CON LA CRISIS NI CAMBIAMOS DE COCHE NI CENAMOS FUERA

"Las familias son la causa de que, a pesar de tanto paro, haya paz social"

Las familias españolas siguen aguantando el chaparrón de la crisis como buenamente pueden: ya no se sale –tanto- a cenar fuera, este año todavía no cambiamos

Foto: "Las familias son la causa de que, a pesar de tanto paro, haya paz social"
"Las familias son la causa de que, a pesar de tanto paro, haya paz social"
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    Las familias españolas siguen aguantando el chaparrón de la crisis como buenamente pueden: ya no se sale –tanto- a cenar fuera, este año todavía no cambiamos de coche, la decoración de la casa aguanta, las vacaciones se acortaron o se suprimieron en 2011... Gastos que antes considerábamos imprescindibles se han convertido en superfluos ‘gracias’ a la crisis económica.

    Eso sí, mientras la gente de a pie se aprieta el cinturón los políticos no dan la sensación de haber tomado nota y sus altos gastos son una de las cosas que más molestan a los ciudadanos, tal y como demuestra el Barómetro de la familia TFW, hecho público este lunes por la asociación The Family Watch.

    “Las familias españolas han madurado, han aprendido a reducir gastos y a ahorrar en cosas que antes podían parecer indispensables. Es como si las familias le estuvieran dando una lección a los políticos”, reflexiona Ignacio Socías, director de The Family Watch.

    Una lección que consiste en prescindir de aquello que, a pesar de ser muy apetecible, no siempre es necesario o urgente. El 66,5% de los encuestados ha decidido retrasar la compra de un coche nuevo o una televisión, así como aplazar reformas en la casa y desembolsos de ese estilo.

    De cerca le siguen los gastos producidos por las salidas a comer o cenar, que se han reducido en un 63,1% de las familias. Además, el 49,5% decidió dejar de viajar o renunciar a sus vacaciones en 2011 y el 26,1% tuvo que recurrir a la búsqueda de ingresos extra para poder llegar cómodamente a fin de mes.

    Altos cargos fuera

    Los ciudadanos, además de haber encontrado sus propias fórmulas para capear la crisis, tienen sus propuestas para salir de ella. En ese sentido, la gran mayoría de encuestados propone, para salir de la crisis, recortar altos cargos (94%), reducir el gasto público (77%), reformar el mercado de trabajo (74%) y bajar los impuestos (61%).

    Para apoyar a las familias, ellas mismas ponen sobre el tapete las medidas que consideran que más apoyo podrían proporcionarles. La implantación de políticas de conciliación laboral y familiar (medida citada por un 91%), el fomento del alquiler y de ayudas a la vivienda (90%) y el aumento de las ayudas al estudio (88%) son las principales. Cabe citar que la medida de ayuda social con menor éxito entre los entrevistados es la de recuperar el cheque bebé (48%).

    La encuesta, que fue realizada poco antes de que el actual Gobierno de Mariano Rajoy anunciara la subida de impuestos, pone de manifiesto que la población en general no es partidaria de este tipo de medidas, así como tampoco lo es de bajar el sueldo a los funcionarios o de congelar las pensiones.

    En opinión de Socías, si hay algún aspecto ‘positivo’ que destacar de la difícil situación económica que atraviesa España, es la solidaridad de las familias. “Ahora son mucho más sólidas que nunca, unos se ayudan a otros, se apoyan, se amparan”, explica. “Es destacable que con un 50% de paro juvenil exista una paz social admirable, cosa que no ocurre en otros lugares con menor tasa de desempleo”, asegura.

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    2 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    ºC

    ºC