LAS EMPRESAS PREFIEREN APOSTAR POR LOS RECIÉN LICENCIADOS

Los desempleados españoles de más de 55 años están condenados a hacerse autónomos

Despedidos, prejubilados, víctimas de expedientes de regulación de empleo… El mercado laboral rechaza los currículos de los parados más mayores, aunque les sobre experiencia y conocimientos.
Foto: Los desempleados españoles de más de 55 años están condenados a hacerse autónomos
Los desempleados españoles de más de 55 años están condenados a hacerse autónomos

Despedidos, prejubilados, víctimas de expedientes de regulación de empleo… El mercado laboral rechaza los currículos de los parados más mayores, aunque les sobre experiencia y conocimientos. Son profesionales en paro que se les coloca en reserva solo por su edad. Según la última Encuesta de Población Activa, 379.800 españoles mayores de 55 años están desempleados, un 15% más que en el cuarto trimestre de 2009. La mayor parte no tiene más remedio que contentarse con agotar la prestación de desempleo o sobrevivir a base de subsidios. El futuro es poco alentador, pero existen caminos para su reinserción en el mundo laboral.

 

Las 38 páginas del Acuerdo Social y económico que se firmó ayer por el Ejecutivo, dejaron en evidencia cuál es el plan de choque de José Luis Rodríguez Zapatero para mejorar la situación laboral de los trabajadores entre 55 y 64 años que están en paro, a quienes se les incluirá en la bolsa de formación que ofrece el INEM. A los que ya no cuenten con ninguna prestación, se les abonará 400 euros en lugar de los 426 que se pagaba hasta ahora) y les incluirá en la bolsa de formación.

 

Los problemas sociales derivados del desempleo se agudizan en el umbral de los 40 años. ¿Cómo se recoloca este colectivo en el mercado laboral si se encuentra desempleado?  Aunque parezca imposible, no todos son puntos negros en el futuro de los más mayores que todavía están en edad de trabajar.

 

Promovida por personas que han sufrido desempleo en sus propias carnes, la Plataforma Nacional de Desempleados pone a disposición de sus miembros los recursos disponibles para buscar salidas al laberinto del paro. Su coordinador, Paco Tejero, cuenta  que allí comparten su problema y encuentran el respaldo que no le prestan los empresarios "o la propia Administración". Su intención es convertir a sus miembros en parados activos y encontrar recursos para no dejar de moverse en el ámbito laboral.

 

Empezar de nuevo no es empezar de cero. Eso lo saben muy bien los trabajadores más mayores que compiten ahora en un mercado laboral cerrado y en el que la mayoría de las empresas prefieren apostar por los recién licenciados. Jone Izaguirre, consultora de capital humano de Creade Lee Hecht Harrison, les aconseja que aprovechen su alta cualificación profesional, sus años de experiencia y sus ganas de trabajar para ser los elegidos a la hora de reinsertarse en el mercado laboral.

 

Autónomos, la salida más factible

 

La consultora aconseja a los más mayores que busquen empleo que lancen un mensaje muy claro: “Potenciar sus aptitudes, crear una nueva red de contactos donde podría encajar su currículum: entregar a viejos compañeros, antiguos jefes, a sus amigos… y mostrar ilusión y ganas de trabajar”. Otra salida frecuente es colocarse como autónomo (free lance) en un sector conocido. Sin embargo, un alto porcentaje de autónomos fallan porque inician el negocio en un momento malo y tienen que competir con otros desempleados que tratan de situarse en el mismo sector con ellos. Y no hay mercado para todos. No obstante, Izaguirre aconseja no olvidar nunca la capacidad de trabajo y la perseverancia sabiendo que la tarea no es sencilla.

 

Las víctimas de esta discriminación no están solos. Pueden recibir asesoramiento en función de sus aspiraciones en diferentes organismos, como Secot, un voluntariado senior de asesoramiento empresarial. Carlos García Cebrián, su coordinador, asegura que el colectivo de voluntarios que conforman la entidad asesora a trabajadores y parados que acuden con sus inquietudes, y ofrecen cursos específicos para adecuarse a las demandas del mercado. Una de las salidas más recurrentes para los parados mayores es convertirse en nuevos emprendedores. En Secot pueden recibir asesoramiento sobre los trámites de constitución, subvenciones, ayudas y financiación. “También se imparten cursos de informática, idiomas, gestión de pyme, programas específicos en áreas que pueden generar puestos de trabajo

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC