EL CRECIENTE NEGOCIO DEL DESEMPLEO

¿Quiénes están ganando mucho dinero con el paro?

Con un paro de más del 20%, pocos negocios están funcionado tan bien en España como los destinados a asesorar a la ingente masa de desempleados.
Foto: ¿Quiénes están ganando mucho dinero con el paro?
¿Quiénes están ganando mucho dinero con el paro?
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min
    Con un paro de más del 20%, pocos negocios están funcionado tan bien en España como los destinados a asesorar a la ingente masa de desempleados. Academias, abogados laboralistas y sindicatos hacen dinero del parado, que necesita ayuda para superar su delicada situación. La crisis ha traido una oportunidad a estos profesionales, pero está siendo tan larga que hasta los más beneficiados están empezando a tener problemas. 

    Abogados y sindicatos, los grandes beneficiados por el paro

    Los abogados laboralistas, agentes necesarios para cualquier tipo de negociación o demanda laboral, han sido los profesionales que más han visto aumentar su volumen de trabajo a raíz de la crisis. Román Gil Albulquerque, socio de Sagardoy Abogados y miembro de la Junta Directiva de la Asociación Nacional de Abogados Laboralistas, calcula que en los últimos tres años el volumen de trabajo de los abogados laboralistas ha tenido “un aumento muy significativo, de en torno al 50%”. En cualquier caso, apunta Gil, las ganancias no se han incrementado del mismo modo que el trabajo. La crisis ha hecho que bajen los honorarios pues “ya no hay dinero ni para pagar las indemnizaciones”. El incremento de los despidos se ha correspondido, además, con un incremento de las demandas laborales. Gil denuncia que “hay un colapso nunca visto en los juzgados laborales y es previsible que pueda agravarse”. “Antes de la crisis”, explica Gil, “una demanda de despido tenía sentencia en tres meses, ahora tarda siete u ocho”.

    Otras instituciones que se están beneficiando económicamente del aumento del paro, aunque suene paradójico, son los sindicatos mayoritarios. Las centrales sindicales de UGT y CCOO cobran un porcentaje sobre las indemnizaciones que recibe cada uno de los trabajadores a través de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE). Este porcentaje, que sirve para financiar los servicios jurídicos y de asesoría, varía en cada expediente pero, según fuentes sindicales, se sitúa entre el cinco y el diez por ciento. El sindicato minoritario CGT ­-que no firma prácticamente ningún expediente, dentro de su política contraria a la existencia de los mismos- ha denunciado esta práctica, e insinúa que el alto porcentaje de acuerdo que existe en los ERE españoles ­–por encima del 90%- se debe a la actitud ante los mismos que tienen UGT y CCOO, que embolsan una importante cuantía por cada expediente. Entre 2008 y 2010 más de un millón de personas han pasado por uno de estos expedientes de regulación.

    Tiempo de reciclarse

    Otro sector beneficiado por el desempleo es el de la formación. El fenómeno no es exclusivamente español, las academias de toda Europa han visto como sus ingresos se doblaban. Uno de los casos de mayor éxito es el de la empresa inglesa Skills Training UK, que ofrece cursos para mejorar la empleabilidad –la capacidad de un profesional para encontrar trabajo-. La empresa, propiedad de un matrimonio, ha pasado de ganar, aproximadamente, 1 millón de euros en 2006 a embolsarse 12 millones y medio en 2010.

    Los cursos del SEPE están desfasados y no se ajustan a lo que pide el mercado laboral

    Aunque los centros de formación para el empleo de España están capeando bien el temporal, no están teniendo tanto éxito como los de Reino Unido. Los cursos gratuitos para desempleados que ofertan, pagados por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), tienen muchísima demanda, pero están limitados a lo que el propio servicio puede pagar. La oferta no ha aumentado desde que comenzó la crisis y, de hecho, está empezando a disminuir. Pedro Clemente, director de Msl Formación, reconoce que están sorteando la crisis, pero no se puede hablar de un aumento del negocio. “Todas las empresas que trabajamos con la administración”, añade Clemente, “estamos teniendo problemas para cobrar los cursos”. A pesar de la ingente demanda, Clemente advierte de que los cursos “están desfasados y no se ajustan a lo que pide el mercado laboral”. Muchos de los programas formativos que se ofrecen a desempleados se diseñaron hace demasiado tiempo y no se corresponden a una demanda real de determinados perfiles. Además de esto, la mayor parte de la gente demanda cursos gratuitos y no están dispuestos a pagar por el resto de cursos que no cubre el SEPE.

    Trabajando la empleabilidad

    Pilar Jericó, experta en análisis del talento y socia directora de Be-up, cree que las empresas deberían Los parados de larga duración pierden la autoestima y muestran una actitud negativa que no ayudatrabajar más la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) para echar un cable a los desempleados. La crisis ha hecho que las grandes empresas, que hasta la fecha tenían ambiciosos programas de formación, bolsas de empleo y programas de prácticas, hayan recortado muchos fondos en este terreno. Jericó cree que la mayoría de la gente no se toma en serio la búsqueda de trabajo. “Cuando estás en paro”, explica Jericó, “hay que tener iniciativa, buscar trabajo es un trabajo”. Los parados de larga duración pierden la autoestima y muestran una actitud negativa que no ayuda a encontrar un empleo.

    Tampoco los trabajadores con nómina deben olvidar la formación pues la seguridad que antes daba la empresa al trabajador ya no existe. Según Jericó, es el trabajador el que tiene que preocuparse por su empleabilidad, ya no se puede esperar una ayuda de las empresas en este ámbito. Jericó es clara: “La crisis implica trabajar más para ganar lo mismo”.

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    11 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    ÚLTIMOS VÍDEOS

    The West Wing- First Female Chief Justice
    TWW: Santos second offer of Secretary of State to Vinick
    El Ala Oeste de la Casa Blanca. Dejad que Bartlet sea Bartlet (1x19)

    ºC

    ºC