Lunes, 22 de julio de 2013

CRECE EL DOBLE DE RÁPIDO QUE EL CONVENCIONAL

El salmón transgénico, a un paso de llegar a las pescaderías tras 17 años de papeleo

El salmón transgénico, a un paso de llegar a las pescaderías tras 17 años de papeleo
El salmón transgénico, más grande, junto a un especimen salvaje de su misma edad. (AquaBonty)
4
Enviar
43
58
 
0
Menéame
Imprimir

En 1989 la empresa estadounidense AquaBounty creó su primer salmón genéticamente modificado. El “salmón Frankenstein”, como lo llaman sus detractores, fue el resultado de inyectar fragmentos del ADN de un pez de la familia de las anguilas (Zoarces americanus), y del salmón Real (la variedad Chinook), en los óvulos fertilizados del salmón convencional de la variedad atlántica. El resultado: un salmón hermoso, con buen aspecto, que crece el doble de rápido que su variedad salvaje.

En 1995, tras perfeccionar la técnica, y lograr un salmón apto para el consumo humano, AquaBounty pidió al Gobierno estadounidense la aprobación para comercializar su criatura. Diecisiete años después, el salmón AquaAdvantage –como lo llaman sus creadores– ha superado el que podría ser su último escollo legal. La todopoderosa Food and Drug Administration (FDA) ha concluido que la comercialización de la especie no afectaría al medio ambiente. Esta decisión se une a una resolución de este mismo organismo que en 2010 aseguró que “el consumo del salmon AquaAdvantage es tan seguro como el salmón atlántico convencional”. Los dos principales problemas que presentaba el salmón transgénico parecen superados, aunque esta no se trata de la aprobación definitiva. De momento, se ha abierto un periodo de 60 días en los que la FDA podrá recibir todo tipo de alegaciones.

Los detractores de los transgénicos insisten en que la comercialización del salmón genéticamente modificado supone un peligro para la salud y el medio ambienteTras el fracaso para demostrar que el consumo de salmón transgénico podía suponer un peligro para la salud, la amenaza medioambiental constituía la punta de lanza de los grupos ecologistas, que se oponen ferozmente a su llegada a las pescaderías. El dictamen de la FDA parece haber inclinado la balanza en su contra. Si tras 17 años de litigio científico y burocrático el salmón llega finalmente a las mesas estadounidenses, su expansión por todo el mundo será inevitable.

Los detractores de los transgénicos insisten en que la comercialización del salmón de AquaBounty supone un peligro para la salud y el medio ambiente, pero sus argumentos han sido rebatidos una y otra vez por los distintos comités científicos. En su opinión, si la cría del salmón transgénico se generaliza, éste podría escapar de las piscifactorías, cruzarse con otras especies y, dado que se trata de una variedad más fuerte, acabar con el resto de salmones salvajes. Los responsables de AquaBounty niegan tal cosa, e insisten en que su salmón sólo será criado en versión femenina y esterilizada, por lo que, aunque se escapara, no haría ningún daño al medio ambiente. Un argumento que la FDA ha dado por bueno.

¿El futuro de la alimentación?

El debate sobre los animales genéticamente modificados levanta ampollas entre la comunidad científica y los ecologistas. Para unos, este tipo de avances podrían ser la clave para superar la crisis alimenticia a la que se enfrenta una población en constante crecimiento. Para otros, su expansión podrían provocar un impacto irreversible en el medio ambiente.

Lo que nadie duda es que la comercialización de animales transgénicos puede llegar a ser un enorme negocio. Frente a los tres años que se necesitan para criar un salmón en las piscifactorías actuales, el salmón de AquaBounty está listo para su consumo en año y medio. Si se legaliza su comercialización, la industria alimentaria no sólo ganará una batalla, en cierta medida estará ganando la guerra.  

Hay numerosas empresas y organismos investigando con todo tipo de animales genéticamente modificados, que ya son habituales en los ensayos clínicos. Hemos visto vacas que dan leche con omega-3, cabras con genes de araña que generan seda de éstas y peces de colores que brillan en la oscuridad (el primer animal transgénico disponible como mascota); pero hasta la fecha ninguno de estos animales se ha puesto a la venta para el consumo humano. Si finalmente el salmón se puede comercializar, ¿cuánto tardaremos en comer corderos o pollos transgénicos? 

4
43
58
 
0
Menéame

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

4

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

4ecce-homo 28/12/2012 | 21:17

#3 Muchas gracias por tu educada y respetuosa participación. Por si no lo sabías, hay ya bastantes indicios de que el consumo de trigo transgénico, dominante desde los años 60, es el principal causante de las alergias estacionales que tanto afectan a buena parte de la población occidental. Con el salmón transgénico puede o no pasar lo mismo. Desde luego yo no me fiaría mucho de lo que diga la FDA. Una agencia que ha conseguido pasar una legislación que dice que sólo los medicamentos curan y que el médico que recete, por poner un ejemplo, zumo de naranja para combatir el escorbuto estará cometiendo un delito federal. También ha conseguido prohibir que los fabricantes de leche puedan decir en el envase que su leche proviene de ganado no estabulado y no engordado con hormonas. O catalogar como enfermedad mental el querer comentar de manera sana, a lo que podría añadir un largo etcétera. Si esto es una agencia que defiende los intereses de los ciudadanos yo soy el Capitán Trueno.

O estás informado y eres un intoxicador con malas intenciones, o harías bien en informarte antes de descalificar a la gente.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

3abrasax 28/12/2012 | 18:41

#2 El nazismo, estimado analfabeto, siempre cursó estudios como el primero de la clase, de tal manera que su cuento de qué malos son estos sobra un poquito; o más. Fuera de este detallito, el que el salmón transgénico, o el tomate multibermellón, cumplan las garantías sanitarías implica, en el caso del salmón, que el doble de personas pueda comerlo a mitad de precio.
¡¡¡Ahí es nada, ecolonazis!!!

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

2perplexe 28/12/2012 | 11:15

... por otra parte el artículo habla de "comités científicos" , cuales son éstos? Como han sido elegidos sus miembros? La ciencia al servicio de quien? Esos "comités científicos" quienes son, quién los componen? Francamente al igual que la FDA y otras agencias cuyo recorrido está lleno de manchas y sospechas, no creo que a día de hoy uno pueda estar satisfecho de las conclusiones de unos "comités científicos" que más parecen propaganda para "vender" a la población en este caso una especie que va a ser transgenizada sin pedir permiso a nadie.... nazismo del siglo XXI con guante blanco ..y mucha propaganda

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

1perplexe 28/12/2012 | 11:05

La agenda detrás de los transgénicos es desconocida para casi todos nosotros de a pié y seguro que tiene algo de inconfesable. Que la FDA americana haya aprobado este u otro producto no es garantía de nada, en primer lugar porque esa agencia está podrida y reitero bien esa palabra y hay documentación periodistica de gran calidad disponible en muchos ambitos que avalan esta afirmación y adjetivo; podrida. No representa a ningún interés ciudadano y si a los intereses corporacionistas tanto farmaceuticos como agrícolas que vayan en la direción de monopolizar el tipo de "salud" y alimentos a las que las personas tienen derecho o no. La FDA como en menor medida la Agencia Europea de Medicamento son agencias al servicio de la industria y son un peligro para la humanidad no un servicio, sus estudios sesgados y fraudulentos son un peligro para la misma democracia y libertad de las personas. Jugemos con fuego y nos quemaremos pero es lo que algunos probablemente quieren que ocurra...

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

CONÉCTATE A LA ACTUALIDAD

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN
BoletínUrgentes
Las más, patrocinado por Caja Mar
ANÚNCIATE BOLETÍN
Nov
2012
1ª Edición
2ª Edición
L
M
X
J
V
S
D

HEMEROTECA

Mostrar Calendarios