Martes, 23 de julio de 2013

ALCANZAR LA FELICIDAD IMITANDO A NUESTRAS MASCOTAS

Las diez lecciones que deberíamos aprender de los animales de compañía

Las diez lecciones que deberíamos aprender de los animales de compañía
Las mascotas influyen positivamente en el estado de ánimo de las personas. (Corbis)
5
Enviar
72
181
 
0
8
Imprimir

Las mascotas han dejado de ser un simple animal de compañía para convertirse en un miembro más de la familia. Se dice de los perros que son el mejor amigo del hombre, pero no siempre se saca el máximo provecho a su fidelidad ni se aprecian ciertas enseñanzas que podrían ser beneficiosas para la vida de las personas. Lo mismo ocurre con el resto de mascotas que se tienen en casa, ya sea un gato, un hámster o un loro. Además, pueden influir positivamente en el estado de ánimo de las personas, alejar las preocupaciones y contribuir a incrementar el bienestar general.

Las mascotas tienen una marcada capacidad para empatizar con sus dueños, sobre todo cuando llevan bastante tiempo conviviendo con ellos. Especialmente, los perros y los gatos son expertos en captar las emociones y rápidamente perciben cuando uno está triste o enfermo. Por eso, se puede aprender de las mascotas, conociendo su manera de actuar y su forma de reaccionar ante los estímulos externos, para enriquecer la vida de las personas.Los animales de compañía enriquecen la vida de las personas

La primera lección que se puede sacar de un animal de compañía es que su aprecio y amor es siempre incondicional. Querer a alguien sin esperar nada a cambio no es más que el amor verdadero, es decir, amar a las personas por lo que son y no por el rédito que se pueda obtener de una determinada relación.

La lealtad es otra de las máximas de las mascotas. Pase lo que pase siempre estarán ahí, pues es más fácil perder la lealtad de los familiares o amigos que la de un animal de compañía. Este rasgo de los animales de compañía marca una clara distancia con la crisis de valores que vive la sociedad contemporánea.

Saber pedir ayuda cuando realmente se necesita, sin creer que se trata de una debilidad. El ego impide muchas veces a las personas buscar ayuda en los demás porque se asocia a una falta de capacidad resolutiva. Sin embargo, es necesario tener el suficiente coraje para admitir la necesidad de ayuda cuando sea necesaria, sin miedo a abrirnos a los demás.

El rencor es una característica propia de los humanos. Los animales de compañía pueden expresar su ira o enfado cuando se les está reprendiendo para disciplinarlos, sin embargo, consiguen olvidarlo enseguida, casi inmediatamente después de que se les deje de regañar. Saber pedir perdón y, más aún, saber perdonar a los demás, es otra de las lecciones importantes que se pueden aprender de las mascotas.

Los animales utilizan una serie de signos para expresar sus emociones. Los perros mueven la cola cuando algo les hace felices y los gatos muestran su aprecio cuando ronronean o se frotan con su dueño. No tener miedo a mostrar los sentimientos y, sobre todo, a ser agradecido, es una cualidad no siempre presente en los humanos. Con la práctica resultará menos embarazoso agradecer un gesto con un beso o un abrazo. Los beneficios emocionales de saber corresponder cuando es preciso superan con creces todos los esfuerzos que puedan suponer en un principio.Ciertas actitudes de las mascotas son claves para alcanzar la felicidad

Saber disfrutar de la soledad y alejar el miedo a pasar tiempo a solas es imprescindible para alcanzar la felicidad, pues en un momento u otro estas situaciones son inevitables. Mucha gente odia estar sola, pero se debe buscar un equilibrio para minimizar nuestra percepción negativa de estos momentos. Es más, apreciar el tiempo que se pasa solo puede ser muy beneficioso a largo plazo y servirá para incrementar el conocimiento personal.

Para saber cuidarse a uno mismo, primero hay que saber cuidar a los demás. Los animales suelen adoptar esta actitud a rajatabla con sus retoños, asegurándose de cubrir sus necesidades antes que las propias. Una máxima imprescindible entre las personas que vayan a formar una familia.

No tener miedo a equivocarse es una buena enseñanza de las mascotas, pues la clave del desarrollo humano y personal se basa precisamente en el ensayo y el error. Para perfeccionar el talento o resolver ciertos problemas es necesario intentar ciertas acciones que no siempre salen bien a la primera. Lo importante es aprender de esos errores y no volver a cometerlos, pues como afirma el dicho popular: “El ser humano es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra”.

Conseguir apreciarnos a nosotros mismos, siendo conscientes de nuestras limitaciones y capacidades, es el primer paso para acercarnos a la felicidad. Los animales se reconocen como lo que son y sus pretensiones no impiden que se sientan realizados. Fingir lo que no se es tampoco contribuirá al bienestar, pues engañarse a uno mismo suele tener consecuencias negativas a medio y largo plazo. El primer paso para ser feliz es quererse a uno mismo tal y como se es.Cometer errores no es malo si se aprende de ellos

La austeridad y saber acoplarse a una vida sobria es una característica común a los animales. Vivir de forma sencilla y sólo con lo que realmente se necesita puede ser un objetivo casi impensable en la sociedad de consumo, donde parece que la felicidad no reside en tener cubiertas las necesidades personales, sino en tener más y más que el vecino. De todos es sabido que no es más feliz el que más tiene porque esta ambición siempre será insaciable y nunca se tendrá lo suficiente. Diferenciar lo que se necesita de lo que se quiere es fundamental para sentirse a gusto con uno mismo y con la vida que se tiene. Ponerse metas y perseguir los sueños es especialmente beneficioso, pero deben considerarse como lo que son para minimizar las consecuencias psicológicas del fracaso.

5
72
181
 
0
8

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

5

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

5astracan 21/06/2012 | 18:11

Tres de perros :

1. Cuanto mas conozco a las personas, mas quiero a mi perro.
2. Mira cómo la gente de un país trata a los perros que hay allí, y así podrás saber como son.
3. Cuanto mas me retraso, peor me recibe mi marido/ mujer.
Y mas alegre me recibe mi perro.

Saludos a los amantes de los tusos.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

4gata 21/06/2012 | 15:54

A mi tambien me gusto el articulo. Recuerdo un dalmata que tuve que cuando me puse enferma con fiebre urante tres dias, se quedo bajo mi cama y mi madre no podia, casi, sacarlo de alli ni para llevarlo a la calle. Lealtad, cariño y diria que empatia. Sin embago todo lo del articulo no es ley. Ahora tengo dos gatos. Ya llevan 16 años con nosotros y duermen cesca de 18 horas al dia. Eso no es recomendable aprenderlo.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

3dona 21/06/2012 | 15:41

A ver, amo los perros sobre todos los demás animales de compañía. Tengo decadas y generaciones de amigos perrunos en mi haber. Y he visto de todo. Idealizar así a un perro, gato, o lo que prefieras, no está bien. Sí, el articulo es dulzón y tierno, y puede que alguién al leerlo haya decidido ir a comprarse una mascota ya. Craso error. Tu artículo Iván no es fiel a la realidad o por lo menos no es completo. Hay perros rencorosos, miedosos, agresivos, peligrosos. Los que le diferencia de los perros al estilo "101 dálmatas" que has descrito tú, es que no han tenido un buen guía. Para que un perro sea todo eso que cuentas, necesita a su lado una gran persona. Si no no será un animal salvaje, tanto cuando un lobo. Quizás no has asistido nunca al nacimiento y al desarrollo de una camada: Para tu información te diré que las perras después de parir no dejan que se acerque el macho/padre hasta pasada al menos una semana. Y deberías ver como les gruñen y les sacan los dientes cuando sólo está a diez metros de distancia. Un ejemplo de muchos. Disculpa este inciso, yo he aprendido mucho de mis amigos, pero creo que idealizarlos así, es más un daño que un favor.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

2gaucho 21/06/2012 | 14:03

Los animales desde su estado menos desarrollado funcionan más con el sistema límbico. Las personas cuando tienen el neocortex del lado izdo. descompensado, un contacto animal [sistema límbico]les equilibra el funcionamiento de las ondas cerebrales. Se puede experimentar con las ondas binaurales de youtube. Por eso dicen que el amor es lo mas importante [ondas theta].

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

1ecce homo 21/06/2012 | 12:22

Excelente artículo, señor Gil.

No obstante, he de decirle algo si me lo permite:

Los perros NO mueven la cola porque son felices; Dicho movimiento puede obedecer a muchos estados de ánimo, cómo el nerviosismo o la intranquilidad, la inseguridad, la felicidad [también] o, simplemente la predisposición a hacer "algo"......

Un saludo y hasta otra.

Me ha gustado mucho.


Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

CONÉCTATE A LA ACTUALIDAD

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN
BoletínUrgentes
Las más, patrocinado por Caja Mar
ANÚNCIATE BOLETÍN
Nov
2012
1ª Edición
2ª Edición
L
M
X
J
V
S
D

HEMEROTECA

Mostrar Calendarios