La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

RETRATO DE LOS MANDATARIOS ESPAÑOLES

Qué hay que hacer para ser nombrado ministro

Es varón, tiene menos de 50 años, cuenta con un amplio expediente académico y ha hecho carrera en el sector público. Éste es el perfil del
Foto: Qué hay que hacer para ser nombrado ministro
Qué hay que hacer para ser nombrado ministro

Es varón, tiene menos de 50 años, cuenta con un amplio expediente académico y ha hecho carrera en el sector público. Éste es el perfil del ministro español medio y por anodino que parezca, lo cierto es que en Europa resulta altamente exótico; los ministros del continente suelen ser mayores, tienen menos estudios y no han hecho carrera como funcionarios, sino en el sector privado. Con frecuencia también tienen carnet del partido que gobierna, extremo que en España no es necesario, y persisten en su cartera bastante más que los españoles, muchos de los cuales no resisten ni media legislatura.

Juan Rodríguez Teruel, profesor de la Universidad de Valencia, publica Los ministros en la España democrática, un estudio en que analiza la biografía política de los ministros de nuestro país desde el Gobierno de Adolfo Suárez al de José Luis Rodríguez Zapatero. Un repaso a decenas de personalidades a lo largo de cuatro presidencias y 35 años de democracia para responder una pregunta simple: ¿Cómo son los ministros españoles?

Muy formados, poco valorados

La percepción es que tenemos titulares de baja formación

Hay ocasiones, apunta Rodríguez Teruel para El Confidencial, en que la imagen que tenemos de nuestros ministros no podía ser más distante de la realidad, al menos de la realidad estadística. “La percepción es que tenemos titulares de baja formación, que no saben lo que hacen, que no son validos, que tienen pocos estudios... Éste es uno de los factores clave que apuntalan una cierta desafección social. Los ciudadanos no sienten confianza en la clase política, representada por los ministros”. Un extremo, según Rodríguez Teruel, que no obstante “choca frontalmente con los datos”.

En España, nos cuenta, “siempre han abundado los ministros con títulos universitarios o doctorales, incluso con un amplio curriculum académico en el extranjero”. Algo no tan usual en Europa, donde “los ministros sin título son más frecuentes”. Rodríguez Teruel no lo aduce a razones políticas, sino psicosociales: “En países como Reino Unido, que alguien llegue a ministro sin tener título universitario es visto como una prueba de su valía profesional; en España se percibe como un síntoma de enchufismo”.

Y pone un ejemplo gráfico: “En nuestro país se ha criticado a algunos ministros por carecer de título universitario, como José Blanco, José Montilla, Celia Villalobos o José Luis Corcuera, pero obviando casi siempre cualquier otro tipo de cualificación, su vida profesional o su tasa de éxito en la dirección del ministerio: se trataba de denunciar que no tenían carrera”. “En España –concluye– pensamos en el título como en una formalidad: imprescindible, pero poco importante”. Es algo “en lo que cae el jefe del Gobierno a la hora de nombrar a sus ministros, pero también los medios y la propia sociedad a la hora de evaluarlos”.

¿Cómo se llega a ministro en España?

Aunque Rodríguez Teruel invita a no sacar conclusiones demasiado rápidas: “Pese a que tengan una amplia formación, mi impresión es que los titulares españoles no llegan a ministros por sus estudios, sino por otros motivos”.

La razón para el nombramiento de algunos ministros es lanzar un mensaje al electorado

Uno, nos cuenta, es el fenómeno de la representación descriptiva. “La principal razón para el nombramiento de algunos ministros es lanzar un mensaje al electorado”. Suele ocurrir precisamente después de las elecciones: “Pensemos en algunos de los nombramientos de González en junio de 1993, de Aznar en abril de 2000 o de Zapatero en 2008”. Los presidentes han intentado dar una imagen “de igualdad, de juventud o de modernidad” a través del nombramiento de ministros que, no por nada, “suelen durar muy poco”. En la designación ministerial también pesan factores como “el equilibrio de sensibilidades dentro de los partidos, la recompensa política o los favores personales”. Una vez más, asegura Rodríguez Teruel, tal no contribuye a que los titulares ocupen su cartera durante mucho tiempo.  

Excepciones como éstas y otras particularidades aparte –“como la cartera de Cultura, que suele ser una fuente de sorpresas”– lo determinante para ser designado ministro en España “es la carrera política”. “Algo –señala Rodríguez Teruel– en lo que tiene especial importancia la figura del presidente del gobierno”.

Un gran presidente rodeado de pequeños ministros

El jefe del Gobierno español tiene más poder interno que el canciller alemán

“Nuestro régimen no es presidencialista, pero lo parece”, comenta Rodríguez Teruel. “De hecho, llamamos presidente al jefe del gobierno y no primer ministro, como corresponde en un sistema parlamentario”. Ésta, según el experto, es la gran diferencia entre la democracia española y las de nuestros vecinos europeos. “El jefe del Gobierno español tiene más poder interno que el canciller alemán”, pone como ejemplo. “Es complicado encontrar un parangón similar en Europa”.

Una de las razones es que tradicionalmente, el jefe del Gobierno español concentra tanto el poder ejecutivo como el liderazgo absoluto de su formación política. “Son jefes de partido incontestables”, asegura Rodríguez Teruel. Esto, según el experto, afecta de forma determinante a nuestra manera particular de entender los ministerios: “Aquí no hay un consejo de ministros a la británica, donde el primer ministro tiene que hacer valer su criterio. Los jefes de gobierno tienden a asegurar su autoridad en el Consejo y para eso lo forman con personajes con un perfil político bajo y, según la ocasión y el tipo de ministerio, incluso de fuera del ámbito político”. ¿Tecnócratas? “No necesariamente”, responde. “A veces hablamos de ministros con una gran afección ideológica hacia el presidente que simplemente no están afiliados al partido. Eso –sentencia– no es un tecnócrata”.

Parte de esta diferencia con Europa se debe a la singularidad de muchas tradiciones institucionales, en las que toman parte no sólo los líderes parlamentarios, sino toda la clase política en su conjunto. "La más llamativa es la de no formar por sistema coaliciones de gobierno", algo que "no se ve en ningún país europeo". La coalición sí se practica en las instancias locales y autonómicas de nuestro país, pero en el Gobierno de la nación nunca se incluyen ministros de partidos diferentes al de la mayoría parlamentaria "aunque esta mayoría no sea absoluta". Los Gobiernos, en su lugar, "hacen acuerdos parlamentarios, en muchas ocasiones informales y que no duran la legislatuira".

En muchas ocasiones no llegan a durar más que media legislatura

Así ocurre que “los ministros españoles, en general, carecen de la capacidad de maniobra de sus homólogos europeos. Son menos independientes, duran menos y tienden a no ser los protagonistas de las medidas que emprenden. Un ministro español no dura en el cargo los cuatro o seis años que requiere una determinada política. En muchas ocasiones no llegan a durar más que media legislatura. Tampoco circulan entre ministerios, como suele ocurrir en otras democracias de Europa, ni tienen capacidad para contradecir al jefe de Gobierno, llegado el caso. El cese o la persistencia de un ministro español no tiene tanto que ver con su éxito como sí con que tenga o no tenga desavenencias ideológicas con el presidente”.

Los jefes de gobierno, sintetiza Rodríguez Teruel cuando le preguntamos por el futuro, "tendrían que ser más sensibles con la necesidad de estabilizacion de los ejecutivos creando verdaderos equipos de gobierno en lugar de dedicarse a reforzar su autoridad. Deberían perder la costumbre de utilizar a sus ministros como artillería de recambio cuando su imagen empieza a acusar un problema de desgaste".

#3
Estudio no muy exacto: da la impresión de que los ministros espñoles son gente estupendamente formada que está al albur de los caprichos del presidente. No digo que esto último no sea cierto, pero lo de ministros formados... bueno, es una risa que se incluya en ese epígrafe a la panda de iletrados y zotes zapateriles que hemos padecido en los últimos tiempos. Pero al menos en una cosa si le doy la razón: los ministros aquí duran menos que en los países con auténtica cultura democrática. Será por eso por lo que les gusta tanto llevárselo calentito, y cuidan tanto las sinecuras y prebendas que trincan cuando dejan el cargo.
Ampliar comentario
#2

Pero hombre en que país vives,me imagino que en Suecia o Finlandia.Aquí en este país meridional es ministro cualquiera y si eres mujer más fácil todavía,la &034;chacha&034; filipina que tengo se está pensando hacerse con la nacionalidad,&034;puedo sel ministla&034;,me dice.
Ampliar comentario
#1
Evidente: los ministros de los gobiernos de ZP no cumplieron ninguno de estos requisitos.
Ampliar comentario