La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

"LA PRIMERA VÍCTIMA SERÁ UNA CLASE MEDIA MUY DÉBIL"

El sistema se acaba y nada será igual: llegan los valores de la nueva izquierda

La única certidumbre que nos ofrece un mundo altamente inestable como el nuestro es la de que nada será igual. Estamos viviendo un gran cambio, provocado
Foto: El sistema se acaba y nada será igual: llegan los valores de la nueva izquierda
El sistema se acaba y nada será igual: llegan los valores de la nueva izquierda
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    La única certidumbre que nos ofrece un mundo altamente inestable como el nuestro es la de que nada será igual. Estamos viviendo un gran cambio, provocado por un sistema que está en las últimas, asegura Vicente Verdú, autor de La hoguera del capital. No estamos ante una crisis, sino ante un fin de ciclo. Una buena prueba la tenemos en el estado de bienestar, cuyas transformaciones no son simples modificaciones coyunturales que sólo estarán operativas hasta que lleguen mejores épocas, sino que se convertirán en permanentes: lo que hoy se cambie ya no tendrá marcha atrás.

    Vamos a vivir, pues, tiempos aún más complicados, cuya primera damnificada será una clase media muy débil. “Ningún sistema puede prosperar cuando sus capas intermedias desaparecen. Por mucho que tengan los ricos, nunca podrán comprar tanto, y en consecuencia, estimular tanto la demanda como una poderosa clase media. Las grandes desigualdades de la renta siempre han producido cracks sociales”.

    Colaboración y empatía, el futuro

    Además, la elección del debilitamiento institucional como fórmula para hacer frente a la crisis ( “un sistema político fuerte habría intervenido para llevar miles de millones de euros a familias y empresas que los necesitaban y hubiera impedido que las agencias de rating jugaran con nosotros”) marca un camino que, “por desgracia”, se agudizará en los próximos años. “Estamos viviendo la alianza entre la política y el capital, lo que ha provocado el aumento de la corrupción, pero también que la acción pública no se haya orientado hacia el bienestar de la población, sino hacia las exigencias de los mercados. Tomar las medidas más crueles para atender las garantías que pide el dinero no es el mejor camino”.

    La autoridad patriarcal nos condujo a los gulags y a los campos de concentración

    Sin embargo, tal cúmulo de elementos negativos no supone que el futuro vaya a resultar tan negro como sugieren sus presagios. También estamos presenciando tendencias emergentes en cuyas enormes posibilidades coincide gran parte de la nueva izquierda, ya provenga del lado socialdemócrata  o del extraparlamentario. Las ideas sobre colaboración, empatía y formas horizontales de ejercicio de la autoridad son el centro de esa izquierda que ha venido a sustituir a la que priorizaba las cuestiones materiales.

    Diálogo, no puñetazos en la mesa

    Es verdad, asegura Verdú, que los momentos de crisis se han caracterizado por la demanda de  grandes profetas y de líderes carismáticos a los que se pide que nos lleven a buen puerto y que mantengan el orden en un mundo inestable. Se trata de un deseo que sigue muy presente en la política de los últimos tiempos, donde gran parte de los líderes se han presentado como los salvadores de las situaciones difíciles, ya proviniesen las amenazas de cuestiones de seguridad (11 S) o económicas (la crisis actual). Pero sabemos que esos modelos, basados en una sociedad jerarquizada y patriarcal, “derivaron en el pasado en gulags y campos de concentración”, por lo que es preciso abogar por modos de ejercer el poder mucho más cercanos. Nada como la autoridad en la familia para simbolizar el cambio: “Hoy los padres tratan de dialogar y de atenerse a los criterios de los demás en lugar de imponer su voluntad a base de dar golpes en la mesa”. Tampoco el orden económico y el político se caracterizan por promover modelos rígidos de liderazgo: “Las empresas, en lugar de competir frontalmente, tratan de aliarse y los países procuran llegar al máximo número posible de acuerdos porque saben que, si actúan de otra manera, los resultados serán desastrosos”.

    Lo emocional y lo empático están en el centro de la toma de decisiones

    La revitalización de lo femenino es la primera consecuencia de este nuevo contexto, en tanto los valores que las mujeres promueven van a estar mucho más presentes en las decisiones que se tomen en los próximos años. En parte por el simple hecho de que la mujer está más presente en la sociedad y tiene mayor influencia en ella, pero también porque, apunta Verdú, “su forma de entender el mundo, más relacional y empática, es una de nuestras grandes necesidades sociales. Ellas han mantenido unidas a las familias, se han preocupado por fortalecer los lazos y han cuidado a quienes lo necesitaban mientras los hombres estaban ocupados. Y esa perspectiva es hoy imprescindible para mantener unida nuestra sociedad”.

    Sentimiento contra razón

    En buena medida, esta insistencia en lo emocional es la mera prolongación de aquella dicotomía habitual entre razón y sentimiento tan habitual en el suelo público del capitalismo de finales del XIX. Pero Verdú entiende que su reformulación apenas guarda relación con expresiones anteriores.  No es posible utilizar el pasado para entender el nuevo contexto, “ya que la diosa razón surgió en la revolución francesa para combatir un mundo supersticioso, tejido por toda clase de cegueras religiosas, y sustituirlo por el pensamiento lógico, la concatenación de las ideas y las premisas científicas. En ese mundo, la emoción era percibida como perjudicial, algo que conducía siempre hacia la perturbación mental. Pero hay que tener en cuenta que hoy la reivindicación del mundo emocional no se hace en nombre de dios, sino de la eficiencia. Política y económicamente, lo emotivo y lo empático están en el centro de la toma de decisiones, de las formas de relacionarse y del modo de ejercer el liderazgo en las organizaciones. Incluso el marketing tiene a la intuición y al corazón en su núcleo”.

    Una transformación que opera en todos los niveles sociales, también en el político. Cuando el ciudadano dice “no nos representan” alude a una tendencia muy habitual, la de hacer desaparecer el intermediario de los procesos comunicativos, que es ya posible gracias  al enorme desarrollo de los medios técnicos. Para Verdú, “si las nuevas formas de relación son tan importantes hoy no es por una visión buenista de la existencia, sino porque, más allá de la fe religiosa o de las identidades culturales, lo que une a la gente es la comunicación. Relacionarse con los demás es el motor subyacente de la especie humana”.

    #12
    10 Iba dirigido al comentario diez ;-]
    Ampliar comentario
    #11
    11 Pues vd ha intentado hacer una critica negativa pero lo unico que ha hecho es retratarse a si mismo. El articulista dice verdades como un templo sustentadas en datos cientificos pese a que no aporte referencias. Le recomiendo que lea a Daniel Goleman o a Eduard Punset, entre otros, luego critique con fundamento.
    Ampliar comentario
    #10
    ¿Alguien a leido el libro?
    Muchas gracias de antemano.
    Ampliar comentario
    #9
    Vaya cantidad de sandeces teledirigidas. Para eso podía haber narrado una de Jaimito o cualquier otra cosa parecida.... No puede pretender interpretar la realidad con un poco de seriedad desde una óptica condicionada por sus colores oscuros de tristales tintados . DE PENA. Sigo creyendo que el confidencial va dando cada vez más bandazos y rellena páginas a veces sin sentido. Bueno es su.... Lo que sea.
    Ampliar comentario
    #8
    Este artículo me recuerda -aunque con más finura- a las parrafadas que echaban los charlatanes que intentaban vender crecepelos en el Far-West. Mucho libro de autoayuda lee la gente.
    Ampliar comentario
    #7
    1 Claro el codigo moral de la derecha es a prueba de ladrones, vease Valencia o todos los escandalos de la Iglesia.
    &034;La educacion sometida al dogma&034;, por casualidad no se refiere usted al nacionalcatolismo ¿verdad?, no, me temo que no, usted se refiere los &034;dogmas&034; de la razon, la ciencia, en cambio apuesto estaria encantado en que estuvieramos gobernado por la Verdad, su verdad, que el evangelio fuera nuestro codigo civil, que su moral fuera nuestra ley, suerte de sharia cristiana, o directamente el levitico, que es mucho mas expresivo en sus sangrientos castigos para los pecadores impios que no temen la ley de dios inventada por los hombres antiguos.
    Aqui nadie esta en contra de la libertad, salvo aquellos que perversamente la quieren para enriquecerse y aprovecharla como fuente de poder y dominacion sobre las clases desfavorecidas, que integran la mayoria de la sociedad.
    Ampliar comentario
    #6
    1 Permítame decirle que está ud &034;sembrao&034;. El artículo, que nos ofrece EC, despide ese olor dulzón de las hojas muertas en otoño,agradable, pero fatuo, hace falta meterse insulina para leerlo.
    Nuestra izquierda sigue con la falacia de que el dinero público es como el &034;maná&034;, que cae del cielo.
    Saludos
    Ampliar comentario
    #5
    1 estoy totalmente de acuerdo con vd., no lo podria haber definido mejor. tanto mediocre que ha surgido como el fungi no lleva mas que a la total destruccion del individuo como ser humano y no como pantufla del discurso izquirdista.
    Ampliar comentario
    #4
    1 Extraordinario comentario para un pésimo artículo [manipulador y buenista: &034;dime de qué presumes y te diré de qué careces&034;.

    Lo que vale de El Confidencial son los comentarios [véase el anterior al mío o los de Pistófilos Creditófagos, por ejemplo], y en Libertad Digital los artículos.
    Ampliar comentario
    #3
    La revitalización de lo femenino los valores que las mujeres promueven su forma de entender el mundo mas relacional y empática . Este discursito gilifeministo [en el fondo machista, porque distingue capacidades en función del género] es como una cancioncilla que suena constantemente en tertulias y/o ensayos como este de Verdú, pero la realidad se obstina en contradecirlo cada día: qué relacional y empática es la presidenta de Argentina, qué alegría de que todas las gobernantas sean como ella, qué gran necesidad social tenemos de su influencia.

    Por otro lado la visión de que la mujer es la que ha mantenido unida a la familia ha fortalecido lazos y ha cuidado de quienes lo necesitaban mientras los hombres estaban ocupados es de una realidad en la generación del Sr. Verdú [vamos, describe a mi madre] pero no creo que sea el reflejo de la mujer joven y por tanto del futuro. Y de el futuro es de lo que habla el ensayo de este visionario de la nueva izquierda.

    En fin, que mezclas unos cuantos conceptos, un poco de feminismo, un poco de perroflautismo y zas, ya tienes un ensayito para publicar. Supongo que lo de &034;sostenible&034; no se le habrá olvidado.

    Ampliar comentario
    #2
    ¡¡¡ Madre del amor hermoso, cuánto perroflautismo!!! Si las relaciones &034;personales&034; son hoy en día tan importantes, es para vender publicidad. Si no hay pasta en manos de la clase media, no tendrá sentido financiar ese gasto relacional [alguien paga el Facebook y compañía que nos salen &034;gratis&034;] y nos volveremos &034;socialmente ciegos 2.0&034;, de vuelta al autismo aldeano.
    Ampliar comentario
    #1
    Pues qué queréis que os diga... a mi me parece que este señor tiene toda la razón del mundo. Hay gente que aún no se ha enterado de los cambios que están por venir. Que la 3a. dimensión se acaba chicos! Entramos en la 4a. y 5a! Con la caída Illuminati/Bilderberg empieza una Nueva Era. Abróchense los cinturones, que vienen curvas... y de las divertidas!!!
    Ampliar comentario