¿SE PUEDE TENER SEXO Y CONSERVAR LA AMISTAD?

Consejos para ser el perfecto amigo con derecho a roce

Tener relaciones sexuales con los amigos, sin que la amistad desaparezca o se convierta en una relación de pareja, es difícil, pero no imposible. Se ha
Foto: Consejos para ser el perfecto amigo con derecho a roce
Consejos para ser el perfecto amigo con derecho a roce
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    Tener relaciones sexuales con los amigos, sin que la amistad desaparezca o se convierta en una relación de pareja, es difícil, pero no imposible. Se ha hablado mucho sobre los “amigos con derecho a roce” pero siempre ha sido un tipo de relación conflictiva, que muy poca gente es capaz de sostener en el tiempo. Al final uno de los amigos acaba enamorándose del otro, si no lo ha estado desde el primer momento. Sobrevivir al sexo entre amigos es difícil, pero es más sencillo con estas cinco normas.

    1. Ten claro en qué consiste vuestra relación desde el principio

    Esta es la clave principal para tener un “amigo con derecho a roce”. Si es amigo, no puede ser novio. Si la relación se ha construido sobre esta premisa hay que respetarla. De hecho, la propia relación se basa en la convicción de que sois amigos, no pareja, y esa es la base de todo. Hay que tener claro desde el principio que ninguna de las dos partes quiere a la otra como pareja estable. Cabe la posibilidad de que uno de los dos se enamore, en ese caso lo menos doloroso es terminar con la relación cuanto antes.

    2. Encuentra a tu amigo interesante

    Aunque no sea una pareja estable, este tipo de relaciones parten la amistad. Es necesario saber divertirse, y conversar, con nuestro “amigo con derecho a roce”. No hay que engañarse, este tipo de relaciones se basan principalmente en el sexo, pero no se mantienen sólo con él, pues no se puede estar constantemente en la cama. Es necesario que la otra persona nos parezca interesante y divertida, no sólo atractiva. En caso contrario la “amistad con derecho a roce” no pasará del sexo casual. En definitiva, nuestro amigo tiene que gustarnos en el plano personal, no así en el plano amoroso, lo que incumpliría la norma número uno.

    3. No veas a tu amigo con demasiada frecuencia

    En una relación de amistad “con derecho a roce” es imprescindible controlar el tiempo que se pasa junto a la otra persona. Si se queda con demasiada regularidad la relación pasar a ser como la de una pareja normal, y en el momento en que una de las dos partes se de cuenta de ello puede surgir el conflicto. Si se sabe controlar el tiempo que pasamos con nuestro “amigo especial” la relación puede ser duradera, incluso con parejas estables de por medio.

    4. Ten siempre presente que la relación puede terminar en cualquier momento

    No te tortures con esto. Las relaciones “con derecho a roce” son una tipología frágil, un estadio intermedio entre la amistad y el amor de difícil gestión. Es importante tener claro desde el principio que el “derecho a roce” puede acabarse en cualquier momento: en el mismo instante que una de las dos partes se enamore de otra persona.

    5. La atracción sexual tiene que ser muy intensa

    No nos engañemos. Este tipo de relaciones se basan principalmente en el sexo. Es el elemento que justifica un acuerdo de este tipo. Si no existe diversión en la cama no tiene ningún sentido mantener un “amigo con derecho a roce”. 

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    13 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    ÚLTIMOS VÍDEOS

    Simone Biles: Golden Girl - The Trailer
    Alfred vs The Joker
    La guerra de las mujeres en 30 segundos

    ºC

    ºC