Domingo, 21 de julio de 2013

LAS FEROMONAS, RESPONSABLES DEL AMOR

Un estudio demuestra que el secreto de las relaciones duraderas está en el olfato

Un estudio demuestra que el secreto de las relaciones duraderas está en el olfato
Las personas con trastornos del olfato tienen más dificultades para entablar relaciones. (Corbis)
05/12/2012   (06:00)
0
Enviar
48
74
 
0
Menéame
Imprimir

El verdadero éxito de las relaciones amorosas duraderas reside en el sentido del olfato. Así lo ha corroborado un grupo de investigadores de las universidades de Dresde y Gotemburgo en un estudio publicado la pasada semana en la revista científica Biological Psychology. Según los resultados de esta investigación, las personas con un sentido del olfato poco desarrollado tienden a presentar problemas de socialización. Más concretamente, tienen un 80% menos de relaciones que la media, algo que afecta más a los hombres que a las mujeres. Unas claves sobre las que profundizó el divulgador científico Eduard Punset en su ensayo El viaje al amor (Destino), en el que describe las feromonas –sustancias químicas emitidas por los humanos­– como las responsables del enamoramiento entre dos personas.

La inseguridad de las personas con problemas de olfato a la hora de interactuar, su falta de confianza en los demás y sus limitaciones comunicativas son, según los investigadores, las principales razones por las que carecen de las habilidades sociales necesarias para entablar nuevas relaciones. “El sentido del olfato es el principal canal de información sobre los demás, mucho más de lo que creíamos hasta ahora, e influye directamente en nuestras conductas sociales”, concluye Thomas Hummel, autor principal del estudio. La carencia de este sentido, por tanto, se relaciona con un menor número de relaciones y con una peor calidad de estas.

Esta relación directa entre el olfato y el amor “puede deberse a que las personas sin capacidad para oler los fluidos corporales no son capaces de captar con precisión las señales emocionales de sus parejas”, según sostiene la psicóloga de la Universidad de Gotemburgo, Ilona Croy, otra de las autoras del estudio.

Menos deseo sexual

Las patologías en el sistema olfativo provocan una serie de consecuencias diferentes en hombres y mujeres. A los primeros les afecta más en la calidad de sus relaciones sexuales, ya que el despertar de la libido guarda relación con el olor de las hormonas femeninas, como ya han demostrado diversas investigaciones realizadas con anterioridad mediante imágenes de escáner cerebral. Una teoría que ha despertado el interés de científicos y perfumistas para buscar un compuesto basado en las feromonas que estimule el apetito sexual. Asimismo, este tipo de personas tienden a ser más retraídas y negativas sobre la percepción que los demás puedan tener de ellas.Las personas con anosmia tienden a ser más retraídas y negativas sobre su imagen social

En el caso de las mujeres, para quienes tienen más peso los factores psicológicos a la hora de estimular su deseo sexual, las disfunciones en su sistema olfativo les impiden confiar plenamente en su pareja, además de sentirse inseguras en sus relaciones teniendo así menos posibilidades de éxito. Por otra parte, las mujeres con esta incapacidad sensorial tienen menos problemas que los hombres para construir amistades con personas de su mismo sexo.

Un sentido que influye en la personalidad

Para el sexólogo Phillip Hodson, autor de How 'Perfect' Is Your Partner?, el olfato “es un órgano sexual interactivo que se reactiva con las emociones fuertes”, pero lamenta que sea uno de los sentidos de los que menos se sabe, a pesar de que su importancia para múltiples funciones vitales, aseguraba en la prensa británica preguntada por los resultados del estudio. Ahora, continúa el sexólogo, contamos con una pieza más para completar el rompecabezas de las relaciones humanas y,más concretamente, de pareja.El olfato es el principal canal de información sobre los demás y determina nuestras conductas sociales

La investigación se basó en el análisis de los datos obtenidos de una muestra de hombres y mujeres con anosmia –incapacidad para percibir los olores– de entre 18 y 46 años, que se compararon con los de otro grupo de control con un buen sentido del olfato. La conclusión obtenida fue que los participantes del primer grupo tenían durante su vida una media de dos relaciones frente a las diez que presentaban los individuos del grupo de control. Por otra parte, los niveles de seguridad en sí mismos eran un 20% inferiores entre las personas con anosmia que entre las sanas.

La influencia del olfato en la personalidad ya había dado lugar a diversos estudios. Uno de los más destacados se llevó a cabo en la universidad australiana de Macquiarie, concluyendo que la mayoría de psicópatas –un trastorno caracterizado por los comportamientos antisociales y la falta de empatía– coinciden en tener un sentido del olfato poco desarrollado.

0
48
74
 
0
Menéame

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

0

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

CONÉCTATE A LA ACTUALIDAD

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN
BoletínUrgentes
Las más, patrocinado por Caja Mar
ANÚNCIATE BOLETÍN
Nov
2012
1ª Edición
2ª Edición
L
M
X
J
V
S
D

HEMEROTECA

Mostrar Calendarios