La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

¿SE PUEDE TENER SEXO Y CONSERVAR LA AMISTAD?

Consejos para ser el perfecto amigo con derecho a roce

Tener relaciones sexuales con los amigos, sin que la amistad desaparezca o se convierta en una relación de pareja, es difícil, pero no imposible. Se ha
Foto: Consejos para ser el perfecto amigo con derecho a roce
Consejos para ser el perfecto amigo con derecho a roce
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    Tener relaciones sexuales con los amigos, sin que la amistad desaparezca o se convierta en una relación de pareja, es difícil, pero no imposible. Se ha hablado mucho sobre los “amigos con derecho a roce” pero siempre ha sido un tipo de relación conflictiva, que muy poca gente es capaz de sostener en el tiempo. Al final uno de los amigos acaba enamorándose del otro, si no lo ha estado desde el primer momento. Sobrevivir al sexo entre amigos es difícil, pero es más sencillo con estas cinco normas.

    1. Ten claro en qué consiste vuestra relación desde el principio

    Esta es la clave principal para tener un “amigo con derecho a roce”. Si es amigo, no puede ser novio. Si la relación se ha construido sobre esta premisa hay que respetarla. De hecho, la propia relación se basa en la convicción de que sois amigos, no pareja, y esa es la base de todo. Hay que tener claro desde el principio que ninguna de las dos partes quiere a la otra como pareja estable. Cabe la posibilidad de que uno de los dos se enamore, en ese caso lo menos doloroso es terminar con la relación cuanto antes.

    2. Encuentra a tu amigo interesante

    Aunque no sea una pareja estable, este tipo de relaciones parten la amistad. Es necesario saber divertirse, y conversar, con nuestro “amigo con derecho a roce”. No hay que engañarse, este tipo de relaciones se basan principalmente en el sexo, pero no se mantienen sólo con él, pues no se puede estar constantemente en la cama. Es necesario que la otra persona nos parezca interesante y divertida, no sólo atractiva. En caso contrario la “amistad con derecho a roce” no pasará del sexo casual. En definitiva, nuestro amigo tiene que gustarnos en el plano personal, no así en el plano amoroso, lo que incumpliría la norma número uno.

    3. No veas a tu amigo con demasiada frecuencia

    En una relación de amistad “con derecho a roce” es imprescindible controlar el tiempo que se pasa junto a la otra persona. Si se queda con demasiada regularidad la relación pasar a ser como la de una pareja normal, y en el momento en que una de las dos partes se de cuenta de ello puede surgir el conflicto. Si se sabe controlar el tiempo que pasamos con nuestro “amigo especial” la relación puede ser duradera, incluso con parejas estables de por medio.

    4. Ten siempre presente que la relación puede terminar en cualquier momento

    No te tortures con esto. Las relaciones “con derecho a roce” son una tipología frágil, un estadio intermedio entre la amistad y el amor de difícil gestión. Es importante tener claro desde el principio que el “derecho a roce” puede acabarse en cualquier momento: en el mismo instante que una de las dos partes se enamore de otra persona.

    5. La atracción sexual tiene que ser muy intensa

    No nos engañemos. Este tipo de relaciones se basan principalmente en el sexo. Es el elemento que justifica un acuerdo de este tipo. Si no existe diversión en la cama no tiene ningún sentido mantener un “amigo con derecho a roce”. 

    #15
    12 Jeje... Maya y Willy sólo tenían derecho a roce con las flores.

    :_]]
    Ampliar comentario
    #14
    Comentarium significa explicar glosar ; los que estudian saben que un comentario es un escrito que debe contener las frases suficientes que sustenten una postura o permitan facilitar la comprensión del mismo. Aquellos pensamientos, textos u obras complejas y difíciles de comprender requieren de notas, observaciones o comentarios facilitadores Generalmente, obras muy, muy antiguas requieren de estos escritos. Asimismo un comentario puede referir a alguna historia testimonial. En la antigua Roma, el término gozaba de otras tantas referencias como ser: un libro, las memorias de una personalidad pública, escritos que versan sobre la vida de un ciudadano, un ritual pontificio, la colección de actas en las cuales se contenían las sesiones realizadas por el Senado, una pieza judicial que es empleada en el proceso de un juicio, libro que compendia recetas médicas, obras sobre gramática y retórica. En fin, los comentarios estaban escritos para gentes que gustaban de leer y reflexionar. Obvio decir que no se escribían para limitados intelectuales o desganados visuales, pues para los solípedos, sobra la fusta.
    Ampliar comentario
    #13
    Las amistades con derecho a roce, existen. Pero en mayor grado con las ex-novias. Cuando ya hubo relaciones y cuando ya te conoces. A mi me tocó tener una relación [o dos...] de estas características. Lo mas sorprendente es que se mantienen a lo largo de la vida. El artículo esta muy bien planteado. Lo apoyo por su síntesis.
    www.arquiterapiaa.blogspot.com
    Ampliar comentario
    #12
    De todas formas el título del artículo está rematadamente mal. Prácticamente incita a pensar que se trata de consejos para conseguir un buen roce con alguna de esas amigas [según éllas, claro] que quieres beneficiarte, cuando en realidad se trata de las pautas que éllas desearían que tuvieras con éllas, en su mundo ideal. Sí... ese que aparecía en los dibujos de la abeja Maya, cuando Maya y Willy eran amiguitos.
    Ampliar comentario
    #11
    10 Jooooooooooooer que coñazo, tío jajajaja. Este es peor que un panchito ofreciéndote la nueva tarifa plana por teléfono.
    Ampliar comentario
    #10
    Por favor parad al salido este que anda escribiendo novelas en la seccion de comentarios!
    Ampliar comentario
    #9
    No deseo que esta historia pudiese tener receptividad de prejuicios machistas, apenas si deseo establecer que la amistad con derecho a roce es mucho más frecuente que lo imaginado; demás está decir que los actores deberán tener absoluta claridad respecto a sus nulas posibilidades como pareja y obvio expresar que la química y la técnica sexual tiene que ser empática en clave de excelencia, esto es debe dejar intensamente gratificadas a las partes. Cuando ello se da es simple superar la certeza existencial de otro u otra, y el tiempo permite digerir a ese otro como una persona que actúa en otro plano y desde ahí despierta otras afectividades y compromisos y por supuesto también otros proyectos. Proyectos además que de cuajar darán fin ipso facto a la relación, pues si uno fue transparente en su información a la pareja estructural, casi con certeza deberá renunciar a esa amistad, pues una cuestión es que dos lo comprendan y acepten y otra muy distinta que quien llega con distinta afectividad lo trague sin establecer innegociables recaudos.



    Ampliar comentario
    #8
    Cuando regresó, se ubicó en su puesto y por el interno me pregunto si podía atenderla, le comenté que por supuesto; sentada, frente mío me agradeció el gesto y al marcharse decidió comentarme que le agradaría mucho, conversar conmigo alguna vez, pues mi conducta había constituido para ella una lección respecto de los prejuicios. Algunas semanas después coincidimos al salir de la oficina y decidimos disfrutar de ese viernes. Hablamos de lo posible e imposible, y empatamos intensamente desde lo complejo que era haber nacido en un lugar y tener que vivir en geografías distantes de madres, hermanos y amigos. Fuimos a bailar y ello nos comunico además químicamente y el terminar acostados concluyo siendo absolutamente inevitable. Al despedirnos coincidimos que el raid fue intensamente placentero y que valdría la pena repetirlo algunas veces, que las circunstancias fuesen iguales. Y así lo hicimos por ocho años, mientras cultivamos una amistad incomparable, sincera, generosa, confidente y asistencia, pues ella muchas veces lloró sus malos amores en mi hombro y cuando a mi me toco casarme, ella fue apoyo trascendente.
    Ampliar comentario
    #7
    Cuando regresó, se ubicó en su puesto y por el interno me pregunto si podía atenderla, le comenté que por supuesto; sentada, frente mío me agradeció el gesto y al marcharse decidió comentarme que le agradaría mucho, conversar conmigo alguna vez, pues mi conducta había constituido para ella una lección respecto de los prejuicios. Algunas semanas después coincidimos al salir de la oficina y decidimos disfrutar de ese viernes. Hablamos de lo posible e imposible, y empatamos intensamente desde lo complejo que era haber nacido en un lugar y tener que vivir en geografías distantes de madres, hermanos y amigos. Fuimos a bailar y ello nos comunico además químicamente y el terminar acostados concluyo siendo absolutamente inevitable. Al despedirnos coincidimos que el raid fue intensamente placentero y que valdría la pena repetirlo algunas veces, que las circunstancias fuesen iguales. Y así lo hicimos por ocho años, mientras cultivamos una amistad incomparable, sincera, generosa, confidente y asistencia, pues ella muchas veces lloró sus malos amores en mi hombro y cuando a mi me toco casarme, ella fue apoyo trascendente.
    Ampliar comentario
    #6
    Cuando regresó, se ubicó en su puesto y por el interno me pregunto si podía atenderla, le comenté que por supuesto; sentada, frente mío me agradeció el gesto y al marcharse decidió comentarme que le agradaría mucho, conversar conmigo alguna vez, pues mi conducta había constituido para ella una lección respecto de los prejuicios. Algunas semanas después coincidimos al salir de la oficina y decidimos disfrutar de ese viernes. Hablamos de lo posible e imposible, y empatamos intensamente desde lo complejo que era haber nacido en un lugar y tener que vivir en geografías distantes de madres, hermanos y amigos. Fuimos a bailar y ello nos comunico además químicamente y el terminar acostados concluyo siendo absolutamente inevitable. Al despedirnos coincidimos que el raid fue intensamente placentero y que valdría la pena repetirlo algunas veces, que las circunstancias fuesen iguales. Y así lo hicimos por ocho años, mientras cultivamos una amistad incomparable, sincera, generosa, confidente y asistencia, pues ella muchas veces lloró sus malos amores en mi hombro y cuando a mi me toco casarme, ella fue apoyo trascendente.
    Ampliar comentario
    #5
    La distancia nos separo, pero los ocho años que compartimos trabajo y cama con Martha fueron años de amistad irrepetible. Cuando ella me conoció le parecí un imbécil insufrible y así fue que desde la repulsión, solo me daba el saludo. Un mediodía ingreso la secretaria a mi despacho y angustiada me comentó que desde la ciudad donde vivía la familia de quien me aborrecía, llamaron para comunicar que el padre había fallecido. Me informo también que Martha recién regresaría al finalizar la tarde. Cómo sucede siempre en estos casos, nadie deseaba darle la pésima noticia y así por descarte, quede encargado de la tarea. No sabía cómo hacerlo, pero solo atine a instruir se le comprase un boleto en el vuelo de medianoche y que en tesorería le preparasen un sobre con efectivo. Así apareció en el estudio me acerque a su escritorio y le informe que de manera extraña una llamada de larga distancia ingresó a mi teléfono, que la atendí y ahí me enteré que era una hermana de ella, que deseaba informarle, que el padre había sufrido una emergencia médica y que, razonable sería que viajase. Le entregue boleto y dinero y me ofrecí llevarla al aeropuerto.
    Ampliar comentario
    #4
    si ;lo que hay es muchos amigos con derecho a goce ,eso si lo entiendo
    Ampliar comentario
    #3
    Voy a poner algo que constituye, sin duda alguna, una generalización de las que normalmente el 90 por ciento son absurdas, pero que en este caso es absolutamente cierta: Este artículo lo ha escrito una mujer, y además una mujer no demasiado mayor. Sólo una mujer como la descrita puede creerse esas cosas. Mirad, niñas, tomad nota: Un hombre no puede ser amigo de una mujer, salvo que a] sea muy fea; b] NO HAY LETRA B, NI C, NI NADA MAS. Y en el caso de a] yo me lo pensaría dos veces, no sea que cualquier noche vaya uno un poco &034;tajadín&034; y la liemos.
    Ampliar comentario
    #2
    Nunca puede haber amistad, lo que hay son pagafantas.
    Ampliar comentario
    #1
    Ante la &039;dura&039; realidad, el español opta por fantasear, y construir un mundillo que existe en su imaginación. Inmadurez.
    Ampliar comentario