LAS CINCO DUDAS QUE NO TE ATREVES A PREGUNTAR

Todo lo que deberías saber sobre la píldora contra la eyaculación precoz

La dapoxetina es una píldora indicada para controlar y retrasar la eyaculación precoz, que está presente en mercado de varios países europeos y a la espera

Foto: Todo lo que deberías saber sobre la píldora contra la eyaculación precoz
Todo lo que deberías saber sobre la píldora contra la eyaculación precoz
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    La dapoxetina es una píldora indicada para controlar y retrasar la eyaculación precoz, que está presente en mercado de varios países europeos y a la espera de superar la fase de estudio en EEUU. Francia ha sido el último miembro de la UE en dar luz verde a la comercialización de este fármaco, que ya contaba con dicha aprobación en España desde 2009, junto a Portugal, Finlandia, Suecia, Austria y Alemania. Su fase de estudio ha ido acompañada de un inusitado entusiasmo en los laboratorios farmacéuticos al presentar la dapoxetina como un revolucionario tratamiento que triplica el intervalo de tiempo entre el inicio de la relación sexual y la eyaculación.

    Este apoyo por parte de la industria al primer medicamento que corrige la eyaculación precoz no ha impedido que surjan voces críticas rebajando su rendimiento y alertando sobre sus efectos secundarios (como insomnio, ansiedad o disminución de la libido) o contraindicaciones (personas con insuficiencia cardíaca). Estas son algunas de las dudas más frecuentes sobre las características y efectos de la píldora que se encuentran los terapeutas en sus consultas:

    ¿Erradica al 100% esta disfunción sexual?

    Los primeros estudios sobre la utilidad de este tratamiento se recogieron en un informe publicado por el British Journal of Urology en el año 2007. En sus resultados coincidieron en señalar la capacidad de la dapoxetina para “controlar y retrasar” la eyaculación en un porcentaje muy elevado de los casos clínicos analizados. Como media, este tratamiento permite triplicar el tiempo de penetración en las relaciones sexuales, por lo que no erradica por completo la eyaculación precoz, sino que la contiene en unos parámetros más apropiados.

    El 90% de las personas que sufren este trastorno eyaculan en un tiempo inferior al minuto, por lo que este tratamiento no es suficiente para alcanzar la total normalidad en el tiempo de duración medio de penetración, establecido en seis minutos y medio. Según los datos manejados por la compañía farmacéutica que comercializa esta píldora en España, un tercio de la población ha sufrido esta disfunción sexual en algún momento de su vida, mientras que el 6,5% la sufre con regularidad.

    ¿Cuál es la mejor solución para superar este trastorno?

    Para alcanzar una solución óptima, la mayoría de especialistas defienden que la administración de esta pastilla se complemente siempre con terapias integrales. La eyaculación precoz no es de origen biológico ni genético, sino que tiene una fuerte carga psicológica. La ansiedad, la falta de autoestima, la angustia o el desánimo son algunos de los trastornos mentales que están detrás de esta disfunción sexual, por lo que lo más eficaz es utilizar la dapoxetina como una “muleta” añadida a la terapia psicológica.

    La pareja tiene un papel central en estos tratamientos para abordar el problema desde ambos puntos de vista y adoptar conjuntamente las llamadas técnicas de focalización sensorial. Por otra parte, se puede combinar con otros tratamientos empleados desde hace años para retrasar la eyaculación, aunque no existe demasiada investigación al respecto de uso para descartar posibles efectos secundarios.

    ¿Para qué no se debe tomar la píldora?

    La propia farmacéutica que comercializa estas píldoras en España, así como los terapeutas sexuales, advierten sobre los peligros de autorecetarse este medicamento si no existe un diagnóstico previo. La dapoxetina no es ningún tipo de afrodisíaco, por lo que se debe tener en cuenta que su consumo no implica que las relaciones sexuales sean interminables o que sirva para batir récords en la cama. Tampoco se trata de un fármaco que mejore las erecciones, como erróneamente se ha difundido en ciertos foros.

    ¿Cuáles son los efectos secundarios?

    Este fármaco necesita de la prescripción médica de un especialista. Según los resultados de un estudio realizado sobre una muestra de 6.000 pacientes, un 10% sufrió vértigo o migrañas por su consumo, mientras que a uno de cada 20 le provocó diarrea, ansiedad, fatiga y sueño. Lo que sí han descartado las investigaciones sobre esta píldora es que produzca efectos negativos al combinarla con otros fármacos recetados para otros trastornos sexuales, como la Viagra, ya que su impacto es leve y tolerable. En un número reducido de casos también puede provocar disminución de la libido y visión borrosa.

    La dapoxetina está contraindicada para las personas que sufran enfermedades coronarias, principalmente insuficiencia cardíaca, como sucede en el caso de la Viagra. Tampoco está indicada para pacientes con hipotensión o hipertensión arterial.

    ¿Cuál es su modo correcto de empleo?

    Estas pastillas deben tomarse unas tres horas antes de iniciar la relación sexual, pero no se debe consumir nunca más de un comprimido al día. Se recomienda que se tome con agua y se evite el consumo de alcohol, ya que de lo contrario podría potenciar sus efectos depresivos. No hay que olvidar que la dapoxetina se desarrolló inicialmente como un tratamiento contra los cuadros depresivos. Se trata de un inhibidor de la recaptación de serotonina, por lo que actúa a nivel cerebral modificando las cantidades de este neurotransmisor que se encuentra alterado en el momento de la relación sexual.

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios