación Bill & Melinda Gates que encabeza así la presentación de su último gran proyecto, Measures of Effective Teaching (“Medidas para una enseñanza eficaz”), hecho público la semana pasada.

    El proyecto MET no es un simple estudio académico, es una investigación de gran envergadura de la que estaba pendiente todo el sistema educativo estadounidense, con tres años de trabajo a sus espaldas, una financiación de 45 millones de dólares y el análisis de más de 3.000 profesores. 15.000 escuelas públicas están aplicando nuevos sistemas para evaluar a sus maestros, dada la presión del Gobierno para acometer medidas de este tipo, pero nadie había elaborado un patrón concreto sobre cómo hacerlo. Hasta ahora.

    Los buenos profesores logran que sus alumnos brillen

    Según la fundación Gates, la mejor forma de evaluar al profesorado pasa por tener en cuenta tres variables: el desempeño de los estudiantes en exámenes estandarizados, la observación del trabajo en el aula (a través de múltiples inspectores) y la valoración que de los propios maestros hagan los alumnos. La fundación asegura que su informe es el primer estudio a gran escala que demuestra que es posible identificar la buena enseñanza, que esta se puede promover, y que las escuelas pueden implementar herramientas, que ellos mismos ofrecen, para lograrlo.

    La clave reside en trabajar la retroalimentación para ayudar a los profesores a ser mejores en su trabajoDurante la realización del estudio, la fundación seleccionó a los que, según sus tres criterios, eran los mejores profesores y les asignó durante todo un año a un grupo aleatorio de estudiantes, de los que conocían su desempeño académico. Los profesores fueron capaces de repetir su éxito con los nuevos alumnos. Estos no sólo lograron buenos notas en los exámenes estandarizados, además fueron capaces de lidiar con pruebas más complicadas con las que se evaluaron sus conocimientos matemáticos y sus habilidades lingüísticas. Los mejores resultados se lograban cuando la evaluación de los profesores corría a cargo de varias personas, el director, un compañero, y un experto independiente. Actualmente las evaluaciones las lleva a cabo en solitario el director de cada centro.

    Denver ha sido una de las primeras ciudades dónde se han aplicado las recomendaciones de Gates, que no habían sido publicadas en su totalidad, pero ya eran conocidas en el entorno educativo. En declaraciones al Washington Post, el superintendente de las escuelas públicas del condado, Tom Boasberg, se ha mostrado muy optimista respecto a los consejos de la fundación: “No hay una clara línea que divida a los tipos que no son buenos profesores y los que claramente lo son. Tienes a un montón de gente en el medio que quiere mejorar. La clave reside en usar múltiples medidas y trabajar la retroalimentación para ayudar a estos profesores a ser mejores en este complejo trabajo”.

    Bill Gates, ministro de Educación

    Teniendo en cuenta que el fundador de Microsoft (a través de su fundación) lleva una década impulsando reformas federales y estatales con la intención de cambiar un sistema educativo que considera “fracasado”, no es de extrañar que, una vez más, los responsables del sistema educativo se rindan ante sus completos y abultados informes, sus inagotables becas y su todopoderosa capacidad de financiación. Sus herramientas para mejorar la educación, que pasan por evaluar eficazmente a maestros y colegios, promocionar escuelas públicas semiprivadas (las charter school, similares a nuestros colegios concertados) y aplicar “soluciones de mercado” al conjunto de la enseñanza, han sido promovidas en un gran número de estados y han provocado un enconado debate entre políticos, profesores, directores de centro y asociaciones de padres de alumnos.

    La agenda educativa del Gobierno de Obama es indistinguible de la que mantiene la fundación de GatesEl secretario de Educación de Estados Unidos, Arne Duncan, es la mano derecha de Bill Gates y su mujer, Melinda, en su empresa por cambiar el sistema educativo, y ha sido la cara visible de las reformas. Pese a que han mantenido algún que otro desencuentro, la agenda educativa del Gobierno de Obama es indistinguible de la que mantiene la fundación de Gates. Sus ideas están recogidas en un manifiesto publicado hace cinco años bajo el título de "The Turnaround Challenge", un texto que Duncan no dudó en calificar como su “biblia”.

    De ese manifiesto surgió el mayor proyecto de Duncan, la iniciativa federal Race to the top (“Carrera hacia la cima”, en inglés), un programa iniciado en 2010 que ofrece dinero extra para educación –en concreto se reparten unos 3.000 millones de dólares– entre aquellos estados que demuestren un mayor rédito educativo, que se mide, en parte, a través de exámenes externos a los alumnos. Estos exámenes se asocian directamente con la labor de los docentes y, en muchos estados, pueden costar un despido. La medida provocó la protesta de un millar de directores de centros de Nueva York (en torno al 25% del total), que escribieron una carta abierta en la que denunciaban que los resultados académicos de los alumnos no deberían ser el único criterio para juzgar la labor del profesorado: “Poner un énfasis excesivo en las notas no se traducirá en un mejor aprendizaje”, afirmaban. 

    El proyecto MET no deja de ser, de facto, una puesta al día de los criterios de evaluación de Race to the top que, de todas maneras, fueron elaborados con la financiación de la propia Fundación Gates. Todavía está por ver si, para la próxima edición, el Gobierno adaptará las evaluaciones de Race to the top a los nuevos criterios de la fundación, algo que, visto lo visto, no sorprendería a nadie. La batalla, no obstante, promete ser dura, y hay numerosos colectivos y políticos que se han negado en rotundo a aceptar los planes de Gates y Duncan. El más contundente fue Rick Perry, gobernador de Texas y uno de los más influyentes políticos del partido republicano, que se negó a que su Estado participara en la iniciativa Race to the top y planea plantarle cara a cualquier programa de este tipo que venga desde Washington. “Sería absurdo e irresponsable”, afirmó en una rueda de prensa convocada ex profeso sobre el tema, “dejar el futuro de nuestros hijos en manos de burócratas que nadie ha elegido y grupos de presión con intereses poco claros que toman sus decisiones a miles de kilómetros de distancia”. 

    #11
    Las pruebas de aptitud o de madurez son un invento antiguo y hubo un tiempo que el superarlas suponía una garantía de que se poseían ciertas habilidades o conocimientos. Esto es lo que sucedía, por ejemplo, en la prueba de habilidad que debía superar todo oficial para alcanzar el grado de maestría; además de pagar las tasas correspondientes y disponer del capital necesario para establecerse por su cuenta. Hoy en día, cuando todo se pretende institucionalizar, aprobar los exámenes necesarios para obtener un título no garantiza en absoluto que se tengan las destrezas que dicho título avala. Al aislar lo aprendido de la realidad en la que debe aplicarse, al resolver situaciones ficticias en vez de problemas auténticos, se fabrican muchos ingenieros de salón y muy pocos mecánicos de élite.
    http://www.otraspoliticas.com/educacion/examenes
    Ampliar comentario
    #10
    El documental de Superman es bastante flojo, resulta curioso pero poco más.
    Referente a los exámenes externos, lo que sucede en muchos sitios [sale algo en el documental aunque aparece mejor en la serie The wire, me parece que la 4ª temporada], los propios USA, es que se prepara a los alumnos para esos exámenes y no hay más. Algo así como la Selectividad aquí pero a lo bestia y jugándote los cuartos. Adiós a la libertad de cátedra y demás. Alumnos robotizados orientados hacia un examen cuyas pautas realizan a saber quiénes en un despacho.
    Ampliar comentario
    #9
    Dice el artículo &034;Denver ha sido el primer estado ...&034;. Denver no es un estado, es una ciudad de Colorado.
    Ampliar comentario
    #8
    Parece evidente, muchos hemos pasado por clases de 40 y sin pizarra digital. Todo ayuda, pero no es lo importante. Imprescindible la actitud de padres y maestros.
    Ampliar comentario
    #7
    LA buena educacion no consiste en mas ordenadores, menos alumnos o mejores profesores. La buena educacion consiste en la DISCIPLINA.

    Da exactamente igual en que te OBLIGUEN a aprender matematicas, latin, filosofia o biologia.

    SE trata solamente en enseñar DISCIPLINA y forjar el CARACTER.
    Ampliar comentario
    #6
    5 En el documental que menciono, para nada son colegios de élite. Ni siquiera se dice en el artículo que los mejores profesores pertenezcan a colegios de élite. Que entran en juego diversos elementos, es cierto, pero no deben ignorarse parte de ellos.
    Ampliar comentario
    #5
    Reducir el &034;problema&034; de la educación, a una simple cuestion de profe bueno-profe malo, es no enterarse de nada. En el proceso educativo intervienen muchos factores: de carácter económico, de carácter social y de carácter académico profundamente intercomunicados. La evaluación del profesorado es solo un factor.
    Bill Gates estudio en un colegio de élite, que ya disponía de un ordenador en 1968 y abandono sus estudios universitarios para fundar una empresa. Todo un ejemplo de educación estandarizada.
    Ampliar comentario
    #4
    Este tema se trata en un reciente documental americano titulado &034;Waiting for Superman&034; que he tenido ocasión de ver. Muy interesante y hay algunos paralelismos con el sistema español. Gates aparece en el documental. Lo recomiendo.
    Ampliar comentario
    #3
    Y mientras tanto aquí, en España, &034;mirando al tendido&034;. Como si no tuviéramos un tremendo problema con la educación.
    Si a alguno de estos expertos les dejáramos ver lo que ocurre en las aulas españolas saldría corriendo.
    Con la experiencia de dos hijos que han pasado por la escuela pública en varias ciudades de Andalucía, me gustaría que esto cambie radicalmente para que realmente la próxima generación salga realmente mejor preparada. Ahorro los detalles de la experiencia sufrida en carne propia, cualquiera que la haya pasado la conoce.
    Saludos
    V.
    Ampliar comentario
    #2
    Mientras en España la educación esté tan politizada e ideologizada, tendremos una educación a la altura de nuestros medicores políticos y sindicatos. La educación nunca buscará satisfacer el bien de los alumnos, sino el de los mediocres responsables del sistema educativo, mientras no cambie de manos el responsable de este sistema. Sería maravilloso que en nuestro pais tuvieramos un señor &034;Ortega&034; que destinara altruistamente parte de su fortuna a buscar soluciones de mercado a solucionar el verdadero desastre del sistema educativo español.

    Tengo 4 hijos que aun se tienen que incorporar al sistema educativo y aun tengo la esperanza de que estos puedan disfrutar de una educación diferente cuando se desmorone el sistema politico nacional, y podamos reconstruir este mundo desde una educación como la que plantea el señor Gates.
    Ampliar comentario
    #1
    Ejercitar el derecho a recibir educación y enseñanza implica el deber de, al menos, no molestar.
    En todo el mundo existe o existirá próximamente el mismo problema: gran parte del alumnado no quiere esforzarse en aprender.
    Ampliar comentario