La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

UN NEUROCIRUJANO DE HARVARD AVIVA EL DEBATE

"Sí, hay vida después de la muerte, lo he comprobado"

“He estado sumido en un profundo coma durante una semana en el que viajé a otra dimensión del universo; una dimensión que nunca antes pude llegar
Foto: "Sí, hay vida después de  la muerte, lo he comprobado"
"Sí, hay vida después de la muerte, lo he comprobado"
Autor
Tags
    Tiempo de lectura6 min

    “He estado sumido en un profundo coma durante una semana en el que viajé a otra dimensión del universo; una dimensión que nunca antes pude llegar a soñar que existiese”. Así arranca el neurocirujano de la Universidad de Harvard, Eben Alexander, su relato en primera persona sobre la vida después de la muerte, una experiencia que le ha hecho creer en la vida eterna y que recogerá próximamente en un libro titulado Proof of Heaven: A Neurosurgeon’s Journey into the Afterlife (La prueba del cielo: el viaje de un neurocirujano a la vida después de la muerte).

    A pesar de que el libro no saldrá a la luz hasta el próximo martes 23 de octubre, las tesis de Alexander han generado una intensa polémica en Estados Unidos después de que la revista Newsweek publicase varios extractos del texto. El neurocirujano asegura que antes de vivir esta experiencia había estado bastante alejado de la Iglesia y no creía en la vida más allá de la muerte, pero ahora dice contar con la prueba irrefutable de que estaba equivocado. Precisamente, el debate abierto en torno al relato del médico norteamericano se centra en si una experiencia personal puede ser una prueba científica o no. Para el mayor experto mundial en estos temas, el psiquiatra y filósofo Raymond Moody, no hay duda: “El doctor Eben Alexander es la prueba viviente de que existe vida después de la muerte. Es el caso más asombroso sobre experiencias cercanas a la muerte que he escuchado desde hace más de cuatro décadas estudiando estos fenómenos”.

     

    Se reaviva el debate sobre la vida eterna en la comunidad científica

    La discusión sobre este tema está adquiriendo un creciente auge en el país norteamericano, sobre todo, después de que la prestigiosa fundación John Templeton donase cinco millones de dólares al profesor de filosofía de la Universidad de Riverside John Martin Fischer para que estudiase en profundidad las experiencias al borde de la muerte. Es lo que se ha dado en llamar el Proyecto Inmortalidad. Muchas investigaciones de diferentes ámbitos han intentando con anterioridad abordar este tema. Uno de los estudios previos más importantes se recoge en el ensayo Experiencias cercanas a la muerte entre la ciencia y prejuicio, en el que sus autores, dos profesores italianos de la Universidad de Padua, señalan que cualquier interpretación reduccionista de este tipo de fenómenos suele encontrarse equivocada, ya que las sucesivas investigaciones han demostrado hechos muy diferentes entre sí.La ortodoxia médica suele explicar estos casos como meras alucinaciones causadas por la anoxia (carencia de oxígeno)

    Los ecos de este debate ya han llegado a Europa de la mano del cardiólogo Pim van Lommel, quien se dedica a investigar experiencias cercanas a la muerte (ECM). “Las han vivido miles de personas, pero no todas las explican por temor a ser tachadas de lunáticas o porque creen que las causan la medicación o la enfermedad. No todos experimentan lo mismo, pero sí citan algunas experiencias recurrentes que coinciden en un cruce espacio-temporal”, explicaba el médico en una entrevista concedida recientemente. El cirujano norteamericano sí es de los que cuentan su “visita al cielo” con todo lujo de detalles, “una aventura que comenzó en un lugar espacial, más alto que las nubes. Allí había criaturas muy diferentes a las que hay en la tierra, pájaros y ángeles que, sencillamente, eran formas superiores”.

    Alexander compara los fuertes sonidos que emitían estas criaturas con “unos cantos gloriosos, que más tarde entendí como gritos de alegría”. Su viaje se produjo rodeado de millones de mariposas y una mujer, al modo de un ángel de la guarda, que le repitió tres mensajes concretos en un idioma desconocido pero entendible para el neurocirujano en aquellos momentos: “Sois amados y respetados, os querremos para siempre”, “no tienes nada que temer” y “no hay nada por lo que puedas hacer el mal”. Esta mujer también le prometió que le enseñaría muchas cosas de ese nuevo mundo, pero que inevitablemente debía volver a la tierra.

    Del esoterismo a la física cuántica

    “Sé que esto es tan extraordinario como increíble. Otros médicos me dicen que todo es cosa de mi mente, pero está lejos de ser una alucinación porque fue tan real o más que cualquier otro acontecimiento vital anterior”, asegura Alexander. La ortodoxia médica suele explicar estos casos como meras alucinaciones causadas por la anoxia (carencia de oxígeno). Una tesis que el experto en EDM, Pim van Lommel, pone en entredicho porque “si la causa fuera la anoxia, todos los que vuelven a la vida tras estar cerca de la muerte tendrían ECM porque todos la sufren, pero en cambio, sólo el 18% tiene esas experiencias”.Nuestra muerte sólo es un cambio de conciencia, una transición

    Unas experiencias que suelen cambiar por completo la filosofía de vida de sus protagonistas. “Antes de mi experiencia era muy escéptico con las experiencias cercanas a la muerte. Hoy en día sé que son una realidad. Durante toda mi carrera de más de 30 años fui defensor, al igual que la mayoría de mis compañeros, de que el cerebro genera conciencia y de que vivimos en un universo desprovisto de cualquier tipo de emoción. Sin embargo, lo que me ha ocurrido cambió todas mis creencias y teorías, por lo que tengo la intención de pasar el resto de mi vida investigando la verdadera naturaleza de la conciencia”, añade el neurocirujano. Una postura que cada vez adoptan más investigadores médicos.

    Van Lommel ha llegado a la conclusión, después de analizar a cientos de pacientes con ECM, de que la conciencia “no es más que un retransmisor para esta dimensión de nuestro ser en varias. Es como una radio que, mientras vivimos aquí, sintoniza con este universo”. Nuestra muerte, añade el investigador sólo es un cambio de conciencia, una transición porque “morimos en una dimensión para pasar a otras”. Una teoría alejada del misticismo que el cardiólogo “no creyente” defiende en términos de física cuántica. El caso del médico Eben Alexander no es un hecho aislado. Cada vez son más los científicos que apoyan las teorías sobre las experiencias cercanas a la muerte basadas en el acceso del ser a otro tipo de dimensiones, además de los testimonios de miles de personas con ECM. El debate no ha hecho más que empezar. 

    #89

    Pues yo lo pasé, y no, no vi na de na.

    Ampliar comentario
    #88
    Siempre recordare a un viejo comunista,que toda su vida se vanaglorió de su odio a la iglesia y a dios[y, por supuesto, que nunca se creyo las historias que yo le contaba sobre las realidades de Cuba o la URSS;y que para él, siempre fueron mentiras de renegados y traidores].Tambien a él le llegó su hora;pero con una diferencia:él no creia en nada y a esas alturas de la vida,incluso el creer en algo,hubiera hecho que toda su vida anterior hubiera sido un fracaso,por lo que se mantubo fiel a sus no crencias.
    Pues bien,nunca en mi vida,he visto un ser más angustiado y desesperado ante la muerte;se pasaba los dias llorando como un niño[aún con más de 86 años] de rabia y de impotencia;mientras que otros ancianos de su quinta,vivian felices con su fé y su esperanza;fuera cierta o nó;eso era ya casi, secundario.
    Y el que opine lo contrario,como dice un viejo amigo:miente.
    Pues ante el abismo de la muerte,solo puede haber:esperanza o desesperación; a algunos,muy pocos y cultos, les dejo la escepción, el margen del &034;estoicismo&034;.
    Ampliar comentario
    #87
    Todos los hombres,llevan en su interior,llamemosle &034;un algo&034;,que transciende la propia vida terrenal.Muchos siguen ese algo,ese sentimiento,esa llamada y orientan su vida por caminos espirituales[del tipo que sean, segun el lugar de nacimiento];otros en cambio,son mas, llamenosles, &034;racionales&034;, y solo creen en lo que ven o en la ciencia;o dicen que el tema no les interesa y se declaran ateos o agnosticos
    Personalmente, a lo largo de mi vida,he pasado por etapas de profunda religiosidad,seguidos de otros de total ateismo;durante los cuales, no obstante,nunca renegué de los primeros,ni pensé que fueran alucinaciones de la mente o como se les quiera llamar[ incluso creo que fueron mucho más felices].Pero cuando un dia inesperadamente,la vida te da un grave aviso,ya no vuelves a dudar en tu vida.Con 20 años, pletorico de fuerza y belleza[cantidad],no necesitas[salvo que hayas sentido su llamada]a lo transcendente, para nada;pero cuando estás con casi un pie en la tumba,o has estado a punto de entrar en la misma;la cosa cambia radicalmente.Son pocos los que despues de un acontecimiento asi,no han &034;despertado&034; a una nueva &034;calidad&034; de vida.
    Ampliar comentario
    #86
    El tío descubre que hay vida por ahí y decide acercarse a la iglesia, ya se ve por donde van los tiros...
    Ampliar comentario
    #85
    Nunca he entendido lo del mas allá. De que sirve perder tanto tiempo en discusiones bizantinas? no nos va a reportar ningún cambio en esta vida. Si hay vida o no, no hace diferencia alguna. Incluso si hay vida, es como si no la hubiera pues no hay conexión entre una y otra. Lo mismo con la existencia de un Dios, que solo habla cuando te tomas psicotrópicos, y cuando te habla sin tomarte nada, es siempre mala noticia ... En fin lo dicho, abogo por concentrarnos en lo que está en nuestra mano, hacer, mejorar y quizás cambiar, el resto es pura habladuría.
    Ampliar comentario
    #84
    82 ¿Qué sustancias toma Vd.? ¿Son ilegales? Por favor, indíqueme cuáles son. Estoy ansioso por ponerme hasta los topes [y si es este fin de semana mejor que esperar al siguiente]. Por lo que nos cuenta, sus efectos deben ser ultrapotentes.

    Joder, cómo está el personal...

    :_[[
    Ampliar comentario
    #83
    82 estupendo comentario, lástima que un medio que en algunas cosas es bastante serio dedique un artículo tan largo a dar credibilidad a patrañas pseudocientíficas. Por favor, siga denunciando todo este tipo de chorradas.
    Ampliar comentario
    #82
    Hola, buenas.

    ¿Ehh!? & ¿Ehh!?
    ¿Están ahíii?
    Ampliar comentario
    #81
    NO GRITO. AL HILO DE ESTE COMENTARIO SOBRE LA MUERTE. PORQUE NO SE MUERE EL GOBIENRO EN PLENO DEL PP... Y PSOE DE LO CONTRARIO NOS MATARAN A TODOS. Y COMO DETERMINADO CIENTIFICO INTUYE QUE HAY VIDA DETRAS DE LA MUERTE TODOS LOS DEL CASO GURTEL QUE SE MUERAN ALLA NO PODRAN SIGUIR ROBANDO. SALUDOS.UN INCISO. TODOS LOS LADRONES DE ESPAÑA QUE SE MUERAN. ESPAÑA QUEDARIA LIMPIA DE TRAIDORES.
    Ampliar comentario
    #80
    La vida después de la muerte, es científicamente indemostrable. Solo puede ser entendida por personas de fe, que basan su creencia, no en la ciencia, sino en la Palabra de Dios. El Dr. Eben Alexander, no podrá convencer a ningún escéptico. La Ciencia humana no puede comprobar la aseveración de la Sagrada escritura. El hombre es cuerpo, alma y espíritu [1Tes. 5:23]. El alma da vida al cuerpo. El espíritu da vida al alma. Si el alma se separa del cuerpo, el hombre muere. El espíritu jamás se separa del alma. En una experiencia paranormal, como en el mal llamado VIAJE ASTRAL, que no es ni viaje ni astral, no se da la separación del alma y del cuerpo. El alma vaga por una DIMENSION ADIMENSIONAL distinta a la terrena, sin abandonar el cuerpo. Alma y cuerpo, aparentemente separados, están unidos por un enlace umbilical, como un cordón flexible y estirable que puede romperse. Cuando esto sucede, la persona muere y el alma se libera. El mundo tridimensional desaparece. Es imposible regresar. El hombre pasa de nuestro universo, a uno adimensional, sin pasado ni futuro. Como explicar y dar convencimiento científico sobre esta verdad adimensional, inalcanzable para la ciencia humana?
    Ampliar comentario
    #79
    La vida después de la muerte, es científicamente indemostrable. Solo puede ser entendida por personas de fe, que basan su creencia, no en la ciencia, sino en la Palabra de Dios. El Dr. Eben Alexander, no podrá convencer a ningún escéptico. La Ciencia humana no puede comprobar la aseveración de la Sagrada escritura. El hombre es cuerpo, alma y espíritu [1Tes. 5:23]. El alma da vida al cuerpo. El espíritu da vida al alma. Si el alma se separa del cuerpo, el hombre muere. El espíritu jamás se separa del alma. En una experiencia paranormal, como en el mal llamado VIAJE ASTRAL, que no es ni viaje ni astral, no se da la separación del alma y del cuerpo. El alma vaga por una DIMENSION ADIMENSIONAL distinta a la terrena, sin abandonar el cuerpo. Alma y cuerpo, aparentemente separados, están unidos por un enlace umbilical, como un cordón flexible y estirable que puede romperse. Cuando esto sucede, la persona muere y el alma se libera. El mundo tridimensional desaparece. Es imposible regresar. El hombre pasa de nuestro universo, a uno adimensional, sin pasado ni futuro. Como explicar y dar convencimiento científico sobre esta verdad adimensional, inalcanzable para la ciencia humana?
    Ampliar comentario
    #78
    Todo esto son sueños, sin mucho fundamento; lo coincidente con todos los que cuentan estos casos es que vieron un largo tunel y poco mas, no tiene sentido, mas que el de aparecer en los medios y disfrutar de una efímera fama.
    Ampliar comentario
    #77
    Lo más parecido a un estudio científico es el de Pin Van Lommel, que continúa a día de hoy.

    Pin Vam Lommel

    Y estás son las conclusiones [creencias], del propio Pim Van Lommel

    Entrevista a Pim Vam Lommel

    Observése que no se habla de alma, sino de conciencia. Hablar de alma, cielos, dioses, etc., sólo contribuye a confundirlo todo.

    Ampliar comentario
    #76
    72, Usted habla de filosofía. Una herramienta muy útil para desarrollar el raciocinio, pero inútil cuando se habla de ciencia. O que, en todo caso, va a remolque de ésta.

    Usted cree sin saber [es decir, tiene fe] que el cerebro sigue funcionando durante la muerte. Es la hipótesis más sencilla, y en caso de estudio científico podría ser la elegida. Pero no ha habido experimentos científicos al respecto: sólo intentos. Así que todo son hipótesis.

    Admitamos que el cerebro sigue registrando durante la muerte cerebral. ¿Cómo se explica que alguien cuyos ojos están cerrados y cuya actividad cerebral es plana describa un instrumento quirúrgico empleado durante la intervención, sacado de un armario cuando el paciente ya estaba sin actividad cerebral, y que sólo existe en la especialidad quirúrgica en cuestión?.

    Yo no digo que no haya una explicación fisiológica, pero sí que cuando uno se acerca sin prejuicios a este tipo de cosas, dicha explicación parece muy pobre.

    Y también digo que el éter dio paso al espaciotiempo relativista y que éste podría dar paso un vacío con &034;estructura&034; [el campo de Higgs]. Y que no es descartable que la conciencia sea algo que no esperábamos.

    Ampliar comentario
    #75
    Da igual que haya vida después de la muerte o no, porque sólo nos enteraremos cuando estemos muertos... ¿o acaso este listillo nos va a explicar en su libro como comunicarnos con el más allá? Si pretende que para hacerlo tengo que meterme en un quirófano, lo lleva claro.
    Por muchas discusiones que se hagan no vamos a estar seguros de nada, pasaremos un buen rato leyendo las opiniones de los creyentes, ateos, agnósticos y de los inclasificables. Y eso porque estamos en el siglo 21 porque de haber nacido en la edad media, a la mitad como mínimo de los que opinamos por aquí nos habrían quemado en la hoguera :-]

    De lo que sí podemos estar seguros es que este pavo se va a forrar con el libro.
    Ampliar comentario