La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

UNA BUENA NARRATIVA ES LA CLAVE DE LA COMUNICACIÓN POLÍTICA

¿La derecha sabe gestionar la economía y la izquierda es manirrota e informal?

El poder político en escena (RBA), contiene un recorrido ameno, exhaustivo y sugerente por los caminos de la comunicación política actual. Su autor, el sociólogo Luis
Foto: ¿La derecha sabe gestionar la economía y la izquierda es manirrota e informal?
¿La derecha sabe gestionar la economía y la izquierda es manirrota e informal?
Autor
Tags
    Tiempo de lectura11 min

    El poder político en escena (RBA), contiene un recorrido ameno, exhaustivo y sugerente por los caminos de la comunicación política actual. Su autor, el sociólogo Luis Arroyo, asesor del Banco Mundial y de diversos políticos y corporaciones, es también uno de los expertos en comunicación política más activos. De 2004 a 2008 ocupó diversos cargos en Moncloa, (entre ellos, el de director del gabinete de Secretario de Estado de Comunicación) y fue también director de Gabinete de la ministra Carmen Chacón. Con él dialogamos acerca de cómo la visibilidad a la que están sujetos los políticos y las formas en que la sufren y la utilizan han transformado por completo el terreno de la comunicación en los últimos años.

    Esteban Hernández

    Es peculiar que fuese  Luis de Guindos y no el presidente del Gobierno quien diera la cara en rueda de prensa para hacer público que íbamos a ser "rescatados". Fue un técnico, y no un político, quien compareció para explicarnos que íbamos a seguir las recetas que nos proporcionaban otros técnicos (internacionales) para solucionar los problemas de nuestros bancos. Probablemente ese sea un buen ejemplo del poco lugar que queda en la política contemporánea para las narrativas del liderazgo. La política en los últimos tiempos cada vez es más aplicación de medidas técnicas que vienen del ámbito financiero, y es cada vez menos liderazgo, puesta en juego de visiones, de ideas, de opciones vitales. Desde el punto de vista del comunicador político, como es tu caso, supongo que esa será una dificultad sensible para hacer vuestro trabajo, máxime cuando son estas narrativas las que el elector suele demandar…

    Luis Arroyo

    En realidad, Rajoy y el Gobierno tienen una narrativa sólida. Digamos que va más o menos así: “Estamos haciendo lo que podemos dentro del desastre que nos dejó Zapatero. Tomando decisiones duras pero incuestionables. Si decimos una cosa y hacemos la contraria es porque las circunstancias cambian, y porque aquí lo importante es hacer y no decir.” Efectivamente, es una narrativa poco épica e inspiradora, pero Rajoy no fue nunca ni épico ni inspirador, sino sólo un gestor “como Dios manda.” A la derecha conservadora no le gustan las visiones utópicas y buenistas, de manera que el peligro es que parezca al final que las únicas medidas posibles son las de achicamiento del Estado de Bienestar, desprestigio de la política, austeridad y rigor. Si, además, dentro de unos meses o de algún año la economía mejora ligeramente, ese arquetipo se asentará peligrosamente y le costará infinito al PSOE quitárselo de encima. Se “confirmará” que la derecha es la única que sabe gestionar la economía, y la izquierda es manirrota e informal. Por supuesto, no estoy hablando de lo que a mí me gusta, sino de lo que creo que el Gobierno está transmitiendo. Hay otras posibles medidas y abordajes de la crisis, pero no soy un ingenuo, y creo que el Gobierno aún tiene crédito.

    Esteban Hernández

    Es cierto que esa narrativa del gestor experto que se opone a buenistas ineficientes fue puesta en marcha por el PP desde antes incluso del proceso electoral que le llevó a la Moncloa, pero se trata de una apuesta que tiene sus dificultades. Por una parte, es justamente ser “un líder como Dios manda”, lo que resulta muy difícil. En momentos como este, su tarea debe limitarse a efectuar los ajustes, cambios y reformas que le exijan los mercados relegando cualesquiera otras consideraciones. Si entrasen en conflicto la aplicación de políticas derivadas de creencias religiosas con las recomendaciones de los expertos financieros tendría que optar por estas últimas, y eso eliminaría aspectos culturales y discursivos de la política que tienen peso en los corazones y las cabezas de muchas personas.

    Bush era un candidato nefasto en 2004 pero, frente a un melifluo Kerry, ganó la reelecciónEn segundo lugar, esa narrativa, hasta ahora, ha debido sobreponerse a una realidad que le es completamente adversa. Desde que está en el Gobierno ha acometido duras reformas que no nos han hecho levantar cabeza: ha tomado medida tras medida hasta el rescate y aún así nada se ha apaciguado.  Es decir, que es justamente en ese terreno en el que prometía desenvolverse bien (“soy un gestor”) en el que está fracasando. Y eso obliga a un esfuerzo narrativo excesivo, que le ha llevado, por ejemplo, a vestir la intervención como un premio. Pero, como te decía, no me interesa el ejemplo de Rajoy más que en lo que revela de la política contemporánea. En este sentido, la insistencia en el político como gestor está causando una gran contradicción entre las cosas que ocurren y las que se cuentan. Cierto es que puede funcionar, ya que negar la realidad puede generar éxitos electorales, pero sucede con más frecuencia lo opuesto. Negar la participación de ETA en el 11 M le costó a Aznar las elecciones, y no llamar crisis a la crisis supuso el principio del fin de Zapatero. Son juegos demasiado peligrosos y demasiado frecuentes.

    Luis Arroyo

    Sí, es importante que lo cuentas sea verosímil, pero no te olvides que los políticos construyen la realidad con lo que dicen. El punto es encontrar la narrativa adecuada en el momento oportuno. Como explico en el libro, el liderazgo es netamente contextual. Consiste en surfear olas que vienen. La narrativa tiene que ser, claro, verosímil. Lo que perdió a Zapatero no fue sólo negar la crisis, sino que dio la impresión de ser un líder débil para afrontarla. Es básicamente cuestión de carácter, no sólo ni fundamentalmente de temas, sino de carácter.

    Por otro lado, a efectos prácticos, hay que pensar que un político es bueno o malo en función de quién es su adversario. No hay caballo bueno ni burro malo sino en relación con los otros caballos o burros con los que compite. Bush era un candidato objetivamente nefasto en 2004, pero frente a un melifluo y cambiante Kerry, por impecable que fuera su carrera, en mitad de una “Guerra contra el terror”, ganó la reelección…

    Esteban Hernández

    Ya que lo mencionas, déjame que te felicite por tu libro, que me parece excelente, tanto en las ideas que reflejas como en su estilo. Dicho esto, creo que acabas de señalar varios aspectos esenciales en la lucha político-electoral contemporánea.

    En primer lugar, que lo esencial no es tener un discurso sólido y consolidado sino, por utilizar tu expresión, saber surfear los múltiples inconvenientes que siempre terminarán por aparecer.  En segundo, que lo que se pone en juego es mucho más la personalidad del líder (su “carácter”) que sus ideas. En tercero, y esto lo entiendo substancial, que en la política contemporánea no se trata tanto de atar consistentemente una narrativa propia cuanto de encontrar flancos débiles en la del adversario. No sé si porque resulta más fácil, pero una mayoría de campañas actuales han sido pensadas buscando debilitar al contrincante y no asentar una visión del mundo, una imagen o un discurso inequívocamente propios.

    El carácter es uno de esos atajos heurísticos que la gente utiliza para deducir mensajes de sus líderesY por último, el asunto más relevante, el de la construcción de la realidad. Creo que los políticos no construyen la realidad con sus palabras, sino que tratan de hacerlo. Y en esa tarea entran en confrontación con otras visiones de la realidad, ya provengan de sus adversarios, de grupos de interés, de colectivos ciudadanos, o de la realidad misma, cuyos hechos a veces son tozudos y no se dejan cambiar. Y por estas razones, se trata de un intento cuyo éxito depende en gran medida de contar con los medios de comunicación afines necesarios para difundir ampliamente tu versión de la realidad, y no de tener un discurso sensato o de saber ofrecer las explicaciones precisas a tus ciudadanos.

    Luis Arroyo

    Gracias por lo del libro. Estoy satisfecho con él porque, a pesar del riesgo de integrar perspectivas muy diversas de la comunicación política, desde la zoología a la genética hasta la sociología, creo que queda un texto bien integrado. La comunicación política, hasta donde yo sé, nunca se ha intentado contar de esa manera. Y la gente me dice que lo pasa bien leyéndolo, que era mi otro objetivo.

    Tengo que matizar a lo que comentas que sí creo que lo importante es tener un discurso bien consolidado, (eso que muchos llamamos una narrativa). Pero que esa narrativa tiene que estar en el contexto adecuado y en su momento (lo que te contaba con la metáfora de la ola, que en realidad es de Joseph Nye). El mejor y más coherente relato no encuentra eco y contagio si no se da en el momento acertado. Por poner un ejemplo muy claro, es muy probable que un candidato “perfecto” como Obama, con una narrativa excelente de esperanza y cambio como la suya, no hubiera tenido un resultado mejor que el de Kerry frente a Bush en 2004, porque en ese momento lo que se buscaba era un fuerte “comandante en jefe” para una “guerra contra el terror”. El punto es encontrar el relato sólido en el momento oportuno.

    Un candidato mediocre puede ganar si al otro lado no hay narrativaEl carácter es uno de esos “atajos heurísticos” que la gente utiliza para deducir mensajes políticos de sus líderes. La gente deduce que si ve a Royale salirse de sus casillas en un debate con Sarkozy, seguramente no será capaz de mantenerse tranquila en otras circunstancias difíciles, como con habilidad le dijo el propio Sarkozy en el debate. El carácter emite señales políticas muy relevantes.

    A partir de ahí, sí, en efecto, tu narrativa juega con otra. La política es un juego de suma cero, porque al final la gente sólo tiene un voto. Un relato excelente, con un candidato excelente, puede perder sencillamente porque su adversario era aún mejor y ofrecía un relato aún mejor. Y al contrario. Un candidato mediocre como Rajoy con un relato mediocre (casi inexistente, de hecho) como el suyo, puede ganar si al otro lado no hay narrativa o candidatura atractiva.

    Y, por último, naturalmente, los políticos no son los únicos que construyen la realidad a través del lenguaje. La construcción social de la realidad, que es un fenómeno largamente estudiado, es colectiva, y en ella tienen un papel fundamental, claro, los líderes de opinión: los expertos, los periodistas… pero también los políticos.

    Sí, claro, tu lucha por contar tu relato y que se difunda ha de contar con la alianza implícita (y a veces explícita) de esos líderes de opinión adicionales, entre los que están los medios de comunicación.

    Esteban Hernández

    Por eso los medios tienen cada vez mayor importancia, ya que por muy sólida que sea tu narrativa, está continuamente sujeta a reescritura por parte de quienes la trasladan al votante, y en este orden no es difícil que, como le pasó a Kerry, un mensaje de moderación sea rápidamente traducido en indecisión y en flip-flopping. Eso lleva a muchos políticos a intentar controlar el discurso, la narrativa, pero también a los medios....

    Luis Arroyo

    Por supuesto, pero no te olvides de que las acusaciones de indecisión y flip-flopping no sólo venían de los medios, ni siquiera principalmente de ellos, sino de la propia campaña de Bush hijo, otro político. Medios, políticos y opinantes de prestigio son todos ellos aliados en la construcción de narrativas que, por lo demás, han de contar con el beneplácito o, como mínimo, una cierta aquiescencia del público que luego las extiende en sus conversaciones de restaurante y cafetería. Ese contagio de narrativas sencillas y emocionales, tratado extensamente en El poder político en escena, es clave para que el resultado sea un clima de opinión determinado.

    #6
    La Gran mentira! No hay Izquierda y Derecha, hay IzquierdaDerecha, sería algo así como lo de la Trinidad pero en dos, Es una maquinaria perfecta, o casi, que consiste en ir hacia el mismo objetivo pero de maneras, solo de maneras, muy diferentes, no importa que los viejos vayamos cogiendo &034;el truco&034; siempre que nuevos elementos [cumplidores de 18 añitos] vayan entrando en número suficiente en el &034;juego&034;.
    Ampliar comentario
    #5
    En general todos son unos manirrotos,la Izquierda mucho más que la Derecha.Pero la culpa es de la gente que prefiere oír &034; cantos de sirena&034;a conocer la realidad...

    A veces aparece alguien-Aznar- que,a pesar de ser un borde,por lo menos trata de cuadrar las cifras ruinosas que ha recibido.Y deja una herencia bastante buena que ya quisiéramos ahora;lo hizo bastante bien dadas las circunstancias,pero eso sí, despertó en &034;el pueblo&034; un odio africano porque estaba empeñado en que España pintara algo en el mundo y no les dejaba dormir la siesta como ellos querían y,además,estaban hartos de tanto &034;equilibrio presupuestario&034; y tanta coña.Así que votaron a un tal Zapatero que nadie conocía pero que era &034;muy simpático&034; y que decía que iba a hacernos felices a todos &034;ampliado derechos&034;,a la gente se le caía la baba,&034;éste si que es guay y no el antipático de Aznar.Éste sí que sí&034;...,y todo esto después de un atentado en el que se justificaba a los terroristas...&034;Aznar asesino&034;.Tócate las narices.Eso sí,el tal Zapatero ya luego fue y nos arruinó a conciencia y por varias décadas.

    ¿De que protesta ahora la gente? ¿De su estupidez?

    Ah,que la culpa es de los ricos...Vale.
    Ampliar comentario
    #4
    Y todo este rollo a quien le interesa, tan complicado es decir que Zapatero fue un inutil que arruino a su pais y se hundio cuando se le acabo el dinero para engañar al pueblo.

    Y Rajoy que se aplique el cuento, yo lo veo asi y lo demas chorradas.
    Ampliar comentario
    #3
    Tenemos la experiencia en España nos dejaron en la ruina los socialistas, el dinero lo roban y tiran a manos llenas
    Ampliar comentario
    #2
    ¿La izquierda manirrota e informal? Por favor, si no hay nadie como ella para gestionar la economía y sacar adelante un país en epocas de crisis y de dificultades. Sin ir más lejos en España han tenido un presidente, Zapatero creo que lo llamaban, que en 7,5 años ha doblado casi triplicado las grandes cifras macroeconomicas [deficit fiscal y comercial, paro, etc. etc.] Y todo el solo sin ayuda de nadie más, con dos tardes de economia que le enseñaron.
    Que cosas tienen algunos periodistas, atrverse a cuestionar a la izquierda, que siempre defiende a los pobres, a los descamisados, a los que no tienen para comer; no hay mas que ir a los comedores de Caritas, repletos de politicos de izquierdas dando de comer a los pobres...
    Ampliar comentario
    #1
    Manirrrota e informal..... es inútil, ñoña trasnochada, gobierna para minorías, hace lo contrario a lo que dicen, arruinan países, odian la democracia, es lo peor que le pueda pasar a una nación.
    Ampliar comentario