Lunes, 22 de julio de 2013

EL 'RANKING' DE LAS LAMENTACIONES

Las veinte cosas de las que nos arrepentimos en la edad adulta

Las veinte cosas de las que nos arrepentimos en la edad adulta
Al llegar al final del camino nos damos cuenta de lo que ya no tenemos tiempo de hacer. (Corbis)
6
Enviar
137
194
 
0
Menéame
Imprimir

Al llegar a cierta edad echamos la vista atrás y nos damos cuenta de la cantidad de cosas que queríamos hacer siendo jóvenes y aún no hemos tenido tiempo de realizar. Como señala una encuesta realizada por la Fundación Barclays, entre más de 2.000 personas, dos de cada cinco adultos sienten que no han cumplido con las expectativas vitales que tenían de niños, en parte porque sus sueños eran demasiado caros, en parte porque, todavía no se habían cumplido. Por suerte, las cosas mejoran a medida que nos hacemos mayores y, aunque muchas de las expectativas de los encuestados no se habían cumplido, un tercio reconocía que les había ido mejor de lo que creían de niños, pese a que su vida había sido diferente a como la habían imaginado.

Es difícil valorar cómo habría sido nuestra vida si hubiéramos tomado una u otra decisión, pero es algo sobre lo que pensamos todo el tiempo. Según un estudio de la British Heart Foundation, empleamos 19 minutos de media al día, más de dos horas a la semana, pensando en las cosas que no hemos hecho o habríamos realizado de forma distinta. Y culpamos siempre a tres factores: la falta de presupuesto, la presión de nuestros seres queridos y nuestra propia falta de determinación.

La psicóloga Gayle Brewer, una de las autoras del estudio –en el que participaron 2.000 británicos–, cree que “nos puede la resignación”, y damos por hecho que no podemos cumplir nuestros sueños por una variedad de razones que aceptamos sin darle demasiadas vueltas.

Las 20 cosas que más nos arrepentimos de no haber hecho, de media y por orden, son las que siguen:

  1. No haber viajado más y haber visto más mundo
  2. No haber mantenido el contacto con los amigos del pasado
  3. Haber hecho poco ejercicio
  4. No haber ahorrado suficiente dinero
  5. No haber dejado de fumar
  6. No haber estudiado más en el colegio
  7. Haber elegido la carrera equivocada
  8. Haber estado saliendo demasiado tiempo con la persona equivocada
  9. Haber tenido una alimentación poco saludable
  10. No haber preguntado todo lo que queríamos a nuestros abuelos antes de su muerte
  11. No haber aprendido a hablar ningún segunda idioma de forma correcta
  12. No haber estado más tiempo junto a nuestra familia y amigos
  13. No haberle dicho a un pariente lo mucho que le querías antes de que muriera
  14. Haber bebido demasiado alcohol
  15. No haber aceptado un desafío que más tarde no volvió a aparecer
  16. No haber aprendido a tocar un instrumento
  17. Perder la amistad con un amigo y no haber arreglado las cosas
  18. Haber elegido las materias inadecuadas en la escuela o la universidad
  19. No haber plantado cara a un acosador
  20. No haber tomado un año sabático

¿Estamos retrasando demasiado nuestras expectativas vitales?

Un 48% de las personas entre 25 y 34 años creen que sus vidas son peores de lo que habían imaginadoCuando llegamos a viejos, aunque en conjunto nuestra vida sea feliz, siempre pensamos en las cosas que no hemos logrado llevar a cabo. Y es normal que tengamos ciertos arrepentimientos. Lo que no es tan normal es que nos planteemos todo esto cuando no hemos llegado siquiera a los cuarenta. Según el estudio de Barclays, un 48% de las personas de entre 25 y 34 años creen que sus vidas son peores de lo que habían imaginado. Teniendo en cuenta que la mayoría de los proyectos vitales pasan, en orden de prioridad, por tener hijos, casarse, comprar una casa, tener un buen trabajo y conservar buenas amistades, el estudio llega a la conclusión de que estamos retrasando el cumplimiento de nuestras expectativas vitales. Algo que está conduciendo a la insatisfacción a muchos jóvenes, al menos en Reino Unido. 

6
137
194
 
0
Menéame

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

6

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

6newyear 05/12/2012 | 17:20

Estos tipos de artículos no vale mucho. Por ejemplo los jovenes tienen todo sus vidas para conseguir que quieren. Y los mayores saben que ellos han conseguido todo que ellos quieran por la alta o la baja.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

5escopolomino 05/12/2012 | 17:11

Hoy me siento feliz,46 tacos,y unicamente no he conseguido la 1,la 5 y la 10.QUE LO SEPA TODO EL MUNDOOOOO.....y MUCHAS A GRACIAS A DIOS........lo del instrumento me ha llamado especialmente la atencion,rock y roll desde mis diecisiete añitos,mucha bicicleta y la enorme ventaja de poder decirle a mi jefe gilipollas cuando se comporta como un gilipollas,enamorado de una mujer preciosa y no sigo,no sigo......

Este teclado no es capaz de poner ningun acento,perdon.



Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

4cercano 05/12/2012 | 17:09

Lo que más lamento es que mis circustancias durante la juventud y la madurez me hayan impedido el estado de ánimo preciso para pensar en lo verdaderamente importante.El trabajo, la responsabilidades familiares, los problemas de todo tipo, me han mantenido en constante estado de alteración que ha impedido que pudiera indagar sobre lo que realmente soy.
Ahora, jubilado, separado, con los hijos independizados y relativizando los problemas puedo por fin dedicarme a lo importante y estoy viviendo la etapa más fascinante de mi vida cuando por fin empiezo a descubrirme a mi mismo, pero lamento no haberlo podido hacer antes.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

3astracan 05/12/2012 | 16:41

#1 El recuerdo del acto sexual que se deseó y no se cumplió, seguramente es mejor que el del propio acto si se hubiera realizado, porque obviamente se encuentra idealizado.De otra forma, no se recordaría.
Yo me acuerdo mas, a veces,de lo no hecho, que de lo hecho. Y no veo rareza alguna en ello, sino la complejidad del deseo y de la mente humana en general.
Y creo yo que cada edad tiene un obstáculo para cumplir los deseos. El dicho : a los 20 se tiene tiempo y vigor, pero falta dinero. A los 40 se tiene vigor y dinero, pero falta tiempo; a los 60, se tiene tiempo y dinero, pero ya falta vigor.
Los mejores momentos, a los 60 : se sabe, se siente, se tiene.
No me parece a mi en definitiva que deban cerrarse los deseos por cuestiones de edad, sino superar obstáculos,y dejarse de tópicos y lugares comunes, como acertadamente indica ese estudio al que se refiere el artículo.
Saludos

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

2Bocataking 05/12/2012 | 16:41

Increíble artículo. Se va a llevar el Pullitzer de calle.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

1Gregorio_Heces_Baba 05/12/2012 | 12:57

Pero vamos a ver si la vida empieza a los 40 que es cuando se suele tener la pasta para realizar alguno de los proyectos vitales, con el universo de la encuesta que publicais, creo que es mas bien sesgada.
Por otro lado echo en falta ese polvo con aquella novia que no se echo, en fin alguna referencia al sexo, que sin duda esta en la mente de muchos.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

CONÉCTATE A LA ACTUALIDAD

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN
BoletínUrgentes
Las más, patrocinado por Caja Mar
ANÚNCIATE BOLETÍN
Nov
2012
1ª Edición
2ª Edición
L
M
X
J
V
S
D

HEMEROTECA

Mostrar Calendarios