La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

La opinión de los expertos: "La educación sexual reduciría los abortos entre adolescentes"

Ni los padres ni los colegios sirven de fuente de información sexual para los jóvenes. Los amigos ya experimentados y los medios de comunicación son las
Foto: La opinión de los expertos: "La educación sexual reduciría los abortos entre adolescentes"
La opinión de los expertos: "La educación sexual reduciría los abortos entre adolescentes"

Ni los padres ni los colegios sirven de fuente de información sexual para los jóvenes. Los amigos ya experimentados y los medios de comunicación son las únicas vías por la que los adolescentes se empapan de cómo se practica una relación sexual, los métodos anticonceptivos que existen o contestar a las dudas previas que surgen ante la primera vez. El Ejecutivo insiste en querer atajar el número de embarazos no deseados. La solución al problema parece ser un anteproyecto de ley para que las jóvenes de 16 años puedan abortar sin el consentimiento de sus padres o, en su defecto, tomarse la píldora del día después sin receta médica. Sin embargo, todavía no se ha planteado aumentar los contenidos obligatorios de sexualidad en colegios e institutos. La solución más sana para terminar con el problema.

 

Algo debe fallar en España para que 112.138 mujeres interrumpieran voluntariamente su embarazo en 2007. 6.000 eran menores de edad y 500 de ellas no habían cumplido los 16 años. Un dato que refleja el deficiente e inadecuado uso de la anticoncepción en el país. Los jóvenes que, según las estadísticas, inician cada vez antes el acto sexual, aseguran no haber recibido de sus padres las primeras nociones sobre sexualidad y anticoncepción, aunque les hubiera gustado. Tampoco parece ser suficiente la información escolar a la hora de afrontar las presiones y los retos que les surgen al enfrentarse a una relación y al sexo. “La educación sexual que reciben es muy deficiente, se mide con cuentagotas”, cuenta Marisol Insua, coordinadora del Centro Joven de Anticoncepción y Sexualidad de Galicia. En la mayoría de los casos, las únicas prácticas que reciben son charlas puntuales de una a tres horas que realizan centros como el suyo. Y, en ese escaso tiempo, debes comunicarle lo básico: “Cómo se coloca un preservativo o por qué se rompe, qué enfermedades se puede transmitir por vía sexual y resolver sus dudas, que son muchas”.

 

A todos les entra la risa nerviosa y les da vergüenza preguntar sus inquietudes. Aun sabiendo que ésta será la base de la educación que reciban sobre las prácticas, las responsabilidades y los distintos tipos de relaciones afectivas que establecen las personas. Será la base porque, en los colegios e institutos, los contenidos obligatorios sobre sexualidad se reducen a un tema en Ciencias Naturales en 3º de la ESO, con 14 años, donde los profesores explican la parte biológica del ser humano. Ni rastro de las enfermedades de transmisión sexual o qué métodos anticonceptivos utilizar. Hay colegios e institutos en los que no ni siquiera existe esta educación y, otros, en los que se imparte más materia. Pero sigue siendo insuficiente. Entre el 15 y el 22% de los jóvenes de 15 a 18 años no utiliza el preservativo, y uno de cada diez practica la marcha atrás.

 

Los pocos adolescentes que tienen el honor de acudir a un curso sobre educación sexual no pueden contener la risa cuando escuchan las palabras condón, pene o sexo. La toma de contacto siempre es tensa. No se atreven a preguntar, agachan la cabeza, se enrojecen, se mueren de la vergüenza. La asistente social siempre rompe el hielo. “¿Alguien sabe cuándo se puede quedar o dejar embarazada?”. “Cuando lo haces sin…”, murmura alguien al fondo. “Pero si te quedas embarazada la responsabilidad es tuya, no de tus padres”, comenta una chica. “Claro, mi prima se tomó la píldora a los 16 sin decírselo a nadie, porque ya podía”. Ésa es la única vía de contacto con información, a veces ciertas, a veces no, de qué es y cómo se practica la sexualidad.

 

“Si no lo has hecho nunca, es normal que no sepas, ¿no?”, pregunta una joven. Las hay que tienen la menstruación y ni siquiera saben qué es el himen. Incluso han llegado a preguntar si hacerlo en la piscina evita el embarazo. En todos los casos la homosexualidad sigue siendo el tema más tabú al que se enfrentan. Ellos siguen dejando ver comportamientos machistas. Ellas prefieren agradar más a ellos antes que a ellas mismas.

 

Las expertas dicen que los temas que más preocupa a los jóvenes son las dudas sobre la primera vez, cuándo falla un anticonceptivo o cómo se transmite enfermedades sexualmente. “Muchos ni siquiera saben cómo colocarse un condón”, insiste Insua. Se cabrean porque se está tratando “la punta del iceberg”, el aborto, y el problema de fondo pasa de largo.

 

Los expertos miran hacia países donde la educación sexual está implantada desde infantil hasta la universidad, como Holanda, un modelo a seguir por ostentar el honor de tener la tasa más baja de abortos en adolescentes de Europa. Gracias, dicen, a su base de educación sexual desde pequeños. “Hay que informar a los jóvenes, que se comporten y tengan una actitud y un comportamiento con la sexualidad responsable”, reivindica Insua.

 

Por eso, Insua coinciden en que hablar de educación sexual para jóvenes es una obligación de todos. Padres, profesores y médicos deben sentir propia la responsabilidad de educar sexualmente a sus adolescentes para evitar una salida que cada vez tiene más facilidades: practicar un aborto no deseado.

#36
Compartir
18 Pues me alegro por Vd. que su señor hijo decida no hacerle abuelo ¿y si comete el error de nacer niña y su nieta saliera una putiguarri [como seguramente lo sería su nuera, la que &034;cazó&034; a su virtuoso hijo]? Sí, desde luego eran mejores sus tiempos, donde pagaba y elegía quien le desvirgaba, en estos pecadores tiempos las chicas son fulanas deseosas de pillar ets y quedarse preñás del primer descerebrao que conocen en un Museo ¡Perdón! Quise decir Biblioteca ¡Perdón de nuevo, no me acordaba que en su casa son analfabetos funcionales! Quizás se conocen [descerebraos/putiguarris]en esos cultos sitios como los que frecuenta casualmente su hijo: botellones, o el asiento trasero tuneados al ritmo del tunda tunda, o la disco donde regalan éxtasis....
¿Porque no le plantea el celibato a su hijo? Como ya está harto de la jodienda, tampoco le costará mucho renunciar a ella.....Por cierto, suerte que solo tuvo hijos varones, les educará Vd. sexualmente como campeones....no digo de qué.
Ampliar comentario
#35
Compartir
sigo aquí => del deseo sexual y la realización del mismo, antes de que se establezcan los mecanismos de desarrollo aprendidos o permitidos por los agentes. Es en la cabeza del deseo donde hay que incidir y educar. Lo que quiero expresar es tan sencillo como que educar es algo más que hacer aprender la gramática o los Mandamientos de la ley de Dios. Cualquier pecador se sabe los mandamientos. Cualquier estudiante de inglés sabe el verbo &034;to like&034; y también que en la tercera persona del singular es &034;he likes&034;, es decir, que se tiene que añadir una &034;s&034;. Se sabe, pero no se hace. Y en este último caso, fallan los profesores que confunden &034;la situación de aprender&034; con la situación de &034;hablar&034;. El adulto puede acelerar el aprendizaje de una lengua mediante la gramática, pero es inevitable que aprendan también desde la vivencia de la &034;situación de la comunicación&034;, siendo el profesor que ha de inducir tales situaciones. En el sexo, la educación pasa por la expresión transparente de las tendencias individuales: éstas han de ser el objeto de análisis y educación. Hay que catalogar comportamientos y discutirlos, analizarlos desde múltiples puntos de vista y hacer reflexionar al alumnado.
Ampliar comentario
#34
Compartir
Me temo que este tema, como otros muchos, hacen presencia forzosamente en nuestra sociedad y que los tratamos con una superficialidad y distancia enormes. Los grandes temas de la historia han dejado poca huella en nuestro país y desde hace siglos nos movemos más entre modas que entre temas ante los que nos comprometemos altruistamente y con los que nos identificamos al menos intelectualmente. Si el sicoanálisis [se me ocurre porque acaba de morir Castilla del Pino] apenas mereció un tratamiento serio y profundo [independientemente de las posibilidades de éxito de su aplicación] en nuestro país y fue fácil decantarnos hacia el conductismo americano, no es porque uno fuera mejor que el otro, sino por nuestra falta de capacidad de profundizar en las cosas y nuestra ansia de sacar rédito inmediato a lo poco que sabemos. Se habla de educación sexual y se confunde con la &034;información&034; sobre el tema. Educación e información son tan diferentes como lo puedan ser palabras tan comunes como comprender y entender. Educar en este tema sería por ejemplo llegar a todas las variantes de nexos de unión entre el surgimiento [no la inducción] del deseo sexual y la realizazión del mismo, antes... sigo
Ampliar comentario
#33
Compartir
Educación sexual para adolescentes, muy bien. Pero ya en el primer párrafo de la información mezcla usted la píldora poscoital, no abortiva, y recurso de emergencia, con la futura ley del aborto. Mal comienzo.
La poscoital o del día siguiente es un recurso necesario, puede ser polémico si se da con receta o sin receta, pero tiene que estar disponible con las garantías que se quiera cuando se demande por una mujer en edad fértil, ya que sólo tiene efecto en las 72 horas siguientes y quien la pide, sea por paranoia o precaución es porque ha tenido una relación de riesgo.
El aborto es otra cosa. No se hace esta ley para que se pueda abortar sin consentimiento paterno sino para que ninguna mujer vaya a la cárcel. Ya veremos en qué queda el anteproyecto, pero me gustaría que el plazo de 14 semanas se redujera a 12 o diez. Lo de los 16 años me parece discutible pero no grave, porque si tienen confianza con sus padres se lo van a decir, y si no, 16 años son suficientes, ya que a esa edad pueden también consentir relaciones con adultos.
Ampliar comentario
#32
Compartir
Este comentario ha sido eliminado por el moderador.
Ampliar comentario
#31
Compartir
28 MOTAONE, las clases de educación sexual que recibí yo en la EGB no incitaban precisamente al sexo... claro, que era un colegio de curas...

Debe ser por eso por lo que los dirigentes del PSOE llevan a sus hijos a colegios privados...
Ampliar comentario
#30
Compartir
27 BESTIANEGRA, precisamente por lo que dices en tu última frase se producen muchos de los embarazos no deseados, así que estamos como al principio... ¿qué hacemos?

Yo lo tengo claro: autoridad. Para eso y para tantísimas otras cuestiones de la vida de un adolescente [alcohol y drogas, formación...]
Ampliar comentario
#29
Compartir
18 VARONLIBRE, por lo que cuentas, me da la sensación que el que es un &034;putiguarri&034; de mucho cuidado ES TU HIJO... ¡jajaja!
Ampliar comentario
#28
Compartir
Todos los graves problemas que acarreamos con la juventud y adolescencia de índole sexual han explotado desde que se imparte educación sexual en las aulas.

Y se equivocan los expertos, puesto que los adolescentes no están preparados psicológicamente para mantener relaciones sexuales adultas, porque no son adultos. El sexo es algo muy serio como para tomarlo como si de un juego se tratase. Sí, es divertido hasta que te enfrentas a un embarazo, a una enfermedad de transmisión sexual, desamor, etc.

Los adolescentes deben ser tratados como adolescentes, no como adultos, porque aún no lo son. Y TODAS las clases de educación sexual van dirigidas a la ORIENTACION sexual, que básicamente es una invitación a su práctica.

Es inúntil creer que un adolescente, que en muchas ocasiones no sabe controlar su ira, su desidia por los estudios, o mantener buenas relaciones con sus familiares [cosa propia de la edad], pueda tener el autocontrol necesario para hacer del sexo algo responsable...

Esos &034;expertos&034; son unos ignorantes del más sencillo y natural sentido común.
Ampliar comentario
#27
Compartir
Buenas foro, a mis venti pocos años tengo que decir que una de las clases más utiles que dieron en mi instituto público fué educación sexual. Tenia 14 años o asi. Vino una chica voluntaria de la Cruz Roja a darnos una charla sobre preservativos y otros metodos anticonceptivos, además de enfermedades de transmisión sexual. Fueron dos clases, nada más, pero fueron muy útiles y quitaron muchas dudas. Era asombroso ver como todos en clase prestaban atención con la boca abierta. Mi instituto no era famoso por el comportamiento de los alumnos.
La educación sexual es muy necesaria. Las nuevas generaciones van más rápido de lo que nos imaginamos. A los 15 años fui a EEUU y allí eran pocas las vírgenes que llegaban a los 13. Me pareció una abominación. Pero eso está pasando aquí ahora. Lo mejor que se puede hacer es informar, sobre todo de las consecuencias. En EEUU todos los adolescentes están obsesionados con el sexo, nada mas ver las peliculas que hacen [American Pie, Superbad...]. Hay que educar a nuestros adolescentes a que se tomen el sexo de forma seria. Lo hagan o no ya no es cosa nuestra porque los adolescentes tienen sus maneras de hacer lo que quieren sin que sus padres se enteren...
Ampliar comentario
#26
Compartir
Tengo contacto con profesionales que sufren el fracaso que trata la noticia y el problema es mucho mayor que el que sale en los medios.
Es falso lo del desconocimiento, Practican el sexo [¿tendremos que utilizar, también la palabra “género” para ser del todo correctos? -interrupción voluntaria del embarazo, violencia de género…-] sin condón, porque a su chico no le agrada hacerlo con él y ella no lo previene de otras maneras, por achaques similares y porque disponen de la píldora del día después. Vamos camino de lo que sucede en Rusia y Cuba, p.e. Bastantes repiten.
Cuando la familia fracasa y la educación lo hace desde la escuela maternal hasta la universidad, acudimos a ellas como solución.

1 En mi opinión no acierta Vd. ni una. Conozco colegios que tratan este tema desde hace más de 30 años.

Y hoy me puedo ir contento a dormir. La redactora me ha enseñado algo importante al escribir: “Los pocos adolescentes que tienen el honor de acudir a un curso de educación sexual…” Honor, honor… pensaba que era otra cosa.

Si Peroncito Iluminado lee el artículo, es posible que adopte el término y pronto hablaríamos todos de este tipo de honor con este nuevo significado
Ampliar comentario
#25
Compartir
Pero si lo mismo que decís de las mujeres támbien a pasado con los hombres, los tios tiene la hormonas a flor de piel no solo la chicas asi que no miremos solo lo que nos conviene, critiquemos el panorama completo y emvolver a todos en el mismo paquete es un error, sin hacernos los de la &034;vista gorda&034;
Ampliar comentario
#24
Compartir
Es una cuestión matemática. Si aumentas el uso del preservativo un 400% y a la vez aumentas las relaciones sexuales al 400 %, pues hasta aquí se compensa y queda el 100% de nuevo para el caso de embarazos no deseados. Pero si además aumenta el hedonismo, la falta del respeto por la otra persona, y todo lo que se os ocurra, pues es normal que aumente el caso de abortos aunque aumente el uso del condón.

Nota: niña de 16 años, yo lo hago sin condón porque sino mi novio se va con otra. ¿Qué hace Bibiana para arreglar esto. Lo único que va a mejorar con la ley del aborto es que habrá menos fracaso escolar, porque habrá menos niños, claro, porque el índice seguirá siendo igual de malo.
Ampliar comentario
#23
Compartir
18

Jejejejejeje... como toda caricatura es divertida, y está basada en la realidad, pero también un pelo exagerada, no????

Pero algo de cierto hay. Yo estoy en los 30 y debo decir que sí, lo que ha cambiado es la parte femenina, porque los tíos somos básicamente iguales. Vamos, mi panda era bastante parecida a las que veo por ahí ahora, pero las chicas sí son diferentes. Todavía recuerdo con escalofríos el ver como una niña de no más de 11 o 12 años le hacía una felación a un twister [un helado de estos faliforme], delante de cuatro o cinco chavales, y con un estilo que para sí quisiera alguna actriz porno. Y en una plaza en el centro de la ciudad, a las 6 de la tarde y rodeada de gente.

No creo que sea lo habitual, pero no deja de dar miedo. A mí me dio muchísimo miedo, vaya. Y eso antes [hace 10 o 15 años, no hablo de la dictadura] era inimaginable. Por cierto, yo creo que de los cuatro chavales tres no pillaron la idea;], seguimos siendo igual de pardillos que siempre.
Ampliar comentario
#22
Compartir
18 Señor lo que yo me cuestionaría en su caso es con que clase putiguarras andará su hijo y que clase de amistades tiene por que obviamente no en todos los casos es lo mismo,
y con la misma ganas de follar que se pueda tener se puede decir no o que eso también solo lo debemos decir nosotras, y dejeme decirle que si tal es su noción de las cosas y la educación que le dio a su hijo pues no me sorprende que su hijo sea un guarro!
Ampliar comentario